Una de las claves es que no podrán aumentar el precio final por el uso de de débito.

Desde el 31 de julio todos los prestadores de servicio de los comercios, profesionales, centros de salud, culturales o de entretenimiento tendrán que cumplir con la obligación de aceptar tarjeta de débito en sus operaciones.

Una de las claves es que no podrán aumentar aumentar el precio final por el uso de este método de pago.

Los inscriptos en IVA deberán aplicarlo en primera instancia, mientras que los monotributistas llegarán a esta normativa unos meses más tarde.

Las tres fechas claves para aplicar este sistema de pago:

-El 31 de julio para los que facturaron más de $4 millones anuales.

-El 30 de agosto para los que facturaron entre $1 millón y $5 millones.

-30 de septiembre para los que tuvieron una facturación inferior a $1 millón.

Fuente: Mdz Online
31/07/2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.