Paisajes del Valle de Uco

La mítica Ruta 40 es el gran portal turístico que recorre el Valle de Uco conformado por los departamentos de San Carlos, Tunuyán y Tupungato, es una verdadera postal enmarcada entre el Cordón del Plata y el Portillo, con la vista coronada por el Cerro Tupungato, que domina todas las tierras.

Por el pintoresco Camino de los Cerrillos en Tupungato, el mirador del Cristo Rey, lugar religioso con una gigante escultura de Jesucristo se impone en el valle y desde donde pueden apreciarse variados paños con cultivos de frutales de pepita y carozo, como así también hierbas aromáticas, junto a extensos viñedos y alamedas.

El Cordón del Plata entre las vegas del Alto de Las Carreras, sitio de históricas estancias jesuíticas ganaderas y actualmente zona productora de cebada, papa y alfalfa, se integra al circuito del Valle de Potrerillos (Luján de Cuyo). En este tramo se encuentra el Chateau de Ancón, elegante castillo estilo europeo en medio de frutales y viñedos y posteriormente llegar al pueblo de San José y recorrer su antigua capilla. La imponente Quebrada del Cóndor es uno de los magníficos lugares para disfrutar a pleno una cabalgata y observar nidos de cóndores.

Esta zona se destaca por la producción de excelentes sidras, jugos, conservas y esencias, obtenidas en establecimientos industriales y bodegas de alta gama. Los Caminos del Vino constituyen una apasionante atracción, en la cual la gastronomía gourmet maridada con vinos consagrados, alojamientos temáticos y emprendimientos artesanales se combinan para ofrecer una receta local para alcanzar la más sabrosa placidez.

El Manzano Histórico, al pie del Cordón del Portillo fue escenario de una de las históricas rutas del Ejército de los Andes, distinguiéndose como atractivos el Monumento Retorno a la Patria, que rememora el reposo del guerrero a su regreso a suelo argentino. Complementan este sitio la zona de campings, estación piscícola, centro de interpretación y Vía Crucis.

El turismo rural está presente en toda la zona y tiene como exponentes a circuitos destacados como Caminos de Altamira, Manos de Jaurúa o Vieja Ruta 40, donde remontarse en un viaje al pasado, a la tradición, al contacto con sus paisanos, a la vida de pueblos de barro por calles típicas, a usos y costumbres rurales con bares y cines antiguos, a centenarias casas de campo con sus gruesas paredes de adobe ideales para recorrer sus arbolados senderos en bicicleta, sulky o en atractivas caminatas. El intercambio de vivencias entre visitantes y habitantes locales logra una fusión inolvidable en las actividades de campo, artesanías y cocina campestre casera o de fuego de gran identidad.

Toda búsqueda encuentra aquí respuesta, en la paz placentera del avistaje de aves y de manadas de guanacos junto a lagunas y volcanes, en la pacífica lucha de la pesca deportiva o en las bocanadas de aire puro de toda la zona, surge así la experiencia del turismo de naturaleza en la Reserva de la Laguna del Diamante, con la imponente silueta del Volcán Maipo.

Entre los eventos del calendario de festividades sobresalen el Festival Nacional de la Tonada que se realiza en el mes de febrero en Tunuyán y la Fiesta de la Tradición de San Carlos en el mes de noviembre.

 

Calles de Tupungato

A un paso de las actividades de montaña, del turismo de estancias, de viñedos y de aventura, esta ciudad que tiene todo lo que se necesita para pasarla bien.

La ciudad de Tupungato se conoce como la Capital de la Nuez y los Vinos de Altura y bien merece una visita para entender por qué se denomina así esta urbe del Valle de Uco, a escasos 86 kilómetros de Mendoza capital.

Enfrentamos su plaza departamental, donde viejas casas de adobe hablan de los muchos años del pueblo; observamos una fuente de agua y la figura del general José de San Martín, venerado por todo el pueblo mendocino y, en especial, por aquellas regiones por donde hizo su paso.

Dos bodegas familiares han quedado en el casco céntrico de la ciudad y pueden visitarse con solo tener en cuenta sus horarios. Tanto la Nono Coletto como la Mirador de Estrellas son artesanales, tipo boutique, que suman a la producción de vinos sus degustaciones de conservas de frutas de estación, frutos secos y nueces.

El centro de la ciudad no es muy extenso y le ofrece un extra a quienes lo visitan: los alojamientos y servicios turísticos rurales están a solo cinco minutos del área urbana.

 

Tunuyán, al pie del Cordón de Plata

La ruta nacional 40, al ingresar a Tunuyán, se transforma en la principal arteria de esta ágil y cosmopolita ciudad del Valle de Uco en Mendoza. La avenida San Martín sorprende por el gran movimiento de autos y de gente, ya que concentra la vida comercial y las oficinas públicas de la localidad.

El río Tunuyán, otros cursos de agua y en especial los paisajes cordilleranos cercanos, con su microclima, la hacen ideal para unas vacaciones en contacto con la naturaleza en todas sus formas.

A orillas del río, el Club de Pesca cuenta con un “Poli acuático”, un predio con un lago artificial en el que se practican deportes y que ofrece un camping o sus “churrasqueras” para hacer un asado.

Según el gusto personal de cada uno, los alrededores incluyen deportes de aventura. Las más apasionantes escaladas en roca se llevan a cabo en el Cajón de Arenales; el parapente, el rafting, el montain bike cuentan con varios circuitos. Para quienes buscan algo más calmo, las bodegas y estancias ofrecen salidas a caballo y actividades de cosecha de uva o frutas de estación.

Existe una verdadera red de caminos a lo largo de la cual se ubican las bodegas más reconocidas, que exportan al mundo su producción. Algunas abren sus puertas a visitas guiadas y degustaciones; y complementan este servicio con almuerzos gourmet que incluyen comidas regionales preparadas por destacados chefs.

 

Antigua Villa San Carlos

En la planta urbana aún se conserva el gusto por la huerta familiar, el cuidado y limpieza de las veredas y el mate ofrecido al que llega de visita. San Carlos es pequeña en extensión pero con más de 240 años de vida, que el apresurado ritmo moderno no ha podido arrastrar hacia el vértigo y la inseguridad. La plaza principal es su tarjeta de presentación. La calle principal, la Eugenio Bustos, muestra su actividad comercial.

Caminando por la calle Lencinas, encontramos el Museo del Fuerte San Carlos, donde se guardan secretos de la historia no tan reciente de la zona. En él pueden verse vestigios del antiguo fuerte creado por la colonización española y que diera lugar al primer pueblo organizado del Valle de Uco en 1772.

Destacamos un gran anfiteatro al aire libre, con instalaciones deportivas, el Neyú Mapú. En él se llevan a cabo la Fiesta Provincial de la Tradición y la fiesta departamental de la Vendimia.

Otro episodio de trascendencia fue la reunión mantenida en San Carlos por el general José de San Martín con caciques aborígenes de la zona, antes de su partida hacia Chile con el Ejercito de los Andes; por este episodio histórico la localidad sancarlina toma el nombre de “La Consulta”. Este paraje aledaño a la villa de San Carlos, ostenta la primera bodega familiar que hace cinco generaciones apuesta a la elaboración de vinos de alta gama en una tarea ininterrumpida.

En verano, para aprovechar su clima suave y moderado y la pureza del aire, varios circuitos reciben a los amantes de los deportes de aventura en la naturaleza. El más frecuentado es el de las laderas del volcán Maipo, donde se apoya el parque provincial Laguna del Diamante.

 

 

Fuentes: mendoza.tur.ar y welcomeargentina

Artículos Relacionados