Primero fue el cementerio ferroviario y a partir de 1929, con la muerte del británico Basil Marden, quien tuvo la osadía de intentar el Aconcagua en invierno, comenzó su historia como el Cementerio del Andinista.

Todos aquellos que fueron al Aconcagua, por la ruta nacional Nº 7, han pasado frente al Cementerio del Andinista, se lo puede divisar sobre un árido peñasco al costado de la misma, ubicado a 1000 metros de la localidad de Puente del Inca y a unos 14 km de la frontera con Chile.

 

Su historia

Con la llegada del ferrocarril la zona vivió su época de apogeo. Para hacer llegar las vías hasta el lugar y montar la infraestructura se necesitaron miles de obreros, muchos de los cuales eran extranjeros. La crueldad del clima, las pestes y la dureza del trabajo, hicieron que muchos murieran y como sus cuerpos no eran reclamados ni había tiempo de bajarlos a la ciudad, eran enterrados en aquel lugar, y por tal motivo se levantó el cementerio ferroviario en Puente del Inca.

Una de las tumbas más antiguas que se reconocen data de 1908, perteneciente a un médico, se trata del doctor Eduard J. Cotton, inglés. El hombre estaba en el lugar tratando de combatir una epidemia de difteria que se había desatado. Según se cuenta, una mujer le tosió en la cara y así contrajo la enfermedad que le costó la vida, su hijo también murió en la epidemia y los dos fueron enterrados en el cementerio.

Cotton había sido compañero de expedición de su compatriota Edward Fitzgerald en el ascenso al Aconcagua, en 1897.

 

En 1928 el oficial británico Basil Marden tuvo la osadía de intentar la cumbre del Aconcagua en invierno y en solitario, en el mes de julio, al verano siguiente rescataron su cuerpo congelado, el cual nadie reclamó y por eso se decidió sepultarlo en el que hasta entonces era el cementerio ferroviario de Puente del Inca, fue este el primer montañista enterrado, y de esta manera comenzó la historia del Cementerio del Andinista. 

 

La cruz más grande del cementerio corresponde a Juan Fiorini y data de 1903, entre los objetos de valor, hay una cruz tallada por el artista Chipo Céspedes que fue donada en el aniversario del Club Andinista Mendoza, a esa cruz la habían cortado para robársela, pero la rescataron a tiempo.

Se pueden marcar en tres etapas el desarrollo del cementerio, la primera es la ferroviaria, luego la de los andinistas muertos en la montaña y ahora la voluntaria, porque muchos piden ser sepultados allí.

 

El Aconcagua y sus muertos

Cada tumba del cementerio esconde una historia de aventura y misterio que terminaron fatalmente, trabajadores que nunca fueron reclamados, epidemias que vivió la zona, avalanchas mortales, baqueanos y montañista que dejaron sus vidas alrededor del Aconcagua.

Hay que aclarar que en el cementerio se encuentran tumbas en las que es imposible determinar sus identidades, debido a la gran cantidad de años en los que no se efectuó ningún tipo de registro ni cuidado.

Existen más de 20 andinistas que murieron en el Aconcagua, cuyos cuerpos aún descansan, congelados, en la montaña y en su memoria se han puesto en el cementerio en homenaje, placas recordatorias.

 

Algunos de los que allí descansan:

Juan Stepanek. Primer muerto en el Aconcagua. Austríaco de nacimiento, se había radicado en la ciudad de Rosario. Junto con Miguel Gossier intentan la cumbre del Aconcagua en el año 1926. Son sorprendidos por un fuerte temporal de seis días. Gossier que se le había terminado su licencia propone regresar, Stepanek decide intentar solo la cumbre. Veinte años después su cuerpo es encontrado en el Gran Acarreo a 6500 mts. por la Expedición Militar comandada por el Tte. 1ro Valentín Ugarte. Luego de estar enterrado 20 años en el cementerio de la Ciudad de Buenos Aires, fue sepultado definitivamente en el Cementerio de los andinistas.

