Con Las Leñas, la ciudad cabecera y la Payunia, hay atractivos para todos los gustos.

Malargüe condensa una polifacética oferta turística. Esquí, aventura, gastronomía y naturaleza es la fórmula con la que el departamento del sur mendocino atrae a viajeros locales, nacionales e internacionales.

 Hay propuestas y novedades para planear el receso invernal, para todos los gustos y bolsillos.

 

Las Leñas 2018

Para los amantes de las bajas temperaturas, junio no sólo anuncia la llegada del invierno, sino también de la temporada de esquí.

En este sentido, Las Leñas se reafirma como uno de los centros más importantes de la región y este año incorpora beneficios exclusivos para tentar a los mendocinos.

Habrá un descuento de un 40% en pases para todos los comprovincianos, y un 25% de descuento para quienes, sin ser mendocinos, se alojen en la ciudad de Malargüe y en el Valle de Los Molles, tanto en temporada media y baja (con un mínimo de dos noches de alojamiento). Además de que promocionan el precio más barato del combustible (cuenta con tarifa patagónica lo que conlleva una rebaja del 22% en naftas y 12% en gasoil) para atraer la mirada del turista a través del bolsillo en las vacaciones de invierno.

Para los fanáticos del fútbol, habrá un gran Domo ubicado en la base de la montaña donde se podrán ver todos los partidos del Mundial en una pantalla gigante y disfrutar de una amplia oferta gastronómica.

Sin embargo, las novedades no terminan aquí. La repavimentación de la ruta provincial 222 es una excelente noticia para los automovilistas y garantiza un acceso seguro a los visitantes. Además, todas las pistas ya se encuentran habilitadas y listas para que los esquiadores hagan de las suyas.

 

La Fiesta Provincial de la Nieve será el broche de oro del invierno, planeada para el 10 de agosto, fecha  cercana en la que además se celebra el Día del Montañés. El gran evento del invierno tendrá de todo, show, gastronomía y mucha diversión.

 

El paisaje que circunda a la ruta 222 muestra maravillas naturales como la Laguna de la Niña Encantada y el Pozo de las Ánimas, en Los Molles.

Allí, además de naturaleza, están las termas, la posibilidad de disfrutar comidas típicas  y una amplia oferta de alojamiento en ese valle que fuera pionero de las actividades invernales.

Hacia el sur del departamento, la Caverna de las Brujas es sinónimo de aventura. A sólo una hora de la ciudad por la Ruta 40, se llega a la Caverna, que constituye la reserva natural más visitada del departamento, tanto por la magia que encierra ingresar a las entrañas de la montaña, como por la diversidad de formaciones de estalactitas, estalagmitas y velos que adornan el interior.

 

El circuito se completa con Manqui Malal, un sector en donde se pueden realizar caminatas sobre terrenos que guardan fósiles milenarios. Y allí, en los días más fríos se puede ver una cascada congelada.

 

El lugar invita a quedarse en el refugio, que a su vez hace de restaurante, donde se sirven comidas caseras, con el chivito como plato destacado. Y por las tardes, las clásicas tortas fritas.

En tanto, la ciudad de Malargüe, con su moderna arquitectura y sus calles tranquilas, invitan al visitante a recorrerla. Además hay city tours gratuitos por la zona céntrica, con atractivos como El Planetario Malargüe, La Orteguina, el Parque del Ayer, el Mercado Artesanal, el Museo y el Observatorio son sitios imperdibles. Y a ellos se suma un nuevo atractivo, los Laberintos Carmona.

Además, en estas fechas habrá una gran movida cultural, en todos los casos gratuitas,

en la que se destaca la muestra de historietas de Oesterheld y Pratt, “El sur se viste de historietas”.

Malargüe cuenta con un moderno cine emplazado en el Centro de Convenciones y Exposiciones Thesaurus con los estrenos en simultáneo al resto del país y entradas económicas.

 

Gastronomía

El chivo es -sin lugar a dudas- el gran protagonista de la gastronomía malargüina y el sabor que los viajeros buscan probar. Quizás por eso, las posibilidades son variadas y el chivo se encuentra en casi todas las cartas de restaurante. Desde pastas rellenas hasta guisos, pasando por opciones al horno o a las brasas. En la variedad está el gusto, y al viajero solo le resta elegir.

 

Volcanes en la Payunia

La reserva de flora y fauna La Payunia es otro de los lugares que merecen conocerse, porque tiene características únicas: es una de las zonas del mundo que concentra mayor cantidad de volcanes, algunos de ellos activos, con unos 800 a lo largo de 200 km.

Uno tiene la sensación de estar en un paisaje extraterrestre, con las siluetas cónicas a repetición, mantos de lava petrificados, predominancia de tonalidades oscuras en un paisaje casi desolado, pero deslumbrante.

 

Aventuras en Turcará y Manqui Malal

Turcará es un proyecto turístico familiar ubicado en la Cuesta del Chihuido. Se trata de un territorio de aproximadamente 30 hectáreas donde se ofrecen diferentes actividades.

 

El “circuito de aventura completo”, por ejemplo, incluye puente tibetano, trekking y la modalidad vía ferrata, para culminar con una tirolesa que pone a prueba hasta a los más valientes, aunque sin duda vale la pena.

 

Otra opción es realizar el “circuito ½ aventura”, que ofrece puente tibetano, trekