La Faevyt y Allianz Argentina presentaron una póliza que cubre a las agencias socias que la soliciten frente a los costos de recontratación de servicios (aéreos y terrestres) en el caso de que el operador mayorista o prestador turístico contratado en Argentina o en el exterior quiebre o cese sus actividades. El costo del seguro es del 1,2% del monto asegurado, que llega a un máximo de US$ 15 mil por grupo familiar. Después del fracaso del seguro de “ticket no volado”, esperan que esta vez las agencias apoyen la iniciativa que busca reducir el riesgo financiero del negocio.

Después no se queje

Cuando en 2013 se lanzó el seguro de tickets no volados estaban aún frescas las heridas dejadas por Aerosur y Pluna, y Air Madrid y Air Comet, un poco más atrás. Por entonces directivos de la Aaavyt y ejecutivos de la aseguradora se ilusionaban con arrancar con un piso de 500 mil tickets asegurados al año. Masa crítica que luego permitiría mejorar las condiciones de la póliza. “Cuando salió recibimos felicitaciones de todo el mundo porque decían que habíamos resuelto un problema histórico. Después de eso no lo vendió casi nadie”, recuerda hoy Walter Rodríguez, quien completó: “Antes me hacía problema si no funcionaba, hoy como dirigente entendí que nuestra responsabilidad es que la agencia tenga la posibilidad de tener la cobertura. Después depende de ella si la toma o no. Ahora, cuando quiebre una compañía aérea o un operador no habrá espacio para la queja. Ya tienen la herramienta para defenderse, la Federación mucho más no puede hacer”. Del mismo modo, Di Giambattista insistió en que “si el problema es el costo de la póliza, entonces compremos todos y el valor va a bajar”.

En el último año en las páginas de este semanario pudieron leerse declaraciones de empresarios como éstas: “Tenía una relación de amistad de más de una década. Con lo cual también me siento afectado a nivel moral, porque nunca me anticiparon nada… nos cagaron”; “A la semana de que dijeron que iba a ser un cierre prolijo todo se convirtió en un desastre”; “Cuando vimos que reducían personal decidimos dejar de comprarles. Pero no previmos un cierre así y teníamos reservas generadas desde el año pasado”; “Fueron cinco días donde pusimos a una persona con la tarjeta de crédito en la mano a ponerle el pecho a los que estaban en viaje”. Los intempestivos cierres de Blacktours y Transhotel –que generaron las frases anteriores– fueron apenas dos de los casos más sonados, pero la lista es bastante más larga e incluso incluye a empresas que quebraron por no soportar el previo quebranto de un privilegiado proveedor. Valga ese preludio para poner en contexto el lanzamiento del “Seguro de cobertura de costos de recontratación de servicios por incumplimiento de operadores mayoristas y/o prestadores de servicios turísticos”, realizado la semana pasada por la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt) –tomadora de la póliza por cuenta y orden de sus asociados– y la aseguradora Allianz Argentina. Los dirigentes de la entidad lo definieron como una ampliación del vigente –pero prácticamente no comercializado por las agencias (ver recuadro)– seguro sobre cancelaciones o reprogramaciones de vuelos con origen o llegada en Argentina (bautizado como “ticket no volado”). “Todos los servicios contratados a través de la cadena comercial estarían cubiertos por este seguro, sin límites en cuanto a quién es el proveedor”, explicó el secretario de la Faevyt, Walter Rodríguez. En la misma línea, el presidente de la Federación, Fabricio Di Giambattista, sostuvo que “esta cobertura proporciona una solución para la exposición financiera de las empresas. Con esto cerramos el círculo de problemas que puedan tener nuestros asociados en esta materia”. Efectivamente, como veremos más adelante, lo único que queda sin cubrir es la propia quiebra de la minorista. “En la actividad de las agencias de viajes el riesgo empresario es gigante, porque abarca al 90% del dinero que recibimos por servicios prestados por terceros. Por eso para nosotros es sumamente importante lo que estamos anunciando como un paso trascendente en la intención de quitar incertidumbres al negocio”, completó el secretario de la Federación.

El qué

Como su nombre lo indica, la póliza indemniza al asegurado por el costo de recontratación de los servicios contratados y pagados a un mayorista o al prestador, y que no pudieron ser prestados como consecuencia del cese de la actividad del mismo. La cobertura se extiende tanto a las prestaciones incumplidas en Argentina como en el exterior y convenidas tanto con empresas locales como extranjeras. es poder cubrirte de un prestador extranjero. Porque hoy para saber a quién le das o no un crédito habría que pedirle balances a cada uno, lo que es prácticamente imposible”, opinó el bróker que ideó la póliza, Eduardo Habif.

Los servicios plausibles de ser cubiertos son: transporte (en todas sus modalidades, incluyendo aéreo), hotelería; excursiones, visitas a sitios de interés, actividades deportivas y de esparcimiento; autos de alquiler; guías; gastronomía; y eventos y shows.

El cuánto

La suma máxima asegurada por persona es de US$ 7 mil y hasta US$ 15 mil en caso de grupo familiar (a ambos se les suma el valor del aéreo). Por otra parte, la suma asegurada por la Faevyt tiene un límite máximo de US$ 1 millón por evento o como conjunto de todos los siniestros cubiertos. O sea, si se caen simultáneamente tres o cuatro operadores europeos –por dar un ejemplo– Allianz responde hasta ese tope a los socios de la entidad que contrataron el seguro. El costo para la minorista de contratar el seguro es del 1,2% del monto asegurado. O sea, si se cubre un viaje por US$ 10 mil (se incluyen aéreos, terrestres y comisiones, pero no la percepción de AFIP), el precio de la póliza es de US$ 120. La agencia asegurada participa en cada siniestro con un 5% del monto indemnizable, en concepto de franquicia.

El cómo

Para las pocas agencias que vienen operando con el seguro de tickets no volados, la operatoria no presenta novedades. La dinámica es la siguiente. Cada empresa que lo solicite accederá a un número de usuario y contraseña que le dará ingreso al sistema web del seguro, desde dónde podrá gestionar las contrataciones. La facturación por la emisión de pólizas la realizará Allianz Argentina directamente a la agencia, a mes vencido y por débito automático.

“La idea fue presentar algo muy sencillo que solucionara algo muy complejo: la exposición financiera que tiene la agencia de haber recibido el dinero de sus clientes y haber contratado y pagado servicios para después encontrarse con que el operador mayorista o el prestador quiebra o desaparece”, explicó Francisco Franco, gerente de Líneas Industriales de Allianz Argentina, quien resumió: “Lo que hacemos es proporcionar una indemnización para la recontratación de los servicios y la compañía se subroga el derecho para repetir o con más tiempo tratar de recuperar el dinero”. Según el ejecutivo de la aseguradora, 15 días es el plazo máximo previsto por la ley para devolver el dinero una vez que el cliente presentó la documentación requerida en caso de siniestros (fundamentalmente, el comprobante de pago de los servicios). “Pero el compromiso de la empresa es que sea en el menor plazo posible, porque hay que salir a cubrir las prestaciones más inmediatas y proporcionar los fondos para recontratar. Hasta ahora hemos funcionado en 72 a 96 horas”, completó Franco.

En números

  • US$ 1.000.000 es el límite de la suma asegurada para el conjunto de los siniestros que deba responder.
  • US$ 15.000 es el límite máximo asegurado por grupo familiar (más el aéreo). En pasajeros individuales es de US$ 7 mil.
  • 1,2% del monto asegurado es el precio de la cobertura.
  • 5% del monto indemnizable es la franquicia

Fuente: Ladevi
17/07/2015

Artículos Relacionados