Este viernes los cancilleres recorrerán los complejos fronterizos de Mendoza y anunciarán el fin del doble trámite fronterizo. Sin embargo, para los conocedores del paso internacional, las demoras también están dadas por otros problemas.

El anuncio del fin del doble trámite en el paso a Chile apareció como una gran noticia para todas las personas que han soportado largas filas y horas de espera en los complejos fronterizos que componen el Paso Integrado Cristo Redentor. Sin embargo, para los conocedores del movimiento entre ambos países, aún hay situaciones que pueden provocar demoras y que no tienen que ver con el sistema migratorio propiamente dicho.

Tal como anticipó ayer MDZ, los cancilleres Susana Malcorra (Argentina) y Heraldo Muñoz (Chile) estarán este viernes en la provincia para firmar el convenio que tiene que poner fin al doble trámite y la puesta en marcha de la cabecera única.

Esto significará que cuando se vaya hacia Chile, en el complejo Los Libertadores un efectivo de la Policía de Investigaciones hará la salida de Argentina y el ingreso al vecino país. Del mismo modo, en Horcones, un funcionario de Migraciones hará lo propio con quienes ingresen a Mendoza. En el nuevo esquema sólo se consideraría que en cada complejo haya un coordinador del otro país para solucionar temas operativos en caso de que se presenten.

Consultadas fuentes del Ejecutivo chileno sobre si esto se trata de la siempre mencionada unificación de las bases de datos de ambos países, señalaron que no, que en ambos casos el ingreso será individual y sólo podrán consultar por el documento de la persona que esté en la ventanilla, pero no así acceder a todo el registro del país vecino.

Aunque se trata de un gran avance en términos de trámites, algunos funcionarios aún tienen dudas si podrá convertirse en la solución total al problema de las demoras y las filas. Aunque no quisieron hablar públicamente del tema (porque hasta ayer no tenían confirmación de agendas, movimientos y el detalle de los anuncios), hicieron hincapié en que, por ejemplo, para ir a Chile además del trámite migratorio se hacen muy lentos los controles aduaneros. Sin embargo, prefieren esperar por si la visita de los cancilleres considera algún anuncio en ese sentido.

A pesar de que están informados de la actividad, todos los funcionarios consultados estaban a la espera de la confirmación de la agenda desde el nivel central. “Creo que todo lo está coordinando Protocolo en Chile. Por ahora los funcionarios no sabemos dónde tenemos que ir o a qué hora”, dijo una de las fuentes consultadas. La misma, indicó que en esta ocasión esperan que “no se suspenda todo a última hora, porque no terminan de ponerse de acuerdo en el convenio”.

La idea original, según funcionarios de organismos chilenos, es que los cancilleres (y posiblemente el ministro Rogelio Frigerio) hagan una visita al Complejo Los Libertadores, luego una inspección en el Túnel Cristo Redentor y seguir por tierra hasta Las Cuevas para ver el Complejo Horcones. En ese lugar los esperaría el flamante helicóptero del Gobierno de Mendoza para llevarlos a Uspallata y firmar el convenio.

Anuncios importantes

Además del tema migratorio se espera que se hagan anuncios importantes, que son esperados especialmente por los transportistas, a quienes les preocupan cuestiones muy diferentes a las de los turistas.

Eduardo Yaya, coordinador de la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza, Aprocam, dijo que en el caso de ellos sería importante que se hicieran anuncios importantes en cuanto a la infraestructura del corredor internacional. En ese sentido indicó que ya existen numerosos proyectos ejecutivos terminados y solamente falta que se destinen los recursos.

Consultado por las que para ellos deberían ser prioridad, el representante de los transportistas señaló, por ejemplo, las rutas de enlace para el transporte de carga en Uspallata, la rotonda de ingreso al área de control integrado, infraestructura en los complejos, y de manera muy especial, la ampliación del viejo túnel Caracoles.

Este último punto es fundamental, indicó, para poder usarlo como alternativa y hacer las reparaciones que necesita el Cristo Redentor y que por ahora se postergan ante el incesante tránsito.

Sobre el anuncio del cambio en el trámite migratorio, Yaya dijo que a ellos particularmente no les afecta, pero recalcó que en muchas ocasiones las demoras en el Complejo Los Libertadores van más de la mano de los controles aduaneros y sanitarios que del trámite propiamente.

Fuente: Mdz Online
18/03/2016