Alternativas de almuerzos en bodegas

Alternativas de almuerzos en bodegas

Los expertos de BONVIVIR comparten cuáles son los restaurantes de bodega indispensables para los amantes del enoturismo.

El turismo del vino se convirtió en una de las actividades favoritas de quienes viajan por el país. No importa si se trata de locales o extranjeros – que comienzan a regresar entusiasmados –, hoy las bodegas reciben visitas los 365 días del año con servicios y propuestas de primer nivel para todos los gustos y presupuestos.

“Las bodegas son un atractivo irresistible para los turistas”, cuenta Teresa García Santillán, gerente de desarrollo comercial de BONVIVIR, el club de vinos más importante del país. “Es emocionante ver a los visitantes llegar a las bodegas entusiasmados por descubrir los secretos del vino, los viñedos y disfrutar de las diferentes propuestas que ofrece cada establecimiento, en especial de las experiencias gastronómicas”.

Los expertos aseguran que el enoturismo no es una actividad exclusiva de los amantes del vino sino que logró transformarse en una opción ideal para las familias y todo aquel que busca disfrutar del aire libre y la naturaleza. Por esto mismo, son cada vez más las bodegas que amplían sus servicios turísticos y propuestas gastronómicas. Basta con conversar con los protagonistas de las rutas del vino para comprobar que en los próximos meses cada una de las rutas del vino del país dan cuenta de un altísimo nivel de reservas.

Y qué mejor que los expertos de BONVIVIR, frecuentes visitantes de las bodegas y los caminos del vino para consultarles sobre los mejores restaurantes de bodega, “las bodegas que cuentan con restaurante se aseguran de ofrecer una experiencia única junto a sus etiquetas. Cada plato esta pensado para realzar las cualidades de sus vinos y quienes se encargan del servicio están atentos a cada detalle para que el visitante viva un momento único. Muchos de los mejores restaurantes del país hoy están en las bodegas, no solo de Mendoza, también de Patagonia, Salta o Córdoba”, suma García Santillán.

A continuación, los diez favoritos del equipo de catadores de BONVIVIR:

 

Fogón, Cocina de Viñedo

Desde 2007, el restaurante de Bodega Lagarde, en Mayor Drummond – Luján de Cuyo, Mendoza – es uno de los reductos gastronómicos más refinados del país que ofrece la típica calidez cuyana en un espacio amplio con mesas en el interior, frente a la cocina a la vista o en el gran patio junto al viñedo. Creado por el chef Lucas Olcese, el menú es elaborado con productos de la zona y vegetales y hierbas que obtienen de la huerta orgánica de la bodega. El menú por pasos se acompaña con vinos de la bodega y existe una opción con vinos añejos de la cava, una experiencia inolvidable.

 

Osadía de Crear

El restaurante que la enóloga Susana Balbo sumó a su bodega de Agrelo – Luján de Cuyo, Mendoza – en 2013 es una de las paradas gastronómicas indispensables para cualquiera que visita la tierra del Malbec. Aquí, además de la cocina de alto vuelo de Flavia Amad Di Leo también ofrecen opciones de pic nic para disfrutar del jardín con vista a la Cordillera y además del Espacio Críos donde la cocina es más descontracturada o bien relajarse frente a los viñedos a la hora del brunch.

 

Rosell Boher Lodge

Cavas Rosell Boher es uno de los productores de espumosos de lujo más importantes de Argentina y también cuenta con un complejo turístico en Agrelo – Luján de Cuyo, Mendoza – con hotelería de alta gama y un restaurante donde el menú gira en torno a las burbujas. Diseñado a partir de productos regionales de estación y un concepto sustentable, el menú es responsabilidad de los chef Lucas Olsece y Leonardo Giacconi.

 

Gaia Restaurante

Domaine Bousquet es un productor argentino de referencia en el universo de los vinos orgánicos. Ubicada en Gualtallary – Valle de Uco, Mendoza – esta bodega además de ofrecer un amplio porfolio de vinos cuenta con Gaia Restaurante, un agradable espacio con vista al viñedo y la montaña donde Adrián Baggio hace de las suyas con los frutos de su huerta y productos mendocinos que selecciona cuidadosamente para lograr un menú de sabores autóctonos que maridan a la perfección con vinos de la bodega.

 

Piedra Infinita Cocina

Ubicada en Paraje Altamira – Valle de Uco, MendozaPiedra Infinita se convirtió en una de las bodegas argentinas más premiadas por su propuesta turística y arquitectura mientras sus vinos ya se ubican entre los mejores del planeta. Aquí la propuesta gastronómica es creación del chef Matías Aldasoro quién saca provecho de las materias primas de zona y rinde tributo a la cocina mendocina con un menú de estación siempre maridados con las mejores etiquetas de Sebastián Zuccardi.

 

Quincho Gourmet Piedra Negra

La bodega fundada por Francois Lurton es una visita indispensable para los winelovers que llegan hasta Los Chacayes – Valle de Uco Mendoza – donde el carácter de montaña de los vinos de la zona también puede disfrutarse en los platos que Carlos Marsucci prepara para el menú del Quincho Gourmet de la bodega. Aquí los sabores son dominados por platos típicos mendocinos a las brasas con ciertos toques franceses. Incluso cuentan con una opción vegetariana a partir de verduras y vegetales de una huerta orgánica vecina al viñedo.

 

Crux Cocina

Ubicada en El Cepillo – Valle de Uco, Mendoza – Alfa Crux es una de las bodegas más espectaculares del país con una arquitectura que le valió múltiples reconocimientos internacionales. Integrada al paisaje de la Cordillera, la silueta de su nave principal es sinónimo de innovación y también de buen comer. Crux Cocina es uno de los restaurantes de bodega más pioneros de Mendoza donde las mejores carnes en compañía de exquisitos productos de estación son el maridaje ideal para los vinos de la bodega.

 

Malma Restaurant

La ruta del vino patagónico ofrece una interesante escala en San Patricio del Chañar donde un cluster de productores dan vida a uno de los oasis vitivinícolas más modernos del país. Malma es una de las bodegas que se destaca con su propuesta turística y gastronómica que realza la calidad de sus vinos con productos típicos de la Patagonia como cordero o frutos del mar frescos de Puerto Madryn que el chef Francisco Fernández convierte en exquisiteces inolvidables.

 

Restaurante los Socavones

La provincia de Córdoba cuenta con una ruta del vino que fusiona historia, tradición y exquisiteces locales. En Colonia Caroya la novedosa bodega Terra Camiare conjuga tradición con una avanzada enológica que promete aggiornar a este rincón olvidado del mapa del vino argentino. Su restaurante, Los Socavones asegura un almuerzo de primer nivel junto a los vinos de la bodega donde se lucen las carnes asadas al quebracho junto a los típicos quesos y salames caroyenses y otros productos típicos de las sierras cordobesas.

 

Bodega Colomé

Los Valles Calchaquíes tienen una de las rutas del vino más espectaculares del mundo. Entre sus bodegas se destaca Colomé como una de las más reconocidas internacionalmente. Se trata de un establecimiento monumental en medio de una geografía agreste de montaña con un luxury hotel, restaurante, wine shop y el Museo James Turrell. La gastronomía lleva el sello de la chef Patricia Courtois y los productos que obtiene de una huerta sustentable y la granja agroecológica en este paraje ubicado a 2600 metros sobre el nivel del mar. Un vivencia que junto a los vinos de Colomé es imposible de olvidar.

 

Fuente; La Nación por Nacho Gaffuri