En los meses de diciembre y enero, la cantidad de viajes hacia el vecino país bajaron un 23% en comparación al mismo periodo del año pasado, según informó el nuevo delegado provincial de la Dirección de Migraciones, Juan Manuel Serrano.

 

La cantidad de mendocinos que viajaron a Chile en los meses de diciembre y enero, cayó un 23% en comparación con el mismo periodo del año pasado, a causa de la crisis económica que afecta a la Argentina, el cepo cambiario y el impuesto al dólar, y la delicada situación social que se vive en el vecino país, según  según informó el nuevo delegado provincial de la Dirección de Migraciones, Juan Manuel Serrano.

A raíz de esta situación, Serrano reconoció en diálogo con el programa Sonría lo Estamos Filmando, de MDZ Radio, que en esta temporada “no han habido tantos reclamos por el tema de las demoras en el paso Cristo Redentor”, y recordó que “el trabajo en la frontera se realiza en conjunto con las autoridades chilenas y la Aduana argentina”, lo que permitió “algunas mejoras en el último tiempo sobre un paso internacional donde circulan en promedio 1,7 millones de personas anualmente”.

Por otro lado, Serrano fue consultado sobre los riesgos del coronavirus que tiene en vilo a todo el mundo: “Tenemos la ventaja que no existen vuelos directos entre la zona de riesgo y la provincia de Mendoza, y los que llegan generalmente vienen de Chile o Buenos Aires donde hay controles previos con seguimiento a los pasajeros provenientes de las zonas marcadas. Además existe un protocolo definido que se trabaja en conjunto con el Ministerio de Salud de la Nación, en donde si se detectara algún caso sospechoso se realizaría el seguimiento correspondiente, y si viniera algún caso positivo se aplicaría el protocolo de aislamiento”.

También el ex funcionario municipal maipucino, propuesto para su nuevo cargo por la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, habló sobre la situación de los inmigrantes venezolanos en Mendoza: “Los datos del 2019 nos hablan que de los trámites de radicación de los inmigrantes que vienen de países del Mercosur, el 22% corresponden a ciudadanos oriundos de Venezuela, sumándose al fuerte componente de la comunidad boliviana que abarca casi la mitad de los trámites”.

“Ante ello, hacemos un fuerte trabajo en los operativos de control de permanencia junto con la Subsecretaría de Trabajo y la Policía rural, para que las condiciones de los trabajadores migrantes que ingresan a la provincia sean respetadas y no tengamos empleadores que se aprovechen de esta situación para la explotación laboral”, concluyó.

Fuente: Mdz Online
09/02/2020

Artículos Relacionados