El dato surge de un informe del Ministerio de Turismo de la Nación. Referentes del sector anticipan que hay buenas perspectivas, pero reconocen falencias en la actividad.

Las bodegas de Mendoza tienen proyectos de inversión por $ 202 millones en desarrollo enoturístico para 2017. 

Así lo indica un informe de la consultora Unit Consulting elaborado en conjunto con InverTur en base a datos aportados por el Ministerio de Turismo de la Nación.

El estudio revela que en el total de Argentina el sector privado planea invertir un total de $ 52.803 millones en materia de turismo durante este año.

La mayor parte de ese monto será aportado por las aerolíneas low cost ($ 26.758 millones) y construcciones de alojamientos ($ 17.762 millones), pero también harán desembolsos millonarios el transporte terrestre ($ 3.921 millones), los centros de convenciones ($ 1.720 millones), los centros de esquí ($ 1.255 millones), las empresas de termas ($ 1.162 millones) y finalmente las bodegas, con una inversión total del sector que alcanzará los $ 225 millones.

Desde Unit Consulting especificaron que de los $ 225 millones proyectados en inversiones enoturísticas para este año, el 90% ($ 205,5 millones) se harán dentro de Mendoza.

Bodegas chicas y grandes

Las inversiones en turismo de las bodegas mendocinas abarcan toda clase de obras, desde refacciones de restaurantes en bodegas boutique hasta construcciones de hoteles premium.

Tom Hughes, arquitecto del estudio Mora-Hughes especializado en desarrollo de proyectos del área vitivinícola, comentó que “todas las bodegas que se construyen en la actualidad incluyen un sector para el turismo” y aseguró que “hay muchos proyectos por comenzar este año”.

Aunque no reveló los nombres, Hughes indicó que están por empezar a construirse tres bodegas grandes en Valle de Uco que tendrán sector de turismo. “Una es de capitales mendocinos, otra de capitales nacionales y otra de inversores extranjeros”, aclaró.

“Además estamos trabajando con bodegas chicas de no más de 400 mil litros anuales que están construyendo restaurantes o ampliando su parte de turismo”, agregó.

Presente y perspectivas

Gonzalo Merino, Coordinador del Departamento de Turismo en Bodegas de Argentina, analizó el presente del enoturismo y reconoció que “la reactivación del sector es lenta y se ha sentido el impacto negativo de la crisis brasileña (la mayor parte de los naturistas extranjeros es de ese país)”.

Sin embargo, aseguró que “las expectativas a futuro son muy buenas y es por eso que las bodegas están haciendo inversiones en turismo”.

Para Merino, las nuevas conexiones aéreas internacionales de Mendoza, junto a la participación de la provincia en ferias internacionales “podrían llegar a duplicar la cantidad de enoturistas que visitan las bodegas locales en los próximos cuatro años”.

Diego Stortini, presidente de la Cámara de Turismo del Valle de Uco, coincidió en que las expectativas a futuro son buenas, pero consideró que “para lograr un crecimiento sostenido en turismo, Mendoza debe mejorar mucho su infraestructura”.

Además, opinó que se debe lograr una mejor articulación entre el sector público y el privado. “Trabajando en conjunto se podrán aprovechar mejor los recursos de Mendoza para atraer turismo”, apuntó.

Proponen bajar al 10,5% el IVA en vinos y mostos

El diputado nacional por Mendoza, Luis Borsani, presentó un proyecto de ley que propone reducir del 21 al 10,5 por ciento la alícuota del IVA que pagan productos y comercializadores de vinos, mostos sulfitados o concentrados.

A través de un comunicado el diputado indicó que “la reducción de la tasa haría que los mencionados productos puedan ser más competitivos tanto en el mercado interno como en el externo”.

Además, justificó que “el vino es un integrante de la canasta familiar” y explicó que con la reducción de la tasa se intentaría “ubicar a la industria vitivinícola en un pie de igualdad con los  productos a granel de industrias de otras zonas agrícolas del país”.

Otro punto planteado por Borsani, es que una baja de 10,5 puntos porcentuales en la alícuota del IVA permitiría al sector exportador depender menos de los reintegros que actualmente concede la AFIP.

“La devolución de IVA por exportaciones tiene una tramitación compleja y se efectúa con grandes demoras, comprometiendo en última instancia la competitividad de las exportaciones”, explicó el diputado Luis Borsani.

Fuente: Los Andes