Advirtieron que, de no encontrar una respuesta global al tema de las agencias on line, el negocio se concentrará en pocas manos y con servicios de baja calidad. La principales entidades de la industria de la hospitalidad señalaron que los gobiernos deben trabajar para encuadrar jurídicamente las actividades de la OTA’s y de los participantes de la llamada economía colaborativa.

La relación entre la hotelería y las grandes agencias online (OTA’s), así como la economía informal en el sector, fueron los ejes medulares de un debate organizado en Berlín por la Organización Mundial del Turismo (OMT) y la International Hotel & Restaurant Association (IH&RA), del cual participaron los máximos referentes de la industria de la hospitalidad y la restauración.

Control y reglas

Las relaciones de la hotelería con las OTAs y la llamada economía colaborativa (el modelo de Airbnb) constituyen en la actualidad dos de los temas que más preocupan e impactan al desenvolvimiento de la industria de la hospitalidad mundial. Los participantes del cónclave en Berlín le solicitaron a la OMT, allí representada por su secretario general Taleb Rifai, que considere sensibilizar a los Estados Miembros sobre esta problemática y los comprometa a buscar “soluciones globales que logren encuadrar jurídicamente y en términos de responsabilidades” a ambas actividades.

Los representantes de la industria dijeron que el abordaje sobre las agencias on line debe ser sistémico, especificando el papel y obligaciones de los canales de comunicación, promoción y comercialización (inmobiliarias, metabuscadores, sitios de Internet, plataformas P2P, agencias, entre otros). En este sentido, tanto la OMT como la IH&RA coincidieron en señalar que los poderes públicos de los países tienen el deber de proteger a sus ciudadanos y, por extensión, procurar a través de organismos independientes que en las actividades económicas se cumplan las reglas de competencia. Es decir, “si no se fijan ciertas reglas de juego claras y específicas para el ámbito digital, el negocio quedará en manos de unas pocas compañías a nivel global, que terminarán ofreciendo servicios de baja calidad y, en general, escasamente fiables”, advirtieron las entidades. A fin de facilitar el registro y control de proveedores nuevos, reclamaron que se exija a todos los proveedores que comercialicen sus servicios en plataformas profesionales que se registren como empresas. De todos modos, las gremiales empresarias aclararon que no quieren cerrar las puertas al ingreso de nuevos jugadores, pero sí que quienes lo hagan cumplan con las mismas reglas de juego a las que actualmente está sujeta la hospitalidad formal en cada país. De hecho, los participantes del encuentro en Berlín acordaron que no debería reabutizarse el término Economía Colaborativa, porque “la economía informal es solamente una parte de la economía colaborativa que no cumple con ciertas reglas básicas”.

Fuente: Ladevi
14/04/15

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.