El ministro de Turismo Javier Espina hizo referencia a los productores que amenazan con manifestarse en el evento máximo de la provincia.

El ministro de Turismo, Javier Espina, dio su opinión con respecto a las reiteradas amenazas que han hecho los productores vitivinícolas de boicotear la Fiesta de la Vendimia. “Es una postura absolutamente equivocada”, dijo el funcionario.

Si bien, la resolución de la crisis por la que está atravesando la industria madre de la provincia no es responsabilidad de la cartea que dirige Espina, las posibles acciones que puedan llevar adelante los viñateros en la fiesta máxima de los mendocinos, afecta de manera directa a ese ministerio, como también al de Cultura, que de alguna manera son los responsables de que todas las celebraciones en torno a la Vendimia sean un éxito.

Por esto mismo, Espina se dirigió a los productores: “Yo creo que es una postura absolutamente equivocada, porque uno de los principales problemas que tiene el mercado vitivinícola es la demanda. Vemos año tras año una disminución progresiva del consumo del vino, por lo que creo que no hay un instrumento de comunicación del vino más importante que la Fiesta de la Vendimia”.

Continuando en la misma línea, el funcionario agregó: “El arruinar la fiesta, primero sería una imagen muy mala para la provincia de Mendoza, pero sobre todo sería una imagen muy mala para el vino, o sea es una contradicción difícil de entender. Los mecanismos de protesta lo tienen que ejecutar pero creo que es un error hacerlo durante la Vendimia porque se arruinan a ellos mismos”.

Por su parte, la ministra de Cultura, Marizul Ibáñez, también se refirió al conflicto que puede afectar a las celebraciones vendimiales.

“Seguramente los reclamos de los productores están fundados, pero lo que he visto y hemos visto todos, es que el Gobernador (Francisco Pérez) con mucha fuerza está buscando una solución a la problemática”, expuso la funcionaria.

Marizul recordó que en varias fiestas se han llevado adelante protestas de diferentes índoles y que dialogando se han quedado de acuerdo en qué momento pasar, como por ejemplo suele sucede en el Carrusel.

“No nos ponemos en contra de nadie, sino, lo que tratamos es que todos estemos a favor de la fiesta y de los festejos, porque en realidad es un beneficio para todos, incluidos obviamente los productores, así que llegado el momento, si no hay un arreglo, que es en lo que está trabajando el Gobernador, veremos de qué modo podemos convivir todos en algo que nos convoca a los mendocinos y a tanta gente que viene de afuera a vivirlo con nosotros”, concluyó la ministra.

Fuente: Sitio Andino Digital
18/02/2015

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.