Importantes anuncios en el congreso FAEVYT

Congreso FAEVYT en Chaco

En Resistencia, Chaco, los días 2 y 3 de junio, se llevó a cabo el Congreso Anual de FAEVYT. Los inscriptos fueron 800 pero en las reuniones rondaban entre 300 y 350. La apertura a cargo del presidente de FAEVYT, Fabricio Di Giambattista, ratificó lo que la mayoría de los agentes ya saben: “Estamos atravesando un momento difícil con bajas generalizadas de las ventas, y la consecuente caída en los puestos de trabajo” Por su parte el Ministro de Turismo de la Nación Gustavo Santos desplegó una batería de anuncios:

-Ley de Agencias de Viajes: apoyara decididamente su promulgación, con modificaciones de adaptación al nuevo Código Civil y Comercial. -Ley Pymes: propiciará que el Turismo sea incluido en la ley que se enviará al Congreso. -Financiamiento: También gestionará ante el Banco Central una línea de financiamiento preferencial para el sector del turismo. -Transporte: propiciará una reunión con el Ministerio de Transportes para tratar la situación de las reducciones de las comisiones realizada por Aerolíneas Argentinas. -Fondo Estudiantil: restituirá parcialmente el fondo a las agencias, y se continuará en un fideicomiso el fondo que vence el año próximo.

Respecto del desarrollo, si bien el contenido académico verso sobre innovación, reconversión y estrategias, el contenido técnico de las charlas no cubrió la expectativa.

En un Congreso donde las agencias llegaban muy golpeadas por la caída de las ventas, la baja de comisiones de AR y una mochila fiscal que no aloja, el ministro de Turismo ocupó el centro de la escena y desplegó una batería de anuncios: el apoyo a la ley de agentes de viajes, la inclusión de Turismo en la norma de Pymes y la devolución parcial del Fondo Estudiantil, entre otros. En esta edición toda la cobertura del CAF 2016.

Con una batería de anuncios y promesas, el ministro de Turismo, Gustavo Santos, consiguió ocupar el centro del ring de una agenda que venía dominada por la serie de golpes comerciales y macroeconómicos que tienen a las agencias de viajes promedio contra las cuerdas. Muchas de las gestiones anunciadas fueron sorpresa hasta para los propios organizadores del Congreso Anual de la Faevyt, celebrado el 2 y 3 de junio en la ciudad de Resistencia, Chaco.

De hecho, aunque sin lograr romper del todo la modorra discursiva a las que nos habían acostumbrado las aperturas de los últimos años, las palabras del presidente de la Faevyt, Fabricio Di Giambattista, habían subido un par de puntos los decibeles de elocuencia: “Estamos atravesando un momento difícil, con una baja generalizada de las ventas y la consecuente caída de puestos de trabajo, que entendemos es parte de la transición que se está viviendo”.

OPACA TRANSICIÓN

El dirigente empresario también alertó sobre la ausencia de rentabilidad del negocio y apuntó contra la carga impositiva, la concentración del mercado en muy pocas manos, la discriminación en el acceso a fuentes de financiación y, con bastante virulencia, reclamó respuestas ante los insistentes pedidos de arbitraje del Estado en el diferendo con Aerolíneas Argentinas. “Entendemos que es fundamental poder trabajar con el gobierno actual en el equilibrio de la carga impositiva para que no se destruya trabajo”, pidió Di Giambattista, para luego –bajo el aplauso de la platea– disparar contra la baja de comisiones de la aerolínea de bandera: “Si bien entendemos que debe hacer foco en sus resultados económicos, pedimos ser incluidos y tenidos en cuenta como principales comercializadores de los productos de turismo. Esos mejores resultados económicos se pueden conseguir sin trasladar el perjuicio a las agencias. Esperamos que se concrete pronto la reunión con el Ministerio de Transporte para que sean contempladas algunas de las propuestas que tenemos”.

RECOGIENDO EL GUANTE

Lejos de los discursos evangelizadores de la unidad y potencialidad de la actividad, el ministro de Turismo elaboró una alocución con intentos de respuestas a problemas concretos. Algunas planteadas como anuncios y otras como promesas –matizables todas-, lo cierto es que a medida que fue avanzando logró romper la inocultable frialdad con la que había sido recibido por los participantes del Congreso.

“Reconozco el valor tras-cendental que tiene la tarea del agente de viajes. Lo que significa en la cadena de comercialización de turismo, en la elaboración de los productos turísticos, en su promoción y comercialización”, empezó diciendo Santos (una valoración nada menor del rol), para inmediatamente anunciar que “quiero ratificar el apoyo incondicional a la nueva ley de agentes de viajes, la que reconoce el principio de exclusividad en la acción de comercializador en más de un producto turístico, elaborando paquetes en su carácter de intermediario de esos servicios”.

