El corto período de transición en Turismo se va sin definiciones de equipos ni proyectos y con la intranquilidad de algunos privados por la falta de comunicación con la nueva gestión de gobierno. El vocero menos pensado terminó siendo el ministro saliente. Santos dijo que después del jueves dará a conocer su plan.

Entre uno que se propuso mostrarse activo hasta el último día y otro que decidió permanecer en las gateras hasta el 10 de diciembre, el corto período de transición en Turismo dejó gusto a poco a la hora de otear las coordenadas de lo que vendrá. De hecho, mientras que recibía todo tipo de homenajes por su despedida, el ministro saliente Enrique Meyer devino en el único comentarista de lo que sucederá tras el 10 de diciembre. En tanto que su sucesor, Gustavo Santos, eligió abroquelarse en un llamativo silencio, que obviamente fue un espacio ocupado por el actual titular del organismo nacional.

INQUIETUD

En el medio, el sector privado empieza a mostrar signos de inquietud por la falta de definiciones ante un contexto delicado en varios frentes. Incluso, algunas entidades –intranquilas por la falta de comunicación con la nueva gestión– comenzaron a la- mentarse por no haber hecho el lobby necesario para tener un rol más preponderante en la agenda macrista (como lo tienen muchas otras corporaciones a través de los funcionarios nombrados). Mientras, puertas adentro la Cámara Argentina de Turismo (CAT) deja trascender la idea de que ocupa un lugar importante en la sucesión como único interlocutor sectorial, el cual extrañamente no es explicitado. Un ex director ejecutivo de la Cámara, Ramiro Alem, sería el vínculo entre la entidad y los armadores del equipo de Santos.

Pero el pendular apoyo a la conducción de la Cámara por parte de los titulares de varias asociaciones volvió a quedar averiado ante otro arranque de secretismo.

Por su parte, el titular de la Fehgra, Roberto Brunello, pidió bajar la ansiedad y dijo que no tuvieron contacto con Santos más allá del saludo protocolar: “No conocemos cuál es el proyecto. Él sabrá qué tiene en la cabeza y a lo mejor querrá terminarlo de armar. Pero insisto, creo que lo peor que podemos es salir inmediatamente a exigirle qué tiene que hacer o reclamarle que nos escuche. Hay que tomarse un tiempo prudencial y no desesperarse”.

EL VOCERO MENOS PENSADO

Formalmente, los que asumieron la comunicación de la transición fueron las autoridades salientes, que a través de un escueto comunicado oficial hablaron de que Meyer recibió a Santos en su despacho en una reunión “donde acordaron la transición y abordaron temas de agenda turística”.

Fue el propio ministro saliente quien dio una idea de lo que viene: “De acuerdo a lo que me comentó, para él fue una reunión muy productiva. Y daría la impresión de que en líneas generales se van a seguir las políticas que hasta ahora se vienen llevando a cabo. De mi parte, contento con esta primera información”.

Su sucesor, el cordobés Gustavo Santos en cambio encara la transición con un perfil mucho más bajo, sin reportajes, ni precisiones sobre su equipo ni planes. “Estamos trabajando en eso y oportunamente cuando asumamos oficialmente vamos a transmitirlo, que es lo que corresponde”, señaló Santos, quien en una entrevista al paso respondió a la versión de que se incluiría a la cartera dentro del gabinete económico de Macri: “Turismo es una actividad económico-productiva y ha demostrado ser uno de los grandes generadores de empleo. Además no hay que olvidar que hay sectores enteros del país –municipios y destinos– cuya economía depende casi exclusivamente del turismo (…) Esta es una actividad transversal, necesariamente tenemos que hablar con todos. No hay posibilidades de tener un gobierno moderno en el cual no se dialogue y se trabaje por programas y con un criterio de integralidad. No hay departamentos ni sistemas estancos. Hay necesidad de avanzar en conjunto entre todos los ministros, con el área de Economía, la de Ambiente, con Cancillería… con todas las que debamos hacerlo”. Y frente a la repregunta planteó: “Hay un solo gabinete, no hay dos”.

Y, por ahora, no mucho más. Apenas la idea de imitar el modelo de Córdoba a nivel nacional, buscar que otros destinos se vuelvan hubs de conectividad aérea para descentralizar la red respecto de Buenos Aires, crear trabajo y apostar al emprendedorismo.

Por su parte, Meyer fue directo a la hora de plantear que “me gustaría que la estructura siga creciendo y no perdamos trono fue casual y –aunque no haya querido profundizar– responde a la versión de que con el gobierno macrista la APN sería puesta bajo el paraguas de la Secretaría de Ambiente.

