Está claro que esta nota no es para todo público, pero la publicamos especialmente para aquellos aventureros que están planificando sus escaladas para el próximo verano…acá van los cerros de más de 6000m de la cordillera de Mendoza.

Vamos a tratar de descubrir cuáles son los cerros de más de 6000 metros de la cordillera mendocina y brindar, en el caso que sea posible, una breve descripción de su morfología, picos secundarios, rutas y primeras ascensiones. O sea, lo necesario para tener un conocimiento general del cerro.

Para empezar los cerros por encima de 600m son 7, de los cuales solo 2 están enteramente dentro de Mendoza (Aconcagua y Negro Pabellón), los otros 5 se comparten con Chile y se dá más fácil acceso por ese país.

De los 7, solo el Tupungato es un volcán. Esto quiere decir que se levantaron por tectónica y no por “acumulación de lavas” como sucede con casi todos los 6000´s desde La Rioja hacia el norte (incluidos los más grandes: Ojos del Salado, Llullaillaco, Tres Cruces, Bonete Chico, Pissis, etc)

    1.Aconcagua, 6959m

No mucho para decir de él no? Toneladas de información, libros y casi 40 diferentes rutas de ascenso lo hacen por lejos el 6000 más transitado del mundo. Por eso mejor vamos a los otros cerros.

     2.Plomo, 6070m

Cerro lindante con Chile y ubicado a unos 30km en línea recta al sur del paso fronterizo del Cristo Redentor. Ascendido por primera vez desde el lado argentino por una expedición argentina comandada por Reichert en 1910 y utilizando la técnica arista norte. 40 años después fue ascendido por el lado chileno por la ruta más fácil del cerro que es la de la cara noroeste. En el ‘64 es ascendido por el glaciar Alfa (cara este, glaciar principal del cerro) y por último, en 2003 es ascendida la tremenda pared sureste por Jurgen Straub.

  1. Tupungato, 6565m

Cerro notorio para cualquier habitante de Mendoza, se deja ver con muchísima facilidad desde la ciudad capital e inclusive unos 150 km más al sur. Tectónicamente es interesantísimo, ya que sobre él ocurre un “nulo” de cerros. Por el norte vienen dos brazos de la cordillera (al oeste la Cordillera Límite y más hacia el este el cordón que viene del Plata-Jaula y que algunos conocen como Cordón de Santa Clara). Hacia el sur del cerro se abren de vuelta dos cordones, el límite y el de las Delicias). De por sí es un volcán y es la primera actividad ígnea después de pasar por toda la zona de “sombras” que es San Juan y norte de Mendoza. Hacia el sur de él se seguirán desarrollando volcanes gracias al cambio de subducción de la placa de Nazca pero eso ya es otro tema.

Este cerro se subió por primera vez el mismo año que el Aconcagua y por el mismo expedicionario; Matthias Zurbriggen. Las rutas de ascenso se pueden hacer por el Norte (ruta normal), oeste o sur. No sé si tiene ascensiones por la cara este aunque calculo que deber tener varias rutas ascendidas además de las tres mencionadas.

Así como todos los cerros de 6000 metros que limitan con Chile, el acceso y ascenso es mucho más corto por ese país debido a que la cordillera sube “más directo” hasta el límite y no hay tantos cordones intermedios. También se tiene una vista hermosa desde Punta de Vacas, donde se ve su cara norte en todo su esplendor y también es este lugar el punto de partida para las expediciones.

  1. Negro Pabellón (o Negro, o Pabellón), 6152m

Otro cerro que se ve muy claro desde la ciudad de Mendoza y es, junto al Aconcagua, los únicos dos seismiles que se encuentra plenamente en territorio argentino. Para identificarlo es simple, es el cerro prominente que se encuentra inmediatamente al sur (izquierda) del Tupungato.

Desde el mirador del Cristo de los Cerros (Coord: 33°16’16.98″S 69° 7’1.05″O), esto es camino a Tupungato, también se tiene una vista bastante acertada del cerro y el siempre omnipresente volcán  Tupungato.

Sobre primera ascensión o rutas de ascenso no tengo información. Por lo que se ve es un cerro muy técnico y tiene dos cumbres, la norte o principal y la sur. La ruta más viable parece ser una que ingresa por el arroyo las Tunas dejando el cerro al norte, se pasa un collado chico y se lo ataca por la nevada cara sur sobre el filo que va hacia el oeste. Se accedería al plateu somital y luego se trepa a la cima. Igual estoy teorizando con Google Earth, pues la cara norte, este y oeste son tremendamente escarpadas.

Por último, debido a las confusiones de nombres, a este cerro se lo llamaba de dos maneras; Negro y Pabellón. Últimamente se fue unificando el nombre para quedar como “Negro Pabellón”. Situación idéntica sufre el próximo cerro que vamos a describir.

  1. Alto Mesón San Juan (Alto o San Juan), 6148m

Yendo al sur desde el cerro Tupungato y siguiendo la cordillera límite nos vamos a encontrar con los últimos tres seismiles. El primero de ellos es el Alto, San Juan o “Alto San Juan”. Este cerro es difícil de verlo por donde sea. Desde el oeste lo tapa el cordón de las Delicias; desde Mendoza (o sea, del NE), lo tapa el Tupungato. Los únicos que lo ven son los que hacen el camino desde el Manzano Histórico hacia Chile y que desde el Alto Valle del río Tunuyán pueden tener una vista completa.

