La balanza turística profundiza su récord negativo este año

Balanza negativa en el sector

Un 30% se acentuó en el primer trimestre el rojo entre las salidas de argentinos al exterior y los extranjeros que visitaron el país. En términos de gastos, en lo que va de 2017 los que salieron por Ezeiza y Aeroparque erogaron casi el doble de dólares que los que dejaron los visitantes foráneos en el país. Los números tibiamente positivos del receptivo se sustentan en una notable mejoría del mercado brasileño.

Los auspiciosos números de marzo (+7,7% de arribos) permitieron que el receptivo se apuntara una recuperación del 2,2% (14 mil llegadas más) en el primer trimestre de 2017 respecto al pésimo arranque de 2016. Mucho más destacado fue elincremento del gasto en dólares de los turistas extranjeros que ingresaron por Ezeiza y Aeroparque (+13%), quienes dejaron en el país US$ 797, 2 millones de enero a marzo. Por lo demás, la mayoría del resto de los indicadores medidos por el Indec son bastante pálidos y se vuelven marcadamente negativos si se los pone en la balanza con el emisivo.

Por ejemplo, las pernoctaciones totales de visitantes foráneos cayeron un 0,9% contra un muy mal 2016 y la estadía promedio se achicó un 3,2%

UNA VELA A BRASIL.

Es más, sólo hay una explicación para que los números del receptivo no sean abiertamente frustrantes y tiene nombre propio: Brasil. En marzo los arribos del país vecino crecieron un 58,3%, pero no se trata de una recuperación aislada. En el primer trimestre del año el principal mercado emisivo para Argentina aumentó un 30% y el gasto total en dólares lo hizo un 43,9% respecto del mismo período de 2016. De hecho, como venimos marcando mes tras mes, el héroe de la remontada desde agosto es Brasil, que produce más de 6 de cada 10 de esos “turistas adicionales” llegados a Ezeiza y Aeroparque.

Es más, son los países que comparten fronteras con Argentina (con excepción de Uruguay) los únicos que en lo que va de 2017 han incrementado el número de visitantes a través de Buenos Aires. Chile lo hizo un 6,8%, Bolivia un 3,3% y Paraguay un 2,4%.

El resto de los mercados internacionales tuvieron declives con respecto al primer trimestre de 2016. El más importante fue el de Europa, que cayó un 5,1%; seguido de los de larga distancia (básicamente Asia y Oceanía) con -4,1%; el resto de América, con -2,5%; y los Estados Unidos y Canadá, con -0,9%. Al respecto, el ministro de Turismo, Gustavo Santos, manifestó: “Al comienzo de nuestra gestión, nos planteamos lograr nueve millones de arribos para el 2020. Y hacia esa meta avanzamos, con acciones concretas, como el reintegro del IVA por alojamiento a visitantes extranjeros y una mayor conectividad aérea que nos permita acercarnos al mundo”.

BALANZA ROJO RÉCORD.

Pero lo que más preocupa es que, a pesar del tibio despertar del receptivo, el saldo de la balanza turística es cada vez más rojo, incluso pese a que el emisivo desde agosto muestra una desaceleración de las tasas de crecimiento interanual.

Para graficar lo dicho con los últimos datos disponibles se puede decir que mientras el receptivo creció en el primer trimestre de 2017 un 2,4% contra un año donde había caído un 8%, el emisivo subió un 12,5% contra un período donde había registrado un alza del 30%.

Con lo cual en los tres primeros meses del año el saldo de turistas internacionales fue negativo en más de 417 mil viajeros, un rojo un 31% mayor al de hace un año.

De hecho, mientras hoy la cantidad de ingresos al país vía Ezeiza y Aeroparque es la segunda más floja de la década, la de egresos de argentinos por la misma vía fue récord, y duplica a la de 2010.

Más preocupante aún es que si se mide en términos de gastos, en lo que va de 2017 los argentinos que salen por Ezeiza y Aeroparque gastan el doble de dólares (US$ 1.328,6 millones) que los que dejan los visitantes foráneos en el país (US$ 797 millones).

Fuente: Ladevi
19/05/2017