La ministra de Turismo y Cultura aseguró que es una «deuda del Estado» controlar ese tipo de ofertas. «Así como se avanzó con Uber tenemos que lograrlo con estas plataformas», subrayó. Defendió la decisión de unir Turismo y Cultura en un ministerio y dijo cuáles son sus desafíos.

 

Juri adelantó en MDZ Radio cuáles serán los desafíos con los que asume y dejó claro que Mendoza debe avanzar en regulaciones para las plataformas digitales que representan una «competencia desleal» con los alojamientos formales. «Es una gran deuda del Estado», señaló.

«Así como se avanzó con Uber tenemos que trabajar con estas plataformas de oferta», sostuvo en referencia a opciones como Airbnb. «El problema no son las plataformas, sino lo que se ofrece en ellas porque el Estado debe garantizar seguridad del turista dijo y agregó que «hay mucho alojamiento que nadie está controlando y que no solo es competencia desleal en materia impositiva para los alojamientos formales». «Tampoco le estamos mirando las instalaciones de gas, de luz, y las razones de seguridad», argumentó.

De todas formas, subrayó que es importante permanecer abiertos a este tipo de tendencias, pero dando un marco de formalidad. «Son posibilidades laborales distintas que el mercado va regulando solo. Yo trabajo en turismo hace años y antes se discutía el tema de las estrellas hoteleras. ¿Quién ponía las estrellas? Ahora lo terminó resolviendo Trip Advisor. Uno entra, mira las fotos y elige», manifestó en Vos Sabrás. «Yo soy inflexible en los temas de seguridad porque cualquier cosa que le pase al turista, tenemos que garantizar ciertos controles para que no es pasen cosas tristísimas», adhirió.

 

Por otro lado, Juri ha dejado claro los ejes de su gestión con Turismo y Cultura caminando de la mano y potenciándose a partir de sus particularidades.  «Los destinos sin identidad no tienen posibilidad de éxito. Sobre todo para los que somos mercados lejanos. Mendoza es un mercado lejano para el gran consumidor y -como a mi me gusta mostrarles en el mapa a mis alumnos- si los grandes mercados emisores van a encontrar lo mismo a 100 kilómetros que en Mendoza a 10.000 km, no nos van a elegir. El turismo necesita trabajar en sus temas identitarios», advirtió.

En este sentido dijo que el vino es «un elemento que nos da fuerte identidad» pero agregó que hay otros temas como los artistas, los artesanos, la música y el tango, entre otros. Además, sostuvo que «el turismo no sirve cuando vienen muchos turistas, sirve de verdad cuando genera empleo en el lugar en que se desarrolla». Por ejemplo, dijo que es una frustración ver que en hoteles y posadas hay dulces de otros puntos del mundo en lugar de mermeladas locales. «Tenemos que trabajar para que los dulces de Mendoza estén en los hoteles. Que nuestros artesanos hagan los souvenir», manifestó.

También habló de darle excusas a los turistas para visitar Mendoza y el gran desafío de ofrecerles muchas propuestas para que lleguen a puntos más alejados de la provincia. «Se ha ido trabajando para que conozcan otros lugares y sean más días de estadía. Los caminos del vino son una buena propuesta y estamos convencidos de que la montaña tiene que ser esa gran cosa que nos explote a los mendocinos. El camino a Cacheuta, por ejemplo», remarcó y agregó otros puntos cardinales y obras como la nueva Ruta 40 rumbo a Malargüe.

En esta línea sostuvo que no hay que quedarse con la idea de que los turistas van a venir porque Mendoza es barato por la cotización del dólar, sino darle excusas para que vengan y salir a promocionar la provincia en el mundo. «Uno cae en la deducción fácil de que la gente viene porque es barato pero la verdad es que es una condición solamente. Los dos destinos más exitosos son París y Nueva York y no son baratos. Para que un destino esté en boga, hay que trabajar con mucha seriedad», expresó.

En cuanto al futuro, adelantó que en enero habrá novedades sobre el desarrollo del perilago de Potrerillos y recordó que existen dos proyectos para construir nuevos centros de esquí, uno en el Valle de Uco y otro en el Sur. También deslizó que es necesario solucionar la situación de Penitentes para que funcione como centro de montaña.

También introdujo un nuevo concepto que se utiliza en el mundo y que en Mendoza aún no ha sido explotado: el «glamping».  «Estamos trabajando en línea de financiamiento de alojamientos ecofriendly. Mendoza tiene potencial y estamos trabajando con financiamiento para el glamping», explicó en referencia a alojamientos del estilo camping pero con facilidades y confort. «No tiene que ver solo con lo económico del alojamiento, también significa un mayor contacto con naturaleza. Córdoba tiene un montón y nosotros vamos a trabajar en eso», concluyó.

 

Fuente: Mdz Online
18/12/2019