El Mesón San Juan debe de ser el seismil menos ascendido de Mendoza. Que se sepa hasta la fecha tiene sólo dos ascensiones; la primera en 1944 por el lado oeste que luego de encontrarse una pared le dieron la vuelta y atravesando farallones lo terminaron subiendo por el lado argentino, y la segunda y última fue en el 2007 cuando un equipo chileno lo hizo enteramente por la cara oeste.

Este cerro posee dos cimas. La primera y principal más al norte de 6148m y la segunda a 1km al sur de la primera y con una altura de 6010m.

Hay que decir, que más al sur el filo cumbrero desciende unos 300m para luego volver a subir hasta más de los 6000 metros transformando el siguiente pico en un cerro independiente que se llama Piuquenes. La situación es muy similar a la que nos encontramos en el Cordón del Plata con el cero Rincón (que vendría siendo el Alto San Juan) y el siguiente cerro al sur unido por una muela o filo escarpado que es el Vallecitos (Piuquenes).

  1. Nevado de Piuquenes

Este cerro es mucho más fotografiado ya que muestra su cara sur a todos los que realizan el cruce de Los Andes por el Manzano Histórico. Cuando se llega al paso de Piuquenes, límite internacional, se pueden ver los tremendos glaciares que bajan del mismo.

También se puede obtener una vista de la cara este del cerro que es muy similar a la del Alto San Juan.

Este cerro tiene una forma en planta triangular, con dos caras del triángulo dando hacia el este y oeste, y una tercer cara dando al sur. Al norte el cerro se convierte en un largo filo que lo une con el Alto San Juan.

Su primera ascensión fue en 1933 por una expedición germano-chilena quienes cruzaron el paso de los Piuquenes y una vez en territorio argentino encararon el cerro por la cara sur.

  1. Marmolejo, 6108m

Posee el título de “seismil más austral del mundo” y es de por sí una belleza. Múltiples glaciares descienden desde sus laderas lo que dificulta su acercamiento por el lado argentino. Este cerro fue inicialmente subido en 1928, una vez más por germano-chilenos pertenecientes al Club Alemán Andino de Chile. La ruta más fácil de ascenso es por el filo oeste que desciende desde la cumbre hacia el lado chileno.Por el lado argentino hay que atravesar grandísimos glaciares y paredes por lo que no es la mejor opción.

El cerro tiene una cima secundaria al norte de la principal que alcanza los 6000 metros y que realmente no tengo idea si se ha ascendido. Por su complejidad técnica y distancia a la cima principal creería que no, pero son sólo suposiciones.

Los “casi-seismiles”

Hay 4 cerros caídos en desgracia. Alguna vez fueron seismiles, pero al irse mejorando las mediciones de altura la gente vio desconcertada como se iban achicando. El cerro Plata, con sus 5968m a cuestas es el ejemplo de manual. Alguna vez fue un 6350, que después pasó a 6300, 6150, 6100, 6050, 6000 hasta llegar a ese valor. Es tanta la desazón de no tener más de 6 “lucas” que en la gran mayoría de los mapas lo siguen poniendo como uno de los grandes.

Otro patito feo de la lista es el Polleras,ubicado al norte del Tupungato y cuando el límite transcurre raramente Este-Oeste en vez del habitual Norte-Sur. El Polleras tiene 5993m, a sólo 7 de convertirse en uno de los grandes! Es sin dudas, el Gyachung Kang de los Andes.

El Juncal es otro ex-seismil. Hasta la fecha se lo sigue cotando con 6110m pero en realidad tiene 5965m (metros más, metros menos). Por la altura podríamos llamarlo un hermano mellizo del Plata. Lo interesante de este cerro es lo escarpado de sus laderas por donde descienden inmensos glaciares y sus múltiples cumbres: Principal, sur, chilena, etc.

Por último, un gigante que está tapado por el más grande de todos, el Ameghino. Sus 5940m está opacados por el coloso de América, el Aconcagua, y a pesar de ser un cerro independiente y principal (prominencia +620m) muy poca gente lo tiene en cuenta a la hora de subirlo. En las cartas y demás referencias sigue apareciendo con 6000 metros exactos.

Con este último cerro terminamos con la descripción de los seismiles de la cordillera mendocina.

Como corolario, podrán notar que todos los seismiles que hacen de límite internacional (Plomo, Tupungato, Alto San Juan, Piuquenes y Marmolejo) son más fáciles de ascender por el lado chileno debido a que son más accesibles; tienen acercamientos de 2 días lo que de lado argentino tardarían 5 días como mínimo. También en los mencionados cerros (excepto el Tupungato) la geometría del levantamiento tectónico ayuda a que las rutas de ascenso sean más fáciles desde el oeste (Chile) en lugar del oeste. Sino fíjense en las fotos de los cerros Plomo, Alto San Juan y Marmolejo y verán como del lado argentino existen paredes imposibles de sortear.

Vaya esta nota para los más osados…para que planifiquen adecuadamente su calendario de ascensos…este verano los esperamos en Mendoza!

 Fuente: Animal de Ruta

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.