image

La Payunia en Mendoza

Una inmensa reserva de volcanes

La Reserva Provincial La Payunia es un sitio único de nuestro país; un extraño paisaje de características desérticas que concentra más de 800 volcanes en un total de 450 mil hectáreas. Un inmenso desierto negro que evidencia la intensa actividad volcánica que hubo aquí alguna vez…
La Payunia es una extensa región ubicada en el Departamento de Malargüe, al sur de la Provincia de Mendoza.

 

Este lugar de la precordillera mendocina es, por las particularidades de su relieve, un sitio único de nuestro país que recrea el momento cero del planeta, con un promedio de 10,6 volcanes cada cien kilómetros cuadrados. Un entorno natural volcánico, con inmensos derrames de lava, rocas basálticas y conos de volcanes que le dan un aspecto lunar. 

 

Con más de 800 conos, La Payunia es una de las regiones del planeta con mayor densidad de volcanes. Su principal atractivo está dado por las extensas planicies de lava, destacándose en el extraño paisaje el volcán Payún Matrú, muestra del ecosistema patagónico en Mendoza.
La época de las erupciones volcánicas en La Payunia se acabó hace milenios y sus conos están apagados, aunque quedan las huellas de las explosiones, ríos de lava e inmensos cráteres dentro de los cuales se pueden hacer excursiones.

 

Transitar por los escoriales del volcán Santa María, por las Pampas Negras o por los alrededores de ese volcán perfecto que es el Payún Liso, el segundo más grande con un cráter de 400 m de diámetro y 90 m de profundidad, son experiencias que impactan. 

 

La oferta paisajística y la diversidad de vida que existe en este lugar es increible. Se declaro área protegida en el año 1988, con la declaración de Reserva Total y está en la lista para ser declarada Patrimonio de la Humanidad.
El pico más elevado del campo volcánico es el Payún Matrú (3.640 m), que se levanta sobre el resto de la gran planicie cuya altura promedia los 2.200 m. y es importante destacar que la caldera de éste volcán tiene un diámetro de 8 km, dentro del cual se forma un lago semipermanente.

 

Los extensos parajes desérticos, el color negro de la planicie junto a la flora particular (el colimalil, leñas amarillas) y los picos tan variados generan la certeza de estar en otro planeta, deshabitado y fantástico. 

 

Para tener una idea de todo lo que es capaz de hacer la Tierra, de cómo puede explotar desde sus entrañas, despedazarse y volver a renacer, la Reserva Provincial La Payunia es el lugar para comprobarlo…

Fuente: Tripin