A menos de una semana de puesto en vigencia el régimen de información donde todos los meses deberán registrarse las operaciones, algunas inmobiliarias empezaron a recibir notificaciones por parte de la AFIP para informar sus alquileres turísticos. La Fehgra saludó la medida, pero aclaró que no es la solución definitiva

EN NUMEROS

98% de la oferta de alquileres turísticos en la Ciudad de Buenos Aires se canaliza a través de intermediarios: inmobiliarias o agencias de viajes.

600 mil son las plazas existentes en alojamientos informales.

1.000 millones de dólares anuales es lo que evaden, según la Fehgra

Los que antes estaban afuera del zoológico, ahora tendrán que estar adentro”, había sido la metáfora utilizada en declaraciones a este medio por parte del vicepresidente de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra), Rafael Miranda, al referirse a la Resolución General 3.687 de la AFIP, que creó un régimen informativo para los alquileres turísticos temporarios de inmuebles. En cuestión de horas desde su entrada en vigencia, el 1° de marzo, todo indica que el ente recaudador dio inicio a la temporada de caza. Y el primer blanco son las inmobiliarias que intermedian en operaciones de alquileres turísticos. “Tenemos información de que en los últimos días varias inmobiliarias recibieron notificaciones para dar cumplimiento al nuevo régimen”, reveló a este medio Roberto Brunello, presidente de la Fehgra. La decisión de la AFIP es la primera medida concreta que obtienen las entidades hoteles en respuesta a los pedidos de herramientas que permitan controlar los alquileres turísticos realizados ante distintos organismos, legisladores, el sindicato y otras instituciones civiles. Por eso, tanto la Fehgra como la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT) saludaron de común acuerdo la resolución publicada en octubre de 2014. De todos modos, Brunello insistió en que “no es la solución definitiva del problema, pero es una herramienta válida como para empezar a avanzar hacia la ansiada equidad en la actividad”.

DE QUE SE TRATA.

¿Qué cambios introduce la creación de un régimen de información específico? Básicamente que a partir del 1º de marzo todos aquellos que sean locadores de viviendas amuebladas con fines turísticos por un período de hasta seis meses deberán informar mensualmente a través de la web de la AFIP los datos de cada una de las operaciones realizadas. La obligación alcanza tanto al titular del departamento –en caso de un alquiler directo- como a quienes administren, gestionen, intermedien o actúen como oferentes de viviendas de terceros. Léase, alcanza también a las agencias de viajes que se dediquen a ese segmento. Además, deberán inscribirse previamente en el “Registro de Operaciones Inmobiliarias”, independientemente del valor de la locación o de las rentas brutas devengadas. Es evidente que la AFIP va detrás de esta oferta para una vez dentro del zoológico contarles las costillas de sus declaraciones de impuestos. El propio organismo se encargó de aclararlo diciendo que se busca “optimizar la acción fiscalizadora y el control de las obligaciones fiscales a cargo de los contribuyentes y responsables”. Las razones de “administración tributaria” a las que alude la AFIP tienen que ver con la alerta de las gremiales empresarias hoteleras de que por ese canal se evaden más de US$ 1.000 millones anuales en ingresos no tributados. De hecho, según los cálculos de la Fehgra en el país existen más de 600 mil plazas en alojamientos informales, que completos con un total de 15 mil departamentos, cuya oferta se canaliza en un 98% a través de intermediarios, en su gran mayoría inmobiliarias o agencias que ofrecen el servicio mediante Internet o diversos medios gráficos.

Fuente: Ladevi
13/03/2015

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.