Escapadas en Mendoza

Escapadas en Mendoza

Para los que están de vacaciones y para los que no trabajan sábado y domingo, estas opciones para relajarse y aprovechar el verano.

Mendoza está entre los destinos más elegidos del Previaje. Según el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, de los más de cuatro millones de argentinos que utilizaron esta herramienta, la provincia estuvo entre los cuatro destinos preferidos para vacacionar, llegaron a la provincia 440 mil turistas, se trató de uno de los mejores eneros de la última década.

Dentro de Mendoza hay numerosos sitios para aprovechar en verano con paisajes diferentes según el gusto de cada persona: montaña, río, aguas termales y hasta excéntricos volcanes.

Aquí, cinco rincones mendocinos para realizar una escapada de fin de semana.

 

  1. Laguna de la Niña Encantada: ubicada en Malargüe, posee 80 metros de diámetro y su lecho fue un antiguo cráter como resultado del vulcanismo de la zona. Avanzando por la vieja ruta de tierra, 7 kilómetros al noroeste de las termas de Los Molles, está la laguna. En el lugar hay un microclima que ha permitido el desarrollo de una abundante vegetación. Así, en determinadas épocas, se puede disfrutar de una interesante gama de flores. Las aves han encontrado refugio para sus nidos en los huecos de las paredes rocosas.

Sobre el lugar hay varias leyendas, una de ella habla de la hija de un cacique de la zona que sería la “niña encantada”. Tratando de escapar se habría confundido en un abrazo con su enamorado -un amor prohibido- y así se habrían petrificado.

El lugar es ideal para un día de camping. Se puede acceder en vehículo particular o contratar una excursión que parte desde la Ciudad de Malargüe.

 

  1. Valle Hermoso: también se ubica en Malargüe. Está a 21 km de Las Leñas, por un camino de ripio, tierra y caracoles. “Es un paraíso para los amantes de la montaña, la naturaleza y la tranquilidad. El camino es sinuoso y de ripio, por eso sólo se puede acceder en ciertos meses del año (dependiendo el clima, la temporada va de noviembre a abril). Es aconsejable viajar por la mañana. Y siempre consultar a Turismo de la comuna por el estado de la ruta. Este valle cuenta con lagunas, donde se realizan algunas actividades acuáticas, tales como canoa, kayak y pesca”, detallan de la municipalidad en sus redes sociales.

En la costa de Laguna Valle Hermoso se puede encontrar un parador que ofrece servicio de camping, glamping, restaurante y proveeduría. Además de cabalgatas, alquiler de bicicletas y servicios de guías. También se pueden hacer caminatas o cabalgatas hacia los pozos de aguas termales.

 

  1. Picnic en las 365 curvas: una propuesta para intrépidos es recorrer el camino entre Villavicencio y Uspallata por la vieja ruta. Los paisajes en esta zona son realmente asombrosos y además se pueden ir realizando paradas para conocer la reserva natural Villavicencio, la Cruz de Paramillo y pasar por la zona de las minas que reciben el mismo nombre.

Todo el recorrido se hace por la Ruta 52 y se puede apreciar la flora y la fauna autóctona: pumas, choiques, maras y lagartos, por ejemplo.

Los famosos caracoles de este sitio lasherino son un sinfín de curvas por camino de cornisa de 17 kilómetros que trepa hasta los 3.100 metros sobre el nivel del mar. Lo llaman el camino de las 365 curvas, pero en realidad son 270.

El camino es de tierra y ripio y en la zona de los caracoles, hay que tener especial cuidado porque suelen formarse bancos de niebla, donde la visibilidad es escasa o nula. Por estos días, por las tormentas hay sectores que han quedado intransitables, se espera que en febrero se pueda circular sin inconvenientes. Por ello, se aconseja consultar en las áreas de Turismo antes de encarar el viaje.

Sin embargo, desde el departamento de Las Heras se puede llegar perfectamente hasta el histórico hotel de Villavicencio. La reserva recibe público todos los días de 10 a 20, pero miércoles y sábados sugieren ir a partir del mediodía ya que en la mañana los visitan los contingentes de turismo y hay demoras en el ingreso.

En la Reserva Natural Villavicencio hay opciones para todos los gustos y para todas las edades. Desde los dos años todos pueden subirse a la aventura en Villavicencio Park.

 

  1. Cacheuta es un clásico para los mendocinos, pero ofrece diferentes lugares para pasar el día a precios variados. Así, por ejemplo, a quienes les gusten las aguas termales pueden pasar una jornada en el hotel –no se permiten menores de 14 años-, el ingreso es a las 10 y la salida a las 18.

El lugar tiene grutas termales con sauna en plena cordillera de los Andes junto al río Mendoza. Las lujosas instalaciones cuentan con espacios cubiertos y al aire libre con baños termales, piscinas de piedra a diferentes temperaturas y baños de barro. Además, se puede disfrutar de un suculento almuerzo criollo tipo buffet que está incluido en el valor de la excursión.

Para quienes deseen pasar el día en piletas de aguas termales pero acompañados por sus niños, está el camping.

 

  1. Circuito del Atuel, San Rafael. Este recorrido comprende a los embalses El Nihuil, el dique Valle Grande y al río Atuel que llega hasta la ciudad de este departamento.

En la villa de El Nihuil cobra vida una variada especie ictícola que invita al pescador a dar rienda suelta a su deporte favorito, aseguran desde Turismo de esa comuna y detallan que, a tan sólo 10 km de ese lugar, se alzan las dunas que llegan a medir hasta 200 m. de altura y se extienden sobre una árida zona de 30.000 ha.

Descendiendo desde la villa de El Nihuil hasta Valle Grande se puede disfrutar de un serpenteante camino consolidado, El Cañón del Atuel, que recorre paisajes geológicos que asombran a quienes se internan a través de las numerosas y variadas figuras que el viento, el agua y el tiempo supieron tallar. Por ese camino se puede llegar a la presa del Valle Grande, que contiene un inmenso espejo de agua verde esmeralda. Al continuar descendiendo se encuentran servicios gastronómicos, de alojamiento y turismo aventura, que invitan a practicar trekking, rappel, senderismo, escalada y tirolesa. Hay vuelos en parapente, safaris fotográficos y cabalgatas, rafting, kayak, doky y cool river.

 

Fuente: El Sol

Artículos Relacionados