En el Valle de Uco, las opciones van de una cabaña en medio del campo, de ambiente familiar y austero, a los wines hotel abocados a un público selecto

Sin lugar a dudas el Valle de Uco ha pasado a ser durante los últimos diez años uno de los destinos de preferencia para el turismo internacional, así como para el nacional y el mismo mendocino que elige hacerse una escapada a un lugar más cercano y llega hasta San Carlos, Tunuyán o Tupungato.

Pero al momento de elegir cuánto pagar por la estadía, automáticamente se crea una brecha entre el público que busca alejarse de la ciudad y disfrutar de la naturaleza y las actividades al aire libre a un buen precio y el denominado top que accede a servicios de lujo, con suites en medio de la montaña que de antemano son ofrecidas y valuadas en dólares. Hoy existen opciones de alojamientos que van de los U$S20 a los U$S400 por persona la noche.

“Nosotros tenemos la política de mantener la clientela y de no abusarnos del turista que viene de Mendoza hacia acá. De no espantarlos con los precios. Si no, nosotros tampoco podemos trabajar”, detalló Teresa, dueña del alojamiento de la Posada del Jamón, en Vista Flores, donde el precio de una habitación por persona ronda los $200.

Los costos de estos hospedajes, así como de las cabañas o departamentos a los que suele acceder el turista común, que tiene un promedio de estadía de entre 3 y 5 días, varían según la cantidad de personas y las comodidades que busquen.

Pileta al aire libre o climatizada, servicio de blanco, desayuno y hasta máquinas de ejercicios marcan las pequeñas diferencias entre un complejo y otro, que en su mayoría manejan precios similares. Para vacacionar en el Valle de Uco, el costo de un alquiler para 4 personas va de $500 a $750 y para que alquilen 6, de $750 a $900. A estas opciones más económicas se les suman los campings, cuyos valores para pasar la noche oscilan entre $50 y $100 por día.

“Las consultas que se hacen para este tipo de alojamiento son constantes y llegadas estas fechas o en lo que ha sido fines de semana largos, las cabañas y departamentos están repletos”, comentó Juan José Jiménez, al frente del área de Turismo en Tupungato.

Para un público selecto

Reconocida tanto por sus vinos de alta gama y bodegas de arquitectura novedosa como por su gastronomía, la región del Valle de Uco supo captar estos últimos años al turismo de primera categoría. Para ello hubo grandes inversiones –muchas de capitales extranjeros– en la construcción de posadas, lodges y hoteles se que han acoplado al auge del enoturismo en el Valle de Uco, proponiendo pasar la noche en las mismas instalaciones donde se cultivan los varietales de uvas.

Tomando en cuenta este tipo de oferta, una habitación base doble en una posada puede costar desde U$S180, con desayuno y visita guiada a una bodega hasta U$S365, optando por una suite doble con vista a la montaña.

Fuente: Diario Uno
05/12/2014

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.