La “industria del juicio laboral” es un tema que afecta negativamente a la actividad económica, pero también produce una sociedad “más injusta, opinan empresarios. La Unión de Empresarios de Tigre (UET) consideró que la conflictividad laboral es un problema creciente para las empresas del país.

En tal sentido, las empresas asociadas plantearon su preocupación frente a un tema difícil y árido como es el del juicio laboral y la “discrecionalidad” en el trato judicial que reciben las empresas. En la UET los empresarios consideraron que “esa falta de equidad se plasma en los crecientes fallos a favor de la parte trabajadora que incentivan el crecimiento de la presentación de demandas”.

Para muchos empresarios, los abogados han generado de esto un comercio, lo que comúnmente se conoce como la “industria del juicio laboral”, sobre las bases “de dicha discrecionalidad y falta de equidad que reflejan las sentencias, lo que deja a las empresas vulnerables ante reclamos muchas veces absurdos”.

“Frente a este panorama, la cantidad de juicios se ha incrementado mucho y para las empresas hoy es más simple llegar a un arreglo antes que ir a juicio laboral. Tan es así que hasta en causas inventadas se han llegado a acuerdos monetarios”, dijo Claudia Kalinec, presidenta de la UET. El mayor problema para estos empresarios se genera con el personal eventual o contratado por agencias, que al no tener ningún sentido de pertenencia es más proclive al juicio laboral.

Las empresas han pasado por casos que llegan a sorprender, como la demanda “de una persona que trabajó un día y de otras 12 personas que jamás trabajaron, ni siquiera ingresaron a la planta, y comenzaron una demanda laboral”, sostiene el reporte. Algunos rubros, como el gastronómico, sufren la conflictividad laboral de forma permanente con reclamos de horas, días y hasta categorías que se considera que el empleado no cumplía.

A su vez, la falta de actualización de legislación sobre algunos temas (por ejemplo, del listado de enfermedades profesionales) hace que estas cuestiones se resuelvan en instancias judiciales. Otro tema que surgió en forma común es el aumento de los accidentes “in-itinere”, es decir, cuando los empleados van o vuelven de sus trabajos, “donde la línea que divide el ámbito laboral del privado es fina y hasta inexistente”, se dijo. Algunas empresas que han investigado los casos descubrieron que la mitad de estos casos eran fraudulentos y tomaron medidas serias para disminuir el problema.

Los empresarios concluyeron que la clave para mejorar estas situaciones consiste en realizar una selección muy exhaustiva y cuidadosa del nuevo personal a contratar, aún cuando a mayor cantidad de empleados, esta solución es más difícil de implementar. Fundada en 2010, la Unión de Empresarios de Tigre agrupa a más de 30 empresas de servicios (56%), industria (36%) y comercio (8%). Las empresas llevan en el mercado un promedio de 26 años y abarcan sectores diferenciados como ser logística, construcción, residuos, papeleras o servicios.

Fuente: Diario Uno
11/06/2015

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.