image

Finca González Videla: la cava más antigua de Latinoamérica

Finca González Videla

Finca González Videla

Con una historia particular, está situada en Las Heras, Mendoza. Su bodega, la casona y capilla mantienen casi 200 años dedicada al vino, ahora también al turismo. 

A pocos minutos del centro del departamento de Las Heras, en el distrito de Panquehua, la finca González Videla mantiene mitos y leyendas que hacen de su patrimonio un sitio único para revivir casi 200 años de tradición, entre cultura, arte, religión y mitos.

Construida en 1856, permanece todavía en manos de su familia fundadora.

Carlos González Pinto, Gobernador de Mendoza entre 1863 y 1866, trajo desde Francia el varietal “malbec”, hoy ícono de la vitivinicultura mendocina, para implantarlo en sus viñedos. Su hijo, Carlos González Videla, le dió el nombre definitivo al establecimiento más antiguo del país.

Se localiza en Panquehua, sitio que significa en lengua huarpe “valle o lugar de los cóndores”.

El conjunto nació como estancia ganadera. Su ingreso a través de una alameda remata en una plaza seca. El establecimiento se compone de la bodega propiamente dicha, un molino harinero, la casona patronal, la capilla y las viviendas de los trabajadores.

La casa en tanto se realiza unos años después del sismo y corresponde a la tipología de vivienda rural alargada con galería al Oeste. Constituye una verdadera casa museo ya que sus descendientes han conservado todos los locales ambientados con su mobiliario original.

La capilla familiar con cripta es otro de los elementos principales, destacándose la torre sobre el crucero, realizada en quincha. A ambos lados de la capilla se ubican -respectivamente- la casa parroquial y los escritorios, edificios introvertidos con fachadas continuas de tipo italianizante.

Los muebles originales de la finca González Videla, son parte de la reliquia que muestra en su interior la bodega más antigua del país.

Como es el casco de la estancia donde supo dormir el general José de San Martín y donde hoy, después de un siglo y medio, todavía se aprecian los objetos más preciados del gobernador de Cuyo Carlos González Pinto. A uno de sus lados posa con prestancia la capilla donde se ofrece misa una vez a la semana para los vecinos del lugar.

La Capilla, de la finca González Videla, fue fundada en 1830, inició sus actividades como fábrica de fideos y en sus 350 hectáreas se distribuían principalmente campos de trigo para su molino harinero.

Convertida hoy en la bodega más antigua de Latinoamérica, González Videla es un lugar patrimonial de la provincia y el resto del país. Por sus pasillos desfilaron tantas historias como leyendas, y hoy gracias al empeño de la familia en atesorarlos, esos recuerdos permanecen intactos. Los gigantes toneles de la finca González Videla, almacenan el vino sagrado de las tierras mendocinas.

Mantiene su industria, su casa y capilla tal como en sus orígenes, con los antiguos muebles de sus dueños y hasta un piano de cola luce en una de las habitaciones.

La finca González Videla se ofrece como una perla en el mar vitivinícola mendocino. Y es por ello que la Municipalidad de Las Heras se interesó desde hace un par de años en su historia, patrimonio y riqueza turística para incluir el lugar en recorridos que ofrece a sus visitantes.

 

Fuente: Vía Mendoza, por Sergio Rio, InMendoza, Municipalidad de Las Heras, Gip.