PD CTM: Lo verde y los 6 MIL MILLONES de visitas que reciben los Parques Nacionales a nivel mundial, que nos dice mucho… Los parques nacionales son un atractivo trascendente. Mendoza todavía no tiene ninguno.

En estas últimas décadas, nunca ha dejado de ser relevante y noticia los temas ambientales, de lo verde, de mejoras practicas, eficiencia energética, movilidad, gestión ambiental y del entorno natural, etc…

Pero lo cierto es que estos últimos 5 años, había bajado un poco, seguramente por el impacto de la crisis económica, pero sin embargo ahora vuelve a la carga lo “verde” que no se consolida, porque ya lo está, sino que refuerza su posicionamiento en esta industria del ocio.

Si bien es verdad, que la amenaza del “green washing” siempre está presente, lo cierto es que cada vez existen mas proyectos e iniciativas hacia lo verde, que no solo comulgan, sino que demuestran la eficacia de las buenas prácticas, hacia un mercado cada vez mas exigente en sus expectativas de calidad ambiental en su modo de vida, que obviamente se traslada incluso más en su tiempo de ocio y vacaciones o en sus viajes de negocios, valorando mas fuertemente su confortabilidad, acorde con la salud natural, el entorno habitacional y externo próximo (el hinterland del alojamiento o de su espacio de recreación, el territorio del destino, etc.).

Es un hecho que muchas cadenas de cierta categoría, así como pequeños hoteles, boutique y otro tipo de alojamientos, cada vez mas están apostando por el diseño de comidas y bebidas en sintonía con ese mercado verde, que demanda productos más naturales, orgánicos y bios (que no son ecológicos, porque son realmente raros y escasos, aunque pongan la etiqueta).

Precisamente hace un par de semanas me aloje en el BIOHOTEL, ubicado en Bogotá, en el que su propietario Samuel Huertas, ha llevado a cabo una inversión en un barrio bueno de la ciudad (Usaquén), basándose en la sostenibilidad (placas solares, gestión del agua y residuos, aislamientos térmicos,…), pero incluyendo también la parte de alimentación y cocina, con una especie de huerto orgánico en macetas colgantes y una serie de menús, mas de aire mediterráneo, pensados en sus huéspedes mas exigentes que buscan dietas mas saludables, pero sin perder la exquisitez culinaria. Una parada no solo para viajeros de negocios o trabajo en una gran ciudad, sino como primera parada en viajes de turismo de naturaleza en el pais, que cada vez se posiciona mas en este mercado.

Precisamente estos días se celebra en Barcelona II Congreso de Eficiencia Energética y Sostenibilidad en el Sector Turístico y a mitad de Abril, tendrá lugar en Madrid, la Cumbre Mundial del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (World Tourism & Travel Council), a la que asistirán los top CEO del sector, que ni mas ni menos emplea a 260 millones de personas y genera el 9 % del PIB mundial. También se entregaran los conocidos premios anuales de “Tourism for Tomorrow” a iniciativas sostenibles del turismo, que sin duda está en sintonía con todo lo anteriormente expuesto, la línea verde del turismo.

Han pasado años, desde que tuve el atrevimiento de editar un pequeño manual, “Mejoras Ecologicas para su Hotel” de llamada de atención al sector de alojamientos, que para muchos esta todavía vigente, salvando claro el desarrollo tecnológico actual.

Si nos basamos en un antiguo dicho de que “cuando el rio suena, agua lleva”, no es muy difícil aseverar que si los grandes inversores turísticos le dan relevancia, aunque sea de imagen a lo verde, es porque con toda seguridad, el mercado mundial, lo está demandando y por tanto es un aviso al resto de los actores privados y públicos, para que comiencen a tomarlo en serio e incluirlo como una inversión rentable y con ROI (Return on Investment, es decir con retorno).

Y si todavía hay mas dudas, simplemente tengan en cuenta la cifra de los 6 billones de visitas a los Parques Nacionales a nivel mundial, que nos dice mucho.

Estoy convencido que se está pasando de una imagen alarmante y no entendida, de amenazas ambientales, hacia otra mas inteligente basada en buscar soluciones y responder a la demanda social, es decir la gestión de los impactos negativos y positivos ambientales, que afectan en diferentes niveles al turismo.

Fuente:

Arturo Crosby / Turismo Verde
04/04/2015

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.