Entre viñedos y montañas, Mendoza es ideal para el turismo de alta gama

Mendoza alta gama

La provincia ofrece opciones para descansar y hacer actividades mientras se disfruta de paisajes de ensueño; hay quienes buscan el turismo de alta gama y darse el lujo en estas tierras cuyanas.

Para ellos, la provincia no deja de ampliar sus opciones y, en medio de diversas alternativas y servicios de calidad, sobresalen cuatro sitios que, entre viñedos y montañas, harán sentir como reyes a los turistas: Cavas Wine Lodge, Entre Cielos, The Vines y Casa de Uco. Sin dudas, más allá de lo que los ojos puedan ver y de las opulentas ofertas -hay que desembolsar por lo menos US$ 600 diarios por persona-, los especialistas en el sector coinciden en que el lujo es la experiencia: las vivencias que le esperan a cada visitante de estos paradisíacos parajes serán el punto de partida para llevarse lo mejor de la tierra del sol y del buen vino.

«Apostamos a que este turismo siga creciendo. El vino mendocino sigue con buena presencia en el mundo, lo que genera que el destino trabaje en la alta gama», dijo el  coordinador de Turismo de Bodegas de Argentina, entidad que agrupa a más de 250 empresas.

Los principales visitantes de este tipo de turismo son de Estados Unidos, Brasil, Canadá y Europa, pero también hay cada vez más argentinos interesados en la propuesta de alta gama.

«La mayoría de los pasajeros de hoy buscan vivir, por lo menos, una vez en su vida, una experiencia de lujo. Quieren experiencias memorables, calidad impecable, servicios personalizados, autenticidad versus ostentación, responsabilidad social y diversidad», indicó la especialista, que capacita y asesora en Hotelería de Lujo.

Con las habitaciones enclavadas en medio de los viñedos, en Agrelo, Luján de Cuyo, a unos 30 kilómetros de la capital provincial y en el corazón de la región vitivinícola más importante del país, aparece Cavas Wine Lodge el primer hotel del vino en Mendoza con foco en el lujo, que se destaca por una vista impactante a la cordillera de los Andes. Las habitaciones, dispuestas en 17 villas o «viñetas», cuentan con terrazas con chimenea para apreciar el atardecer junto a una piscina privada y una ducha. Se crea una intimidad y un romance especial. Es algo único, un clima muy privado, un emprendimiento, rodeado de 35 hectáreas de viña.

Está a poca distancia de bodegas como Catena Zapata, Norton, Chandon, Viña Cobos o Ruca Malén, por lo que tomar una bicicleta para recorrer la zona es una muy buena opción. Pasar una noche en este sorprendente alojamiento cuesta US$ 700 más impuestos, con desayuno. Se ofrece un paquete de US$ 3790 más impuestos por tres noches, que incluye desde el retiro en el aeropuerto en coches de alta gama con chofer, degustación en la cava, paseos por bodegas, cena en la terraza, caminata y picnic en la Cordillera, show de tango, asado, charlas con un winemaker que trae sus vinos, visita a la ciudad y una hora de masaje por día en el spa.

También inmerso en los viñedos que producen los mejores malbec del mundo y a los pies de la Cordillera, se encuentra Entre Cielos, un Luxury Wine Hotel & Spa que combina armonía y aventura, experiencias gourmets originales, actividades especiales al aire libre y un moderno spa, que permite estimular los sentidos emulando la elaboración de los vinos. La noche de alojamiento en este complejo ubicado en Guardia Vieja, Vistalba, Luján de Cuyo, tiene un precio que parte de los US$ 600. Los más exigentes pueden probar la suite suspendida entre las viñas.

Pasar, quedarse, relajarse

En el Valle de Uco, región que crece a paso sostenido, sobresalen The Vines y Casa de Uco, con fincas, viñedos, bodegas y resorts. Una zona donde los paisajes generan el clima ideal para pasar, quedarse y relajarse. También se encuentran Alpasion Lodge, Casa Antucura, Posada Salentein y Atamisque Lodge, con un criadero de truchas y un restaurante especializado en ese manjar.

«El turista de alta gama está en busca de hoteles alejados de las ciudades que le brinden una experiencia de lujo diferencial, con un paisaje inigualable como es el de The Vines Resort & Spa. Nuestra misión es ofrecer al huésped una experiencia vitivinícola y gastronómica inolvidable y de primer nivel internacional», expresó Pablo Giménez Riili, presidente y cofundador de este emprendimiento. Una estada en The Vines (se recomienda un mínimo de tres noches) cuesta desde US$ 695 por persona por noche, sin impuestos. El plan incluye desayuno, cabalgata en los viñedos, visita a las bodegas dentro del resort en la Villa de Enólogos, sesión de blending para crear el vino propio, masajes para dos personas en el spa, uso de piscina y cena en el restaurante Siete Fuegos de Francis Mallmann.

Con similares ofertas que los anteriores, Casa de Uco Vineyards & Wine Hotel está ubicado en el camino al Manzano Histórico, en Tunuyán: ocupa 320 hectáreas con extensos viñedos y un lago. Tiene siete habitaciones y nueve suites, en un clima de privacidad y confort.

El desafío es brillar, cumplir sueños, dar lo mejor. Quedar en la memoria. Así, Mendoza está lista para que el turista viva su experiencia de lujo, al menos una vez en la vida.

Fuente: La Nación, por Pablo Mannino