También le puede interesar: Palabra de ministro

Si bien nunca renegó del proyecto que hoy está en la Cámara de Senadores, hasta ahora no había sido tan taxativo a la hora de refrendar el proyecto que heredaron del anterior gobierno. Eso sí, advirtió que deberá sufrir modificaciones si quiere volver a ver la luz: “La reforma del Código Civil y Comercial nos exigirá trabajar en conjunto en la reformulación de su texto, ya que fue presentado antes de esa reforma”.

Hasta ahí llegó la versión oficial, ya que en el apuro por no perder el vuelo de retorno a Buenos Aires, el ministro no pudo quedarse a responder en detalle sobre éste y otros anuncios. La principal duda es si el proyecto va a ir a los boxes del MinTur o se le van a hacer los ajustes necesarios directamente en el Congreso, donde las comisiones de Turismo son dominadas por la oposición. Todo indica que la vuelta de tuerca se hará directamente en el Senado, en consenso con el Ejecutivo. De hecho, los asesores de la Cámara baja ya están analizando los cambios y a partir de la semana que viene están citados a exponer varios empresarios y dirigentes de la Faevyt.

HABLÁNDOLE AL BOLSILLO

Otro de los anuncios dichos casi al pasar por Santos fue la decisión de “restituir un porcentaje muy importante” del Fondo de Turismo Estudiantil “a más de 400 agencias que verán incrementadas su liquidez a partir de esta decisión que tomaremos en conjunto y tras un acuerdo entre el MinTur y la FAEVYT”. Es tal vez la noticia más concreta de las reveladas por el ministro, pero la que más hay que matizar.

El Fondo en cuestión –recordemos– fue creado hace más de nueve años y en marzo de 2017 se vence el fideicomiso constituido en el Banco Nación. Con lo cual, en realidad, hace mucho tiempo que se viene discutiendo con las agencias del segmento qué hacer con los más de $ 300 millones que se calcula (la falta de información sobre las cifras por parte de la entidad es llamativa) se han acumulado tras un década de aportes de la cuota cero.

La intención original del Ministerio era renovar el fideicomiso (de hecho Santos habló de una “adenda” y no de suscribir uno nuevo) y que el 100% de lo acumulado formara parte de la base para arrancar el nuevo período. En cambio, las agencias pretendían que solo un 15% a 20% sirviera de encaje y que, además, se armara un fideicomiso con condiciones completamente diferentes, que permitiera darle mejor uso a los fondos y redunde en una mejor inversión de lo recaudado. Es que no sólo se quejaban de la opacidad en la información de Nación Fideicomisos, sino de los excesivos gastos y comisiones que implicaba mantener el dinero prácticamente inmovilizado.

Las posturas se fueron acercando en dos recientes reuniones (se habla de que el MinTur aceptaría que el encaje ronde el 50%), pero el anuncio del ministro los tomó por sorpresa. Al respecto, el coordinador de la comisión de Turismo Estudiantil de la Faevyt, Adrián Manzotti, dijo que no haría declaraciones hasta tanto no se defina una postura común con el resto de los operadores. Pero la expectativa es evidente.

PYMES E INTERMEDIARIAS?

Por último, Santos asumió públicamente dos compromisos nada menores, si se tiene en cuenta que además la decisión final no le cabe a la cartera que él conduce. Por un lado, respecto a la ley con ventajas para las pymes que está próxima a ingresar al Congreso señaló textualmente: “Co-mo se dijo, nuestro sector no siempre accedió a estos beneficios que se limitaban al sector industrial. Quiero garantizar que la nueva norma incluirá a todo el Turismo”. Si bien no dio detalles, la platea se ilusionó con que esa inclusión venga de la mano del reconocimiento del monto intermediado y no de la facturación como escala para medir a las agencias de viajes. Actualmente, muchos operadores no consiguen que la regulación ni los bancos los consideren pymes, porque exceden el tope máximo fijado para ser consideradas como tales. De más está decir que un cambio por el estilo implicaría un fuerte espaldarazo a las gestiones históricas para que también impositivamente se les reconozca la condición de intermediarios (por ejemplo, alícuotas diferenciales en el impuesto al cheque o ingresos brutos).

Por otro lado, Santos reconoció la crónica ausencia de créditos a tasas adecuadas para el sector y reveló que en una comunicación con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, le confirmó que se incluirá al Turismo en una nueva línea: “La denominada crédito Prócer del BCRA es la que marca a todos los bancos para que presten dinero a una tasa especial para las pymes. Hoy no incluye a la actividad. Pero ese viejo programa está terminando y en pocos meses, luego de que finalice su operatoria, tengo la confirmación de que será reemplazado por nuevas líneas promocionales y ahora sí contemplará a Turismo y al Plan Belgrano Productivo en forma de empresa”.

Como apostilla de su discurso, el funcionario le confirmó a Di Giambattista una reunión esta semana con el Ministerio de Transporte.

Fuente: Ladevi 09/06/2016