La Unión Comercial e Industrial de Mendoza volvió este lunes a emitir un fuerte comunicado ante las últimas restricciones dispuestas por el gobierno nacional, sobre todo en lo referente a viajes y turismo.

«Los viajes y el turismo son unos de los sectores más afectados por esta crisis y se requiere un apoyo urgente, dado que son millones los puestos de trabajo que están en peligro», dice el documento.

Y agrega que «el Instituto de Estadísticas y Censo (Indec) publicará los datos del turismo de enero de 2020 mostrando una caída de 7,4% interanual en los arribos y un desplome aún mayor, de 19% de las partidas».

«Los viajes y el turismo constituyen un sector que emplea mucha mano de obra, pero es un sector que se encuentra hoy entre los más amenazados, con puestos de trabajo en peligro en toda su cadena de valor. El cierre de ciudades y países enteros, las restricciones a los viajes y las prohibiciones han llevado a los sectores del turismo y el transporte a la parálisis. Desde la mayor aerolínea hasta el más pequeño hotel en una comunidad rural, el sector se ha detenido. El impacto es tanto económico como social, y afecta a los medios de vida de los trabajadores y proveedores de turismo y transporte, así como de sus familias y a comunidades enteras», argumenta la UCIM.

Y añade: «Ante este panorama mundial y local, los empresarios no podemos menos que azorarnos y pedir a las autoridades el auxilio necesario para poder sobrevivir».

«Frente a la inadecuada respuesta recibida de parte de las autoridades nacionales en el reclamo de préstamos a bajo interés y a largo plazo para poder enfrentar nuestras obligaciones, no podemos menos que solicitarles que permitan el turismo interno y autoricen los vuelos de cabotaje e internacionales y el transporte terrestre», piden.

Además solicitan que el Gobierno Nacional «atienda nuestra solicitud de declarar la Emergencia Económica para el sector. Esto es imprescindible para la supervivencia de todos los empresarios ligados al turismo».

«Desde hace más de 160 días no facturamos». 

Finalmente argumentan: «No podemos vivir sin trabajar, nuestras familias no pueden comer si no trabajamos. No podemos sostener nuestras instalaciones, pagar nuestros servicios, impuestos, abonar los sueldos de nuestros colaboradores ni cumplir con nuestras obligaciones si no trabajamos».

Fuente: Mendoza Post
08/09/2020

Artículos Relacionados