Invierno Termal en Mendoza

Invierno Termal en Mendoza

Mendoza es una de las provincias mas completas en cuanto al turismo respecta. Tiene una oferta turística tan variada que es posible disfrutar de un paseo en cualquier época del año. 

Viñedos, excursiones, paisajes, historia, deportes extremos, nieve y termas son los principales atractivos de esta provincia.

 

Relax en las termas

Cuyo ofrece al viajero alternativas diferentes para disfrutar de los beneficios que aportan las aguas mineralizadas. Enmarcados por bellos escenarios naturales, los establecimientos combinan tratamientos estéticos y de salud ya que ofrecen los beneficios de aguas sulfurosas únicas en el mundo, cargadas de minerales por los procesos biológicos y geológicos que tienen lugar en esta zona Cordillerana.

 

Cacheuta

Uno de los centros termales más destacados de la provincia de Mendoza es Cacheuta, ubicado en el departamento de Luján de Cuyo y muy cerca de Potrerillos. Distante apenas 38 kilómetros de la ciudad Capital, el establecimiento permanece abierto durante todo el año, entre las 10 y las 18.30.

Con los picos nevados de la Cordillera de los Andes como telón de fondo, Cacheuta ofrece un Parque de Agua Termal y Aventura. Un área natural en el que fueron construidas diferentes piletas con aguas hipertermales, que oscilan de 35°C a 50°C de acuerdo a los manantiales.

María Inés Arroyo, gerenta de marketing y comunicación de Termas de Cacheuta –un hotel spa con una historia increíble de más de 100 años, pero con una nueva etapa que comenzó en 1986–, dice que el cambio en los últimos años tiene que ver con un concepto distinto del termalismo. “Nosotros desde siempre quisimos cambiar la idea de que no es más turismo-salud, aunque te hace muy bien. Quisimos hablar del turismo que proporciona bienestar, y que es un servicio lúdico también. Si hablamos sólo de salud, no todos se sienten atraídos por irse de vacaciones a un lugar en el que te van a tratar como enfermo”.

Hoy, las termas son el tercer destino de Mendoza, detrás del turismo de bodegas y de alta montaña. Para Inés, el cambio trajo aparejado otro comportamiento: “Cada vez tenemos público más joven, y mantenemos el tradicional que nos acompañó siempre”.

La gran virtud de Termas de Cacheuta tiene que ver con las termas y el entorno. “Cacheuta es muy bonito; estamos en medio de la precordillera, encajonados, rodeados de la montaña, y al lado circula el río Mendoza, el más importante de la provincia. Tenemos paisaje, belleza, y todas las energías que circulan en el lugar, lo que nos hace únicos. Ni mejores ni peores, únicos”, asegura Arroyo.

 

 

Complejo Termal Los Molles

Inmerso en un valle y situado a 50 kilómetros de Malargüe, se encuentra el Complejo Termal Los Molles. El centro termal alberga piletas sulfurosas y ferrosas, cada una con propiedades terapéuticas diferentes, a temperaturas que van de 38°C a 48°C.

El predio posee una infraestructura hotelera distribuida en tres edificios. Para acceder al lugar, se transita por la RN 40 hasta la intersección con la RP 222, que bordea el río Salado a través de un camino de montaña, en dirección a Valle Hermoso y Las Leñas.

 

Termas de Challao

En el departamento de Las Heras, a solo siete minutos de la Capital de Mendoza, se encuentran las Termas de Challao. Un complejo situado a 850 metros sobre el nivel del mar, beneficiado por la presencia de un particular clima templado y seco que permite su apertura durante todo el año.

En el predio, funciona un spa con aguas termales de características sódicas, cloruradas, cálcicas y magnésicas.

 

El Sosneado

Junto al río Atuel, a unos 2.180 metros de altura sobre la RP 220, el visitante accede a un abandonado complejo termal que supo ser en las décadas del ’30 y el ’40 un suntuoso alojamiento de alta gama. Se trata de las ruinas del Hotel Termas El Sosneado, inactivo por razones que muy pocos conocen.

Ubicado en la zona sur de la cordillera mendocina, el manantial de aguas termales es de origen volcánico y en temporada estival recibe turistas que aprovechan sus propiedades curativas. Los restos de la antigua hostería, funcionan incluso como campamento base para andinistas y excursiones de caza y pesca.

 

Fuente: blog.alquilerargentina.com y www.voydeviaje.com.ar