La Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM) sigue insistiendo en la necesidad de que se promulgue una Ley de Emergencia Económica para el Sector Turismo.

Lo hizo saber a través de un comunicado que se conoció en las últimas horas, que fue enviado a la Cámara Argentina de Comercio y Servicios para que sus autoridades intercedan ante las autoridades nacionales a fin de que se promulgue esta ley para el sector.

Para fundamentar este pedido, se realizó un detalle de la situación: «El sector no ha facturado ?un centavo’ desde hace más de 100 días. Se encuentra con cero ingreso. Es por eso que se ha alcanzado un estado ?terminal’. Un número significativo de agencias de viajes, transportistas turísticos y hoteles no puedan afrontar las obligaciones y enfrentan la posibilidad de un cierre definitivo».

En el país, según el mismo documento, «el turismo emplea a más de 500 mil personas, en forma directa. También, indirectamente, genera un gran derrame, dado que moviliza un sin fin de actividades; panificados, pinturerías, materiales de construcción, electricidad, sector alimentario, hortalizas, frutas, carnes por sólo mencionar algunos. Los restaurantes, hoteles, agencias de viajes y distintos medios de transporte necesitan mano de obra especializada, empleados que atienden a las personas que vienen y que tan buena impresión generan tanto para el turismo nacional como el internacional».

Y avanza: «En Mendoza ya cerraron 4 hoteles Frente a esta pandemia y sus consecuencias, las empresas que tanto tiempo costó construir y tanto recurso humano capacitó (muchas en Mendoza, familiares o no, llevan entre 50 o 100 años en el rubro) van a ver el esfuerzo de generaciones destruido. Y en el otro extremo se encuentran las cadenas internacionales que ven que sus inversiones no tendrán réditos y seguramente se retirarán de la provincia».

En un apartado, el comunicado habla de «pérdida de conectividad»: «Recientemente se retiró de Argentina la empresa LATAM. Al irse, esta línea aérea, Mendoza y el país pierden conectividad, que es un factor importantísimo. Sin pasajeros no hay turismo y la conectividad garantiza la llegada de visitantes. Sabemos que la líneas de bajo costo también están evaluando si quedarse o no».

También menciona la imposibilidad de establecer una fecha de vuelta a las actividades: «Dado que no se conoce hasta cuándo durará la pandemia y se presume que los viajes van a ser una de las últimas decisiones que los ciudadanos, empobrecidos, tomarán, las perspectivas son realmente demoledoras».

El documento culmina: «El turismo interno es bien recibido y sirve para movilizar algunos sectores que son parte del gran engranaje pero nunca podrá reemplazar el movimiento que generaron las casi 700.000 personas que en 2019, por ejemplo, dinamizaron esta industria en la provincia».

Fuente: MendozaPost
29/07/2020

Artículos Relacionados