Este año cruzarán 3 millones de personas a Chile, 1 millón más que las que lo hicieron en 2014.

No es ninguna novedad que el paso internacional Cristo Redentor, el principal puente de integración entre Argentina y Chile, quedó chico. Hasta el último día de noviembre, por todo el sistema integrado (complejos Los Libertadores -Chile- y Horcones -Argentina-) transitaron 2.888.000 personas; y las estimaciones garantizan que 2017 cerrará con más de 3.000.000.

Si se tiene en cuenta que en 2014 circularon casi un millón menos de personas por ese paso fronterizo (fueron 2.006.329), el aumento en estos 4 años llega a 50%.

“Sin dudas uno de los factores que más influye en este crecimiento es el tipo de cambio favorable. Si antes la gente iba sólo por vacaciones, ahora las combina con compras. Y eso es clave”, destacó el delegado regional de Migraciones en Mendoza, Alejandro Diumenjo.

“Antes enero, parte de febrero y Semana Santa eran temporada alta. Pero ahora con los fines de semana y los feriados, es algo constante y permanente. La gente viaja en todo momento”, agregó el funcionario, quien confirmó que 2017 cerrará con más de 3 millones de personas cruzando los dos complejos fronterizos: “Este verano estamos preparados para marcar un nuevo récord, ya que en enero se suma la visita del Papa a Chile y todos los argentinos que van a viajar para la ocasión”.

En tanto, por el paso Pehuenche (Malargüe) ya cruzaron 105.000 pasajeros en lo que va del año.

Enero y febrero

Según la estadística del Servicio Nacional de Aduanas de Chile, el quiebre en la cantidad de viajantes se dio entre 2015 y 2016. En el primero de estos años fueron 2.360.000 las personas que transitaron por el corredor internacional (30% menos que este año), mientras que en 2016 la cifra ascendió a 2.900.000.

Poniendo la lupa en 2017, por lejos enero fue el mes con más actividad aduanera. Si sumamos los 307.079 pasajeros que ingresaron a Chile por Los Libertadores a los 307.404 que hicieron lo propio a Argentina por Horcones, pasaron por ambos controles 614.483 personas.

En febrero, en tanto, circularon 450.567 pasajeros, siendo el segundo mes con más movimiento (aquí fueron más los chilenos que vinieron a Mendoza, ya que la costumbre trasandina es la de vacacionar durante el segundo mes del año).

En relación a 2014, la diferencia es abismal entre ambos enero. Es que hace 4 años apenas se contabilizaron 280.047 personas, menos de la mitad de los de enero de 2017). Lo mismo se observa en febrero de 2014: en aquella oportunidad pasaron 213.810 personas.

Un dato más sobre este año: fueron 875.000 vehículos los que cruzaron a ambos lados de la cordillera.

El Pehuenche 

El paso Pehuenche se fue convirtiendo de a poco en una alternativa para cruzar a Chile. En especial, en aquellas fechas de altísima demanda en el Cristo Redentor (vacaciones, fines de semana largo, entre otras). Con el agregado de que se trata de un camino más agreste (no transitan vehículos de carga, por ejemplo).

Hasta la fecha y durante 2017 han cruzado 105.000 pasajeros en más de 30.600 vehículos (particulares y colectivos) por este paso ubicado en Malargüe. De ellos, casi 65.000 lo hicieron entre enero y febrero en más de 20.000 rodados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.