 

Basil Marden. Capitán del Noveno Regimiento de Lanceros del Ejército Ingles. El militar británico había llegado a Puente del Inca desde Santiago de Chile, en los primeros días de julio de 1928, con la intención de llevar a cabo una expedición invernal, en solitario, al Aconcagua. Eran parte de su equipo unos esquíes y un trineo con los que partió el 16 del mismo mes. No regresó jamás, salieron en su búsqueda en pleno invierno pero llegaron hasta Plaza de Mulas Superior, en ese momento denominado el Campo de Ryam, pero encontrando solamente su trineo por lo que pensaron que estaría por intentar la cumbre en los próximos días. En el verano siguiente sus restos son encontrados por un baqueano de la zona, llamado Carlos Lobos, que acompañaba a un grupo de andinistas. El cuerpo por su posición parecía haber sido alcanzado por una avalancha.

 

Juan Jorge Link. El gran Señor del Aconcagua, nacido en Alemania en el año 1900, descendiente de una prestigiosa familia de guías y que visitó el Aconcagua en los años 1936, 1938, 1940, 1942 y 1944, había logrado coronar la cima en cuatro oportunidades. Murió en la canaleta Final, en pleno descenso, luego de su cuarta victoria, juntamente con sus compañeros de expedición Adriana Bance, Albert Kneild y Walter Schiller.

 

Adriana Bance. Escaladora francesa, compañera de Juan Jorge Link, fue la primera mujer en hacer cumbre en el Aconcagua en 1942, en compañía de Juan Jorge Link.

 

Albert Kneiid. Escalador de origen alemán, fallece en la trágica expedición dirigida por Link en 1944.

 

Walter Shiller. Científico y explorador alemán, nació en Dahme, Branderburgo, el 16 de mayo de 1879, estudió geología en Jena, Berlín y Freiburg. En 1905 llegó a la Argentina llamado por el Perito Francisco P. Moreno, para trabajar en el Museo de la ciudad de La  Plata, donde trabajó con los geólogos Hauthal y Roth. Fue uno de los que contribuyeron a la explotación de yacimientos petrolíferos de la Ciudad de Comodoro Rivadavia. Descifró sobre el terreno la complicada y desconocida contextura del Aconcagua; y cumplió sus largas observaciones en la fundamental obra «La Alta Cordillera de San Juan y Mendoza”. Fallece en la trágica expedición dirigida por Link en 1944.

 

Familia Rubina. La Familia Rubina estaba integrada por Víctor Manuel, ferroviario, su esposa Amelia del Carmen Gamboa y sus pequeños hijos Eduardo Víctor y Juan Domingo. Fueron sepultados luego de que una inesperada avalancha les quitara la vida, sin que lo advirtieran. Víctor Manuel Rubina sufrió la fractura de cráneo, mientras que  su esposa e hijos murieron por asfixia, por sofocación.

 

Doris Adela Ward. Antigua pobladora de la zona, esposa de un ingeniero del ferrocarril, fallece en 1913.

 

Néstor Zapata, María Ferreira, Carlos Oscar García, Juan Fiorini. Antiguos pobladores de la zona relacionados con el servicio ferroviario.

 

José Antonio Alma Cija. Nació en 1928 y falleció en 1993, andinista de la zona, entre sus cerros más importantes podemos mencionar los siguientes: Mercedario, Tupungato, Aconcagua y El Plata.

 

General Nicolás Plantamura. Nace en la ciudad de Mendoza, el 08 de noviembre de 1907, ingresa al Colegio Militar de la Nación en el año 1925, egresando como subteniente del Arma de Infantería el 22 de diciembre de 1928. Entre sus destinos figuran el Regimiento de Infantería 19, Regimiento de Infantería de Montaña 16, Comando del Destacamento Cuyo, Regimiento de Infantería de Montaña 21, Escuela Superior de Guerra, Comando del 1er Destacamento de Montaña, Director de la Escuela de Tropas de Montaña, se retira con el grado de General de Brigada a principios de 1957.

