La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial hizo lugar al pedido de la Faevyt y ordenó a Latam a seguir pagando las comisiones vigentes al 1° de marzo de 2017 (del 1%). La compañía dijo que aún no fue notificada. La idea de la entidad es utilizar los bríos de la cautelar para sentar a las compañías a negociar una solución de fondo.

 

Un año después de que Aerolíneas Argentinas impusiera la comisión cero e impulsara el efecto dominó entre la mayoría de las restantes compañías (lo que la Faevyt calificó como “cartelización”), la Justicia -luego de varios fallos en contra- le dio por fin un respiro a las agencias de viajes.

El 27 de marzo la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial hizo lugar a la apelación de la Faevyt y ordenó a Latam a seguir pagando las comisiones vigentes al 1° de marzo de 2017 (del 1%), cuando la aerolínea decidió eliminarlas.

Se trata de la primera resolución favorable en las causas iniciadas por la entidad que representa a las agencias de viajes contra media docena de aerolíneas que el año pasado llevaron a cero la retribución por la comercialización de pasajes. De hecho, en la causa contra Aerolíneas Argentinas la Justicia rechazó en primera instancia y en la apelación la medida cautelar de no innovar solicitada por la Faevyt.

“Ahora, con el fallo de Latam en la mano, y reafirmando la obligación de las aerolíneas de pagar por el servicio que reciben por parte de las agencias como canal de comercialización, entendemos que se abre una nueva instancia que debe redundar en beneficio de todas las partes”, señaló el titular de la entidad, Fabricio Di Giambattista.

La cautelar de la Cámara tiene varios aspectos favorables en la discusión de fondo (pese a que el juez aclara que no incide en la decisión final). Por un lado, se reconoce que el “Contrato IATA” rige la relación existente entre las agencias de viajes y las aerolíneas y que como tal prevé el pago de una remuneración por la venta del transporte. Por otra parte, admite que su eliminación puede generar daños irreparables en los intermediarios.

 

A NO PRECIPITARSE

Antes de entrar a analizar las secuelas de la decisión de la Cámara en la batalla judicial, repasemos las condiciones que deben darse para que se efectivice la marcha atrás en la eliminación de las comisiones.

Primeramente, para que el fallo esté firme la Faevyt deberá aportar una caución de $ 200 mil. Si bien desde la entidad dicen no tener esos fondos disponibles, lo cierto es que no habrá problemas para generarlos y superar este primer escollo. De hecho, el Incatur –conformado por la Faevyt- recauda casi $ 2 millones al mes por el fondo patronal. Y aunque sólo se pueden destinar a acciones de capacitación y fortalecimiento en instituciones, no hay dudas de que llegado el caso algún tipo de by pass financiero podría instrumentarse.

 

La otra condición es que Latam no apele la medida, para lo cual tiene cinco días hábiles desde que sea notificada de la misma. El problema es que eso aún no sucedió, porque quien debe hacerlo es el juez de primera instancia y no la Cámara que corrigió la decisión original. De hecho, en diálogo con este medio, desde la compañía se excusaron de opinar acerca de la orden de la Cámara ya que “sería una imprudencia hablar de algo que nos enteramos por ustedes. O sea, no fuimos aún notificados de ningún fallo”.

 

VOLVER A LA CARGA

Al margen de los que suceda con Latam, lo interesante es ver cómo aprovechará el fallo la Faevyt para torcer el escenario general del fin de las comisiones.

Por lo pronto, la idea es utilizar los bríos de la cautelar para sentar a las compañías a negociar. Y si bien hay cinco ya judicializadas (Gol, Aeromexico, Copa, Avianca y en camino de hacerlo Air France/KLM), la mira está puesta en Aerolíneas Argentinas, donde hasta ahora todos habían sido reveses en el pedido de la cautelar.

“Esta es una situación no deseada, aunque no quedó otra opción que recurrir a la Justicia para que se hiciera lugar a un reclamo justo. Pero lo que nosotros queremos es una solución de fondo, como en Chile o en Colombia. Y en eso tiene mucho que ver la decisión que tome la aerolínea de bandera”, explicó Di Giambattista.

De hecho, a pocas horas de conocido el fallo en el caso de Latam, la Faevyt volvió a intentar reabrir canales de diálogo formales para encontrarle una solución consensuada a la cuestión de fondo. El gran objetivo es que Aerolíneas y el Gobierno (léase el MinTur y Transporte) accedan a regular una retribución justa a la comercialización de pasajes. Algo similar a lo que se acordó en Chile y Colombia. Habrá que ver si con la cautelar basta para revertir la comodidad de la compañía con los éxitos en la Justicia y la explícita negativa anterior del Ejecutivo de intervenir en las políticas comerciales de las aerolíneas. Algo que ya le había dejado en claro a la entidad Guillermo Dietrich y su par de la cartera de Turismo, Gustavo Santos, cuando le dijo a este medio que estaba al tanto de la problemática planteada por la Faevyt, pero que “son decisiones comerciales de las empresas aéreas, que poco atañen al Ministerio”.

“Sería una imprudencia hablar de algo que nos enteramos por ustedes. O sea, no fuimos aún notificados de ningún fallo”, Latam.

“Esta es una situación no deseada, aunque no quedó otra opción que recurrir a la Justicia para que se hiciera lugar a un reclamo justo. Pero lo que queremos es una solución de fondo, como en Chile o en Colombia”, Di Giambattista.

 

Fuente: Ladevi
11/04/2018

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.