Lavalle nos invita a vivir experiencias para todo los sentidos, con variadas propuestas en actividades y delicias de la gastronomía.

Lavalle abre sus brazos para recibirnos con la calidez de su gente, la excelente gastronomía autóctona y un sinfín de actividades.

Lavalle ofrece su multiplicidad de paisajes agrestes propios del secano y rurales, con diferentes propuestas para que los visitantes puedan conocer costumbres ancestrales y la particular cotidianeidad de de su gente.

Lavalle se presenta como una novedosa opción para ocupar las jornadas de descanso, con amigos, en pareja o en familia, a tan solo 34km  de la ciudad de Mendoza.

 

Experiencias de Aventura en Lavalle

Para los amantes de la aventura, Lavalle cuenta con senderos campestres y naturales para realizar cabalgatas acompañados de un baqueano, con paradas en parajes naturales y culturales de interés, con historias que contar; donde se podrá apreciar la flora y la fauna autóctona, recorrer huellas y senderos realizados por los animales y observar maravillosas vistas desde miradores naturales.

Para la recientemente transcurrida Semana Santa, en Lavalle, se organizó una propuesta muy novedosa que prometen repetir: la “Cabalgata Santa uniendo Capillas”

La peregrinación recorrió 100 km para unir las cuatro capillas históricas del departamento. Esta actividad permitió conocer el singular paisaje del secano lavallino, además de conjugar la cultura, la tradición y el fervor religioso de sus habitantes. El evento estuvo organizado por el Centro Tradicionalista Algarrobo Histórico, con el apoyo del municipio y del Movimiento Gaucho Lavallino.

 

Ruralidad lavallina

En el oasis lavallino, se hacen presentes los paisajes rurales adornados por extensas arboledas de fincas, emprendimientos productivos, viñedos, frutales y olivares, que dan color a la fisonomía departamental y muestran al turista el trabajo del hombre rural y el espacio ganado al secano. Estos paisajes pueden recorrerse en bicicleta, con una innovadora oferta de biciturismo  que entrelaza pintorescas fincas, bodegas de vino casero, según el interés del visitante.

 

Gastronomía

A esto, se suma  la cocina tradicional como parte importante en la idiosincrasia de los lavallinos, con un atractivo gastronómico exquisito, como  el chivito y las empanadas en horno de barro, los pasteles, la cocina gourmet,  dignos del paladar más exigente, siempre acompañados de un aromático vino casero;  degustadas en puestos típicos, fincas y casonas de campo, emplazadas en la zona rural y de secano.

Además, el turista, podrá realizar visitas guiadas por fincas rurales, granjas, muestras y experiencias de arte, degustar productos biodinámicos  y vinos caseros. También podrán visitarse lugares patrimoniales como el Sitio Fundacional Algarrobo Histórico y el museo Histórico y Natural de Lavalle.

Disfrutar de la tranquilidad y variedad de alojamientos turísticos (cabañas, posadas, hotel, entre otros)  en zonas urbanas y en espacios rurales, en armonía con la naturaleza.

 

Conocer Lavalle es disfrutar experiencias memorables en un entorno maravilloso que lo tiene todo. No dudes en consultarnos!

 

Fuente: Los Andes