El 8 de marzo de 1934, a las 12,30 horas, logra ser el Primer Argentino en pisar la Cumbre del Cerro Aconcagua. Su tumba ha sido víctima de saqueos, se robaron entre otras cosas una piqueta de tenia como adorno.

 

Coronel Valentín Julián Ugarte. Jefe de las expediciones al Aconcagua de 1945, 1946 y 1951, Cóndor dorado de la especialidad de Tropas de Montaña, instaló los refugios en el Aconcagua: Presidente Perón a 6.700 mts., Eva Perón a 6.400 mts., Teniente Plantamura a 6.400 mts. y el Exploradores Baqueanos de Cuyo a 4.400 mts. Rescató los cuerpos de Juan Stepanek, Juan Jorge Link, Adriana Bance, Walter Schiller y Albert Kneild. Fue jefe de la primera Expedición Japonesa al Aconcagua en 1953. Vicepresidente de la Federación Argentina de Esquí y Andinismo. Presidente de la Asociación Mendocina de Andinismo y Esquí. Jefe del Equipo Olímpico de Esquí. Oslo y Suiza 1952. Medalla de Oro peronista por la instalación de los refugios de altura. Cruz de Honor del Gobierno de Austria por sus actividades en montaña. Autor del libro Historia del Aconcagua.

 

Coronel Carlos Driolet. Jefe de la Compañía de Esquiadores de Alta Montaña 8 Teniente 1ro IBAÑEZ», entre los años 1965 y 1966.

 

Teniente coronel Jorge Santos de Oro. Falleció el 14 de octubre de 1993. Jefe de la Compañía de Esquiadores de Alta Montaña 8 Teniente 1ro Ibáñez, entre los años I961 y 1962.

 

Extranjeros en el Cementerio del Andinista:

  1. HELMUT REISING
  2. JUAN JORGE LINK
  3. JUAN STEPANEK
  4. CLIVE ROBERT BEAFORD SMITH
  5. DORIS ADELA WARD
  6. JIRI MAREK
  7. NEWELL BENT Jr
  8. Padre JOSE KASTELIK
  9. VERARDI – CORVALAN – GAETE – GARNAUX
  10. PETER GERHADTER
  11. WALTER HAIST
  12. B. J. MARDEN
  13. ALDO IDELFONSI
  14. BELLONETTI INOSCENTI VIADANICA
  15. EDWARD COTTON
  16. DIDIER WAHYUTRIACHDI
  17. ALBERT KNEIDL

 

Civiles argentinos en el Cementerio de los Andinistas:

  1. JOSE COLLI
  2. HAROLDO ACOSTA
  3. MANUEL PACHECO AMOROSO
  4. MIGUEL LUCERO
  5. GRACIELA OLIVARES RUBIO
  6. ALFREDO JUAN MAZZINI
  7. LEONARDO FELIPE RAVAL
  8. FELIPE TAPIA GOULU
  9. GUILLERMO VIEIRO
  10. ADOLFO BEN EGAS
  11. FAMILIA RIBINA GAMBOA
  12. CARLOS LOBOS
  13. RAMON F. GARCIA
  14. JOSE ANTONIO ALMACIJA
  15. ZAPATA
  16. MARIA A. FERREIRA
  17. ARISTIDES FUNES
  18. JUAN FIORINI

BERNARDO RAZQUIN

 

Militares argentinos en Cementerio de los andinistas:

  1. Gral. NICOLAS PLANTAMURA
  2. Tcnl. OMAR NIVEYRO
  3. Cap JORGE GONZALEZ NAYA
  4. Tte. MASSONAT
  5. Sarg. MANUEL RODRIGUEZ
  6. Tcnl. JORGE SANTOS ORO
  7. Cnel. VALENTIN UGARTE
  8. Cnel. CARLOS DRIOLLET

 

Fuente: Centro Cultural Argentino de Montaña, por Guillermo Martin

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.