El Sosneado

El Sosneado

En los alrededores de este pueblito sobre la ruta 40 hay travesías en 4×4, un hotel abandonado con piletas termales, ríos, lagunas y más.

La mítica Ruta Nacional 40 une muchos de los destinos más impactantes de nuestro país; algunos más conocidos que otros. Dentro de los menos explorados se encuentra El Sosneado, un pequeño poblado ubicado en San Rafael, en la provincia de Mendoza, una zona de naturaleza agreste con un clima especial en plena Cordillera de Los Andes. Al pie de la cordillera mediante un camino consolidado se bordea el Río Atuel Superior y de aquí se accede a la Laguna El Sosneado, a la Cueva del Indio y a las ruinas del Hotel Termal El Sosneado, que aún conserva una pileta al aire libre con aguas termales con propiedades curativas.

El Sosneado es uno de los territorios que ha tenido un fuerte crecimiento en materia de turismo ya que varias agencias han logrado sacar a relucir las maravillas naturales de este distrito y son muchos los turistas que se van enamorados de las excursiones de la “alta montaña” sanrafaelina.

Una de las agencias que hace la excursión destaca que “conocemos las Salinas del Diamante (otro espacio que es cada vez más buscado por el turismo), se degusta un sándwich de jamón crudo y luego los baños termales en medio de la cordillera. Antes de terminar la excursión se visita la Laguna El Sosneado”.

Otra de las empresas la ofrece con “rafting en el Atuel Superior”. De esta manera, realizan el recorrido hasta El Sosneado, visitan la laguna, el hotel abandonado y terminan haciendo rafting de grado IV.

Ya son entre seis o siete las empresas que desde San Rafael ofrecen salidas regulares durante el verano para ir a conocer El Sosneado, un punto que para el turismo es cada vez más atractivo.

Surcado por el río Atuel y en plena zona cordillerana, es un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza. Gran parte de su oferta se concentra en torno a las actividades al aire libre: los amantes de la aventura pueden hacer travesías en 4×4 o mountain bike por caminos sinuosos, trekking y andinismo en las alturas.

Además está la opción de cabalgar hacia rincones que guardan huellas de los pueblos originarios de la región, o de hacer una excursión hasta el Glaciar de las Lágrimas, denominado Homenaje al Avión de los Uruguayos, expedición que arriba a los restos de la aeronave que transportaba al seleccionado de rugby que colisionó con la montaña en 1972 (y que inspiró la película ¡Viven!). Otras alternativas son visitar la Laguna El Sosneado, donde se puede pescar truchas, o acampar en soledad en el medio de la montaña. Expediciones entre tres y cinco días que la montaña esconde, entre ellos el nacimiento del Río Atuel y sus cascadas, el Volcán Overo.

 

Aguas termales

Quienes prefieran relajarse pueden visitar los restos del antiguo Hotel Termas El Sosneado, al pie del volcán Sosneado, hoy inactivo. El hotel se inauguró en 1938 como una opción de alojamiento de lujo, aunque cerró unos años más tarde, en la década del ’50. Después de años de abandono y desmantelamiento, hoy se pueden ver los restos del establecimiento, donde todavía funcionan las piletas de aguas termales al aire libre. Se ubica sobre la Ruta Provincial 220, a 2.180 metros sobre el nivel del mar.

 

Datos útiles

El Sosneado se encuentra a unos 50 kilómetros de Malargüe, a unos 140 de San Rafael y a aproximadamente 275 de la ciudad de Mendoza.

Agendá este destino para cuando vengas a Mendoza.

 

Fuente: Voy de Viaje y Diario San Rafael

Artículos Relacionados