Exención (no devolución) del IVA al receptivo, alícuota reducida para el interno, atenuación de los costos laborales, eliminación de retenciones y percepciones impositivas en las operaciones con tarjeta, y deducción de los gastos en turismo nacional en Ganancias son el póker de medidas solicitadas por los empresarios. Para la CAT las herramientas solicitadas son condición necesaria (no excluyente) para asegurar el cumplimiento de las previsiones del Plan de Turismo del Gobierno.

Una delegación integrada por los miembros del Comité Ejecutivo de la Cámara Argentina de Turismo (CAT) le entregó el jueves pasado al ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, un documento con cinco pedidos claves −de corte tributario− y competitividad.

La mano de póker de reclamos es la tradicional: exención (no devolución) del IVA al receptivo, alícuota reducida de IVA para el interno, atenuación de los costos laborales, eliminación de retenciones y percepciones impositivas (incluyendo el impuesto al cheque) en las operaciones con tarjeta, y deducción de los gastos en turismo nacional en Ganancias.

El encuentro se produjo nueve días después de que el presidente Mauricio Macri encabezara la presentación de las ambiciosas metas previstas en el Plan Nacional de Turismo: 300 mil nuevos empleos en cuatro años y un crecimiento del 50% en el flujo receptivo y nacional. Programa que no incluyó ninguna de las medidas ahora solicitadas por la CAT

Para la Cámara las herramientas solicitadas son condición necesaria (no excluyente) para asegurar el cumplimiento de las previsiones de Suipacha 1111. “Presentamos una serie de iniciativas que, de aplicarse junto al esquema de trabajo que plantea el Plan anunciado en la Casa Rosada, nos permiten ser optimistas respecto de alcanzar los objetivos que allí se plantean”, señaló a este medio el titular de la CAT, Oscar Ghezzi, quien añadió que la recepción del documento fue muy buena, y que sin importar los plazos de aplicación de lo solicitado “el proyecto del Gobierno lo vamos a acompañar de todas maneras”..

Al respecto, el vicepresidente de la Cámara y de la Faevyt, Alejandro Sans, aclaró: “Acá no hubo un cambio de figuritas. Pero es cierto que el ministro dijo que estaba de acuerdo con los pedidos y sostuvo que algunos los iremos consiguiendo a corto plazo, otros a mediano y el resto a largo plazo. Nosotros precisamos que la actividad se potencie y crezca. Y para poder levantarnos, necesitamos estas herramientas”.

LOS PEDIDOS EN DETALLE.

El documento está encabezado con un fuerte argumento diagnóstico: “Resulta evidente que el Turismo no sólo no ha sido beneficiado, sino que en realidad ha resultado perjudicado y se ha discriminado en su contra al no reconocerlo como una exportación de servicios”.

Tal vez por eso el primer pedido es la exención del IVA al turismo receptivo para todas las actividades: alojamiento, agencias de viajes, transportes, tiempo compartido, centros de esquí, gastronomía y servicios profesionales de guía, entre otros. “No darle el tratamiento de exportación no tradicional, en la práctica significa exportar impuestos”, señala el informe, que sostiene que el costo fiscal de la medida será absorbido por el ingreso que generará el aumento de la actividad.

En su redacción la CAT va por todo en materia de receptivo. Recordemos que desde el MinTur plantearon la inminencia de la reglamentación de la ley de devolución del IVA para los extranjeros sobre los servicios hoteleros, una ley muerta desde su na-cimiento en 2001. De hecho, argumentando lo rápido y sencillo que sería ese trámite, el organismo se había animado a incluirlo en uno de los borradores del Plan presentado la semana pasada. Pero apenas se conocieron esas intenciones (por una nota de este medio), la Faevyt rápidamente salió al cruce de la devolución del IVA en hoteles por considerar que dejaría afuera al canal comercializador y licuaría el impacto del beneficio. Y en una reunión en la CAT donde los hoteleros celebraban el anuncio oficial, la entidad que representa a las agencias logró dar vuelta el clima y alinear a la Cámara nuevamente hacia el reclamo del modelo de exención.

TRATAMIENTO EUROPEO A LOS PROBLEMAS ARGENTINOS.

A la hora de argumentar la necesidad de una alícuota diferencial del IVA también para los turistas internos, la CAT pone el norte en el tratamiento que se hace en Europa. Mientras que aquí se cobra el 21%, en casi todos los países del Viejo Continente se redujo al 10%. De hecho, la entidad replicó los considerandos de la directiva europea, que en 2007 incluyó al turismo en el listado de bienes y prestaciones de servicios autorizados a tener tipos reducidos del IVA: crea las condiciones necesarias para un incremento del empleo, mejora la distribución del ingreso e incentiva la demanda.

Según la CAT, fue esta medida una de las principales herramientas para que Europa continúe siendo el destino turístico N° 1 del mundo.

Pero no sólo en el régimen del IVA es Europa un faro para la Cámara. En el apartado donde plantea la eliminación de los cargos impositivos en las operaciones con tarjetas de crédito, débito y en las cuentas bancarias, la CAT compara el 14% al 20% del monto facturado que se va en la comisión y retenciones de tributos nacionales y provinciales con el 0,5% de costo adicional que implica trabajar con plásticos en la Unión Europea. En concreto, la entidad solicitó una reducción de dichas alícuotas, “evitando la permanente generación de saldos a favor”. Asimismo, reclama que se permita el cómputo del 100% del impuesto al cheque en Ganancias y se habilite una alícuota reducida del tributo para el canal intermediario.

Por otra parte, el informe aborda la propuesta de deducción de los gastos de turismo interno en Ganancias para las personas físicas.

COSTOS LABORALES.

En este punto las entidades que conforman la CAT acordaron solicitar nuevamente el restablecimiento de la plena vigencia del decreto 814 de 2001. Básicamente, esto permitiría que todas las empresas del sector tengan la posibilidad de computar como crédito fiscal del IVA el 20% de la masa salarial bruta de las contribuciones patronales.

Para la Cámara esto último estimularía el empleo registrado y ayudaría a bajar el informal, que en el sector está por encima de la media.

A PRUEBA DE BALAS.

Pese a que el Plan del Gobierno no incluyó ninguno de los reclamos históricos de la CAT, sus dirigentes confían en el éxito de las gestiones. “No están en el plan porque no es el ministro quien decide sobre estos temas. Pero sí está comprometido a trabajarlos y lo veo con mucho ánimo de solucionarlos”, contó Ghezzi, quien explicó que a tal fin se conformaron dos equipos: uno de seguimiento del documento que presentamos y otro que funcionará de forma permanente para resolver las cuestiones urgentes. “Vamos a trabajar estos temas en una mesa desatanudos”, definió el titular de la CAT.

“Tengo más confianza que antes porque el modo de gestión es diferente. Se nota una mayor conexión del MinTur con otras áreas de Gobierno, mientras que antes parecía que se trabajaba en compartimentos estancos”, opinó Sans, quien completó: “Primero nosotros tenemos que convencer al ministro. Intelectualmente él ya lo está. Ahora necesitamos que lo venda al interior del Gobierno”.

Fuente: Ladevi
13/05/2016

 

Artículos Relacionados