El Congreso anual de los agentes de viajes quedó vacío de contenido referido a las problemáticas que atraviesa la comercialización. Entre las pocas novedades está el anuncio de que la Faevyt llevará a Tribunales también a Latam, Copa y Aeroméxico. El viernes, sobre el final del encuentro, dos ponencias –“Una mirada desde el principal mercado receptor mundial de turismo”, con Rafael Gallego Nadal; y “Cómo desarrollar un servicio al cliente al estilo Disney”, con Mike Donnelly– lograron cautivar la atención de los presentes. En esta edición toda la cobertura del CAF 2017 y sus polémicas.

Al cierre de esta edición se desarrollaba en Catamarca el Congreso Anual de la Faevyt (CAF 2017). Un evento que no llegó nunca a levantar temperatura. Unas jornadas inusualmente frías en la capital de la provincia, un clima gélido dentro del Predio Ferial Catamarca y un contenido temático mayormente ajeno a lo que hoy desvela a las agencias de viajes (lo motivacional hoy es el alma de las charlas) fueron las pautas de un Congreso que no calentó a nadie.

Sólo las charlas de pasillo entre los extrañados asistentes de siempre hacían subir el termómetro. Es que en contraste con lo que se decía desde el modernísimo escenario circular y con pantalla 360° a tono, era fuera del glacial salón donde se hablaban los temas que interesan (concentración, mochila fiscal, rentabilidad, cuestiones legales, comisiones, etc…). Comentarios que en seguida derivaban en alusiones a la pérdida de sustancia de los últimos encuentros de la Faevyt.

Carencia que a su vez se transmite a una platea, donde año a año se ven cada vez menos jugadores concretos del mercado y cada vez más estudiantes (ver recuadro “Es hora de recuperar…”). Eso pese a que el número de inscriptos fue razonable (más de 700, nunca al mismo tiempo en el salón).

DISCURSOS INVERNALES.

Muy sintomático fue el hecho de que ni siquiera la apertura (que se postergó hasta la segunda jornada para que asistiera el ministro Gustavo Santos) llegó a colmar el predio y que los aplausos interrumpieron sólo dos veces a los cinco discursos inaugurales. No se aplaudió ni siquiera para sacarse el frío.

Tampoco es casual que el momento en que la platea salió de la modorra haya tenido que ver con pasajes en los cuales los discursos conectaron con las preocupaciones reales y concretas de los agentes de viajes.

Por ejemplo, cuando el presidente de la Faevyt, Fabricio Di Giambattista, anunció que el Consejo Federal Asambleario había aprobado el miércoles pasado continuar el juicio contra Aerolíneas Argentinas y extenderlo al resto de las compañías que decidieron unilateralmente llevar a cero la comisión que se abona por la intermediación en la venta de los pasajes aéreos. En primer término se llevarán a Tribunales a LAN, Copa Airlines y Aeroméxico, pero además se denunciarán sus acciones como “abusos” ante Defensa de la Competencia, del Consumidor y las autoridades de Transporte.

“Nos sentimos impotentes. Las agencias ya no pueden vender tickets aéreos porque no es rentable. Esto es menos empleo, nosotros perdemos en competencia y los consumidores en puntos de venta, oferta y calidad de servicio”, señaló el dirigente antes de ser interrumpido por los aplausos.

AR EL BLANCO ELEGIDO.

El encono actual de las agencias contra AR es tal que hasta cuando la gobernadora catamarqueña Lucía Corpacci culpó a la compañía por la falta de instrumental del aeropuerto para operar en condiciones de niebla (la responsabilidad en este caso no es de la aerolínea) también la platea rompió en aplausos. “Es desagradable subir al avión para viajar a un destino y bajar en otro”, dijo la mandataria provincial, quien agregó: “Hace un par de semanas viniendo a Catamarca terminé en Córdoba y hace unos días me bajaron en La Rioja”.

A todo esto, en la platea estaba el gerente comercial de Aerolíneas Argentinas, Diego García, quien en diálogo con este medio explicó que había sido invitado por la Faevyt a la apertura, pero no al pretendido debate aerocomercial donde estuvieron los representantes de Andes ni a participar de ninguna charla. “Vine a acompañar al sector, donde todavía tenemos una porción muy grande, ya que el 59% de la ventas provienen de las agencias”, explicó García, quien agregó: “Apoyamos mucho al sector poniendo todos los días 84 aviones y 300 vuelos diarios para que hagan negocios”.

Lo cierto es que la presencia del gerente de AR no pasó inadvertida y para muchos fue una provocación. “Traer a García al Congreso es como llevar al amante de tu pareja a cenar a casa”, comentó un dirigente de la Federación a otro, quien le respondió: “Los amigos lejos, los enemigos cerca”.

Por el lado del ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, este año no hubo anuncios transcendentales (apenas anticipó que el mes que viene se eliminará la tasa de reciprocidad que subsiste con Australia y Canadá) y eligió el tono evangelizador de la unidad y potencialidad del turismo. En este sentido, dijo que se reunirá con la Federación para que participe del derrame del negocio del turismo social y otros segmentos. “El trabajo mancomunado es el único camino. Tener puntos de vista diferentes nos enriquece”, señaló el funcionario, quien dijo que la intermediación tiene que crear valor para justificar su existencia. Si bien en varios tramos pareció referirse elípticamente a eso, no hizo alusión directa al proyecto de plataforma online que lanzará el Ministerio para comercializar hoteles y destinos, al cual fueron invitadas a sumarse las agencias. Desde la Faevyt tampoco se refirieron a la iniciativa, pero revelaron que no saldrán a poner palos en la rueda (en buena medida porque no confían en que se consolide). Lo cierto, es que tras el anticipo de este medio, varias agencias y operadores se mostraron molestos con la injerencia del organismo en la comercialización.

Fuente: Ladevi
10/06/2017

 

Artículos Relacionados