Las lagunas de Tunuyán son tres excursiones increíbles e inolvidable. Laguna del Tapon, Laguna del Diamante y Laguna del Campanario te van a sorprender en Mendoza.

LAGUNA DEL TAPON

La Laguna del Tapón está rodeada de imponentes torres y agujas de granito. Se accede luego de atrevesar el refugio del Andino Club Tupungato, adentrándose en la Quebrada del Cajón, donde se debe trasponer el tapón de grandes rocas que esconde en sus entrañas el arroyo Arenales y, al cruzarlo, una preciosa laguna de color turquesa se deja descubrir.

 

La Laguna del Tapón es una de las tres lagunas casi permanentes que posee esta quebrada.

 

La otra podemos encontrarla en la quebrada que va hacia los el Cerro Tres Picos del Amor y la tercera pasando la gran morena y las cascaditas.

 

LAGUNA DEL DIAMANTE

La Laguna del Diamante se encuentra ubicada próxima al límite occidental del territorio mendocino.

 

La Laguna del Diamante está a una altura sobre el nivel del mar de 3.250 metros y está rodeada de gran cantidad de restos volcánicos- escorias- que le otorgan al paisaje una pintoresca singularidad.

 

Muy próximo al espejo de agua está el cerro Maipo de 5.323 msnm. El espejo de agua tiene una longitud aproximada superior a los 7 kilómetros y su ancho ronda los 3 km. Por lo tanto la superficie oscila entre los 20 y 25 kilómetros cuadrados.

Esta reserva protege amplias áreas de veraneo de grandes manadas de guanacos que migran a regiones bajas del departamento de San Carlos durante el invierno. En los sitios abiertos habita el cauquén, especie de ganso silvestre que se alimenta de plantas y semillas. Existen numerosas especies de aves entre las que se destacan los jilgueros, dormilonas, remolineras, y agachonas. Hacia los sectores más bajos se encuentran suris cordilleranos y también se pueden observar cóndores.

 

LAGUNA DEL CAMPANARIO

Laguna Campanario es una laguna de altura con agua proveniente de deshielo. Se encuentra ubicada a 3500 msnm con una superficie variable de 800 m2.

Se puede acceder a ella caminando o a caballo, costeando el Arroyo Las Pircas.

 

Este arroyo, que surca la quebrada, le otorga un microclima muy particular procurando un hábitat muy rico en vegetación natural y muy nutrido de distintas especies de aves.

 

 

Fuente: Tripin

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.