Las revoluciones que se suceden en las ciudades y en los viajes crean una oportunidad de convertir el turismo urbano en un propulsor de ciudades más inteligentes, sostenibles, e inclusivas.

Según las conclusiones de la 3ª Cumbre Mundial sobre Turismo Urbano, celebrada en Barcelona (España) los días 9 y 10 de diciembre, los nuevos paradigmas de este tipo de turismo deben abordar temas esenciales: la participación ciudadana, la mejora de la investigación y los datos para guiar la planificación y la gestión, las asociaciones público-privadas, la creación de clústeres y la integración sistemática de la tecnología, la innovación y la sostenibilidad.

El turismo se ha convertido en un componente central de la economía, la vida social y la geografía de muchas ciudades del mundo, y tiene muchas posibilidades de ayudar a aprovechar las oportunidades que ofrece la urbanización.

En la cumbre se debatió sobre los elementos necesarios para desarrollar nuevos paradigmas en este ámbito. El evento estuvo centrado en cuatro áreas clave: el entorno cambiante, el conocimiento y la tecnología, las mediciones y los medios para hacer que el turismo beneficie a la ciudad y a sus alrededores.

Los participantes insistieron en la necesidad de desarrollar productos pensados para el mercado y basados en estudios, alertando sobre la falta de una investigación suficiente que permita medir debidamente el turismo urbano, su impacto y sus tendencias.

Además, los participantes hicieron hincapié en la necesidad de hacer que las ciudades puedan ser disfrutadas por todos –ciudadanos, turistas e inversores–, y en expandir los beneficios del turismo a sus alrededores, a fin de multiplicar su impacto y gestionar la congestión.

Uno de los aspectos centrales señalados para ese nuevo paradigma del desarrollo del turismo urbano fue la creación de clústeres en los que participen actores públicos y privados de todos los sectores, una iniciativa que exige que se tome conciencia de que el turismo es un instrumento político de cohesión social y conservación cultural, más allá de su aportación fundamental como actividad económica.

Los participantes alertaron asimismo de la necesidad de discutir los nuevos modelos de negocio que emergen del llamado consumo colaborativo, y de evaluar su integración en la planificación y el desarrollo del turismo.

En la inauguración del evento, el Secretario General de la OMT, Taleb Rifai, subrayó la importancia de contar con la población autóctona en todo el proceso de desarrollo del turismo: «Deberíamos tener siempre en mente que el turismo tiene lugar en una comunidad y que una ciudad que no es buena para sus ciudadanos nunca será un buen destino turístico. Si la ciudad es buena para sus habitantes será buena para los turistas; si les gusta a sus ciudadanos, les gustará a los visitantes».

La ministra de Turismo de España, Isabel Borrego, afirmó: «El turismo es una prioridad para España y ya que puede incidir en dos de nuestros principales objetivos estratégicos: superar la estacionalidad e incrementar el gasto medio».

La 3ª Cumbre Mundial sobre Turismo Urbano: Nuevos paradigmas en el desarrollo del turismo, fue organizada por la OMT, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España y Turismo Barcelona, con la colaboración de la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación de Barcelona.

Fuente: Pulso Turistico
17/12/2014

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.