Nueva Ruta del vino en bodegas

Nueva Ruta del vino en bodegas

Mendoza fue elegido por la revista Time como el único lugar de la Argentina entre los 100 mejores destinos del mundo para viajar en 2021. Qué bodegas visitar y cuáles son las novedades de la Ruta del Vino.

La provincia del sol y del buen vino ocupó el puesto 56 y es el único destino del país que figura en el listado. Con una Ruta del Vino que suma propuestas de bodegas sin cesar, elegimos estas novedades de enoturismo para visitar en las vacaciones de invierno o una de esas necesarias escapadas de mitad de año.

 

  1. Bodega, Lodge Boutique y Restaurantes Orgánicos

La bodega orgánica Domaine Bousquet, en Gualtallary, amplía su propuesta turística con un lodge boutique. Así, Gaia Lodge se suma al bistró del mismo nombre y a la completa propuesta de actividades para disfrutar de y en la naturaleza a partir del 31 de julio. En el corazón de los viñedos, tiene 7 habitaciones para un total de 18 plazas (5 dobles y 2 cuádruples), cada una con balcón con vista a la montaña o al valle y las viñas. Además, la hostería brinda servicio de conserjería personalizado, traslados, bar y restaurante.

Bajo el lema ‘habitar la Madre Tierra’, fue construido con materiales simples como ladrillo visto y hormigón. Y tiene apenas tres plantas: la recepción y dos departamentos ideales para familias en la planta baja; los espacios sociales (restaurante, livings y zona de lectura) en el primer piso; y, en el segundo piso, 5 suites con vista a la Cordillera.

En la decoración se combinan texturas, estampados y objetos llamativos, antiguos y modernos. Y se repiten los guiños a los motivos presentes en las etiquetas de los vinos de la bodega: flores y mariposas. Los nombres de las suites son un tributo a las ciudades clave en la historia de la bodega: Carcassonne, Madrid, Bruxelles, Miami, Vancouver, Buenos Aires, São Paulo, New York y Stockholm.

¿Ejemplos de su compromiso con la sustentabilidad? Los amenities de baño son libres de parabenos, sin formol, sin sal agregada, sin TACC, no testeados en animales y 100% biodegradables; hay bicicletas gratis para que los huéspedes puedan trasladarse por los alrededores e incluso visitar bodegas vecinas; la huerta agroecológica abastece al complejo ubicado en Valle de Uco, cuna de los mejores vinos argentinos.

El nuevo restaurante del Gaia Lodge está abierto para cualquier persona que quiera desayunar, almorzar o merendar, con un menú ligero a la carta. En el horario de la cena está disponible únicamente para los huéspedes.

Quienes quieran vivir una experiencia gastronómica 5 estrellas, rodeados por el paisaje de viñedos y el Cordón del Plata, pueden acercarse al tradicional Gaia Bistró. Allí se puede disfrutar la cocina de autor del chef Adrián Baggio, quien hace honor a la filosofía de la bodega: combinar los productos de la tierra con técnicas europeas.

 

  1. Paseo por viñedo y sunset con vista a la cordillera

Comenzar la mañana con una visita guiada a la bodega y degustación. Almorzar con maridaje de las mejores etiquetas; caminar entre las viñas  con la compañía de patos, ovejas, vacas y llamas; brindar mirando el atardecer en la montaña. Esa es la propuesta renovada de enoturismo por un día de Bodegas Trapiche, ideal para un viaje en familia o con amigos.

Se trata de una bodega histórica, en Maipú, cuya construcción de estilo renacentista data de 1912 y es considerado uno de los íconos de la arquitectura vitivinícola argentina.

El recorrido por la bodega es a fondo, para conocer de cerca el proceso de la uva desde su llegada de la viña, el estrujado, la maceración en los tanques, el paso por barricas y el embotellado. Luego es la hora de comer en Espacio Trapiche, al mando del prestigioso chef Lucas Bustos, donde hay un menú de campo gourmet.

La tarde se puede dedicar a caminar sin apuro por el parque, los olivares y la huerta del restaurante. Y, para cerrar la jornada, el innovador wine bar Estación 83 es una experiencia inolvidable: ofrece vinos tirados y por copa (como sucede con la cerveza artesanal) y una cocina de fuego con formato street food para comer con la mano.

 

  1. Días de brunch y tardes de té, con el vino en primer plano

Osadía de Crear, el restaurante de la bodega de Susana Balbo, la primera mujer enóloga del país, se renovó para la temporada de invierno. Es una delicia contemplar, desde sus jardines, el imponente paisaje del Cordón del Plata, a cuyos pies está la bodega. La oferta incluye opciones de menú maridaje, tardes de té, brunch, visitas guiadas, degustaciones y agenda cultural infantil.

El restaurante tiene un menú de alta cocina en 4 ó 6 pasos acompañados con la amplia variedad de vinos que llevan el sello distintivo de Susana Balbo Wines. Todos los fines de semana de julio y el primero de agosto, los más chicos de la familia son homenajeados con teatro, magia y show de circo a cargo de los mejores artistas mendocinos.

De miércoles a domingos, quienes visiten la bodega podrán disfrutar de las tardes de té junto al hogar a leña, degustando panificados artesanales y delicias dulces y saladas. Los fines de semana, se impone el formato de brunch. Desde ya, siempre se puede sumar la visita guiada, cata incluida.

 

  1. Viñedos, sauces, olivos y mascotas

En la privilegiada zona de Agrelo, Luján de Cuyo, ubicada sobre la Ruta 7, a solo 20 minutos de la ciudad, Achaval Ferrer abre las puertas a los visitantes para que visiten sus viñedos rodeados de sauces llorones, jardines y olivos.

La bodega fue construida en un imponente espejo de agua bajo los parámetros de la arquitectura sustentable. Entre las principales actividades están el recorrido por la finca, las degustaciones a medida (de diferentes añadas, verticales o diversidad de ejemplares) y el almuerzo por pasos en el restaurante.

También lanzaron TeaNNERS, tardes de té para disfrutar a partir de las 17 y terminar brindando al anochecer: incluye infusiones, pastelería dulce, salada y dos copas de vino. ¿Datazo? Achaval Ferrer es 100% pet friendly.

 

Fuente: El Cronista, por Andrea Del Rio