UNA PROPUESTA A SANTOS

Un grupo de 20 empresarios y académicos, con Tomás Ryan y Carlos Gutiérrez como referentes, elaboró un documento sobre los lineamientos que entienden debería atender la nueva gestión del MinTur, a cuyo titular buscarán entregarle una copia. En muy resumidas cuentas, a nivel institucional consideran que es fundamental profundizar la federalización de la gestión del Ministerio, poner en marcha el Comité Interministerial (previsto en la Ley Nacional de Turismo) y que la Administración de Parques Nacionales se mantenga en la órbita de Suipacha 1111. Asimismo, propusieron una auditoría legal y económica del Inprotur, transparentar los datos y racionalizar el calendario de ferias y workshops. En otras áreas, aconsejaron que se facilite el acceso a nuevos operadores aéreos, se avance imperiosamente en un proyecto de ley de agencias de viajes, haya un desarrollo más eficaz de las estadísticas, y se implemente un diagnóstico de situación del Fondo Fiduciario (cuota cero) del Estudiantil.

ENRIQUE MEYER: “MI CONSEJO ES QUE TOME LAS DECISIONES POR CONSENSO”

En diálogo con este medio, el ministro saliente de Turismo se refirió a su relación con Santos, sus expectativas con el cambio de mando en Suipacha 1111 y su futuro. “Yo nunca perdí el diálogo con Santos”, explicó.

-¿Qué va a hacer de su futuro inmediato después del 10 de diciembre?

-Por ahora, la idea es descansar. Tengo una invitación para participar de una Reunión de Ministros de las Américas y un par de disertaciones en agenda. No me las esperaba, pero ya que me han invitado…

-¿Se va a dedicar a dar conferencias o piensa buscar seguir ligado a la función pública?

-Me voy a dedicar a descansar. Son 12 años de gestión en la provincia, más 12 años a nivel nacional, en los cuales tuve muy pocos días libres. Así que para empezar me voy a tomar unos días de vacaciones.

-¿Qué consejo le daría a Santos de cara al mandato?

-El consejo que le podría dar es tratar de tomar las decisiones por consenso, como hemos tratado de hacerlo durante todo este período.

 -Hubo momentos picantes en esa construcción de consensos.

-Cuando Belgrano de Córdoba lo hizo descender a River con el “picante” jugando (por el apodo del delantero César Pereyra).

-Me refería a qué hubo momentos difíciles, incluso con el propio Santos.

-No, para nada. ¿Qué le pasó?

-Que hace hace unos años le sacaron los congresos de la Aaavyt y el de Calidad que se iban a hacer en Córdoba (ver nota La gestión de Meyer).

-No me pregunte a mí, pregúnteselo a la gente. No me acuerdo. Siempre estuvimos trabajando y dialogando. Aun en esos momentos que Ud. dice. Yo nunca perdí el diálogo con Santos.

-Igualmente, al margen de Santos, hubo varios momentos donde intervinieron para asegurarse ese consenso, como –por ejemplo– en la sucesión de la CAT…

-¿En qué?

-Cuando intervinieron en la elección del presidente de la Cámara (ver nota La gestión de Meyer).

-¿Quién?

-Ustedes.

-No, no, está equivocado. Nunca intervinimos.

-Bueno, no quería quedarme en casos puntuales. A lo que iba es que han construido consensos a su modo, maniobrando a veces por las buenas y otras por las malas. En base a esa experiencia, es que quería profundizar el consejo a Santos.

-No sé, no entiendo qué es consenso por las malas.

-¿Qué le gustaría que Santos no toque de lo que dejó armado?

-Me gustaría que la estructura siga creciendo y no perdamos ninguno de los logros alcanzados. En estos 12 años hemos demostrado que Parques Nacionales es fundamental como organismo dependiente del Ministerio, la unidad ejecutora de préstamos internacionales se mostró muy interesada porque se han hecho una cantidad de inversiones muy importante a lo largo del país. No sólo en temas turísticos, sino también en temas ambientales. Ustedes mucho no lo escriben, pero se ha hecho muchísima obra pública y hoy se pueden recorrer ciudades donde antes había plagas como gaviotas y demás a las que hoy no se las ve. Cuando vamos a Madryn y vemos lo que es hoy, y lo comparamos con hace cinco años, el cambio es notable.

-Entiendo que la alusión a Parques Nacionales no es casual, ¿por qué lo comenta?

-No me pregunte a mí si se mantiene todo el Ministerio y sus organismos. No estoy en el equipo político de Macri en el cual se definen esas cosas.

Fuente: Ladevi
11/12/2015

 

Artículos Relacionados