Hoteleros temen que el turismo no se va a recuperar rápido después de la cuarentena