La creación de un organismo de Vendimia es un proyecto de ley que tiene el apoyo de hacedores culturales. Ayer se trató en la Legislatura y surgieron voces que cuestionan su utilidad.

Hace una semana, el senador Gustavo Arenas (FPV) presentó un proyecto de ley proponiendo la creación del Ente Autárquico de la Vendimia. Este organismo absorbería todo lo que tiene que ver con la organización, administración y manejo de la Fiesta. Este organismo tendría incluso su propio presupuesto, dándole protagonismo a los actores privados aunque con controles del Estado.

La iniciativa propone además que durante todo el año se trabaje en Vendimia (y no sólo unos meses antes), así como también un mayor aprovechamiento del teatro griego Frank Romero Day. En el lugar se propone que funcione un Museo de la Vendimia.

Ayer tuvo lugar el primer encuentro entre el legislador y los hacedores vendimiales y, si bien a grandes rasgos el organismo cuenta con el apoyo de algunos históricos referentes, hay dudas que llaman la atención de otros.

Entre ellos están funcionarios del Ministerio de Cultura. En la voz del director de Desarrollo Cultural, Federico Ábalos, desde la cartera indicaron que no comparten la idea de crear un ente autárquico.

“Me parece brillante que la Vendimia tenga un presupuesto diferente al de Cultura. Pero creemos que el Ministerio debe seguir encargándose de la Fiesta, porque es el máximo exponente de la cultura mendocina. Tener un ente autárquico no garantiza una Vendimia eficiente”, indicó.

El director de Cultura de Godoy Cruz, Diego Gareca -quien está participando de la transición hacia la Vendimia 2016- también tiene sus reparos. “No me cierra esto de recomendar recetas para los que vienen, me llama mucho la atención. ¿Por qué no presentaron el proyecto en alguno de los cuatro años que pasaron?”, señaló.

“La idea del ente autárquico es sencilla, efectiva y se garantizaría la presencia de todos los actores vinculados. Tenemos que dejar de ver a la Vendimia como propiedad de un solo sector o área. La idea es que lo integren todos los municipios y que esté todo el año trabajando. Actualmente licitamos la Fiesta tres meses antes, hacemos otras licitaciones en el momento y pagando fortunas. El ente puede gestionar y administrar esto, siempre con el control del Ejecutivo y el Legislativo”, sintetizó el experimentado gestor cultural León Repetur, quien ha trabajado codo a codo con Arenas en el proyecto.

Teniendo en cuenta el contexto y el poco tiempo que resta para la Vendimia 2016, Repetur destacó que es imposible pensarlo de cara a la próxima fiesta. “Ojalá que para el 2017 pueda estar funcionando, aunque es difícil ya que hay que conformarlo y darle estructura”, se explayó.

A favor y en contra

La posibilidad de que la Vendimia se autofinancie y que el ente no sea netamente político (se toma como ejemplo el Departamento General de Irrigación, donde sus autoridades permanecen 5 años -uno más que el gobernador- y su elección se da en el Senado, aunque es propuesta por el primer mandatario) tiene sus adeptos.

“Buscamos que el ente dirija también el Teatro Griego durante todo el año, que allí funcione el Museo de la Vendimia. Y lograr más vinculación con los sectores bodegueros y gastronómicos, que también colaboren con los recursos aunque sin condicionar la parte artística. Así se podría financiar la Fiesta: 50% con el sponsoreo y 50% con la venta de las entradas”, dijo Arenas.

La experimentada directora vendimial Vilma Rúpolo, por su parte, pidió que se profundice la mixtura del organismo (parte pública y parte privada). “La presencia del Gobierno, principalmente para controlar lo que se hace y garantizar transparencia, es importante”, destacó.

En tanto, los representantes de la Asociación Argentina de Actores pidieron que se garanticen las fuentes de trabajo de los artistas, que se preserve el espíritu cultural y que se les dé mayor importancia a los actores al momento de elegir una propuesta.

“El ente autárquico nos va a dar la posibilidad de ordenar el alma de la Fiesta de la Vendimia. Lo único que puede preservar la Fiesta es crear un ente que tenga como base mantener la identidad. Además, va a aliviar a la Provincia y se van a terminar los vaivenes políticos”, acotó a su turno el músico Daniel Talquenca.

En la voz de las reinas, la soberana con mandato cumplido Sofía Haudet (2014) también destacó la importancia de que ellas tengan participación en el ente y en la elección de la coordinadora. “Hay que tener cuidado con que no se vaya a politizar el ente. Porque aunque sea autárquico, es el gobernador quien lo elige. Aunque después deba ser aprobado en la Legislatura”, agregó Stella Maris Laborde (reina 1974).

Del otro lado, Gareca mostró su desconfianza: “No termino de entender que presenten el proyecto cuando están terminando su gestión (por el oficialismo). La última Vendimia fue una vergüenza, se gastaron $ 120 millones y el presupuesto total de Cultura era de $ 199 millones. Eso es una mala gestión, una mala administración y no creo que necesitemos un ente aquí, sino plantearnos la capacidad de gestión”.

Asimismo, indicó que a la próxima gestión (de la que él sería parte) le corresponderá revisar el proyecto del ente, así como también la Ley de Vendimia (otra iniciativa que ha surgido).

Fuente: Diario Los Andes
16/10/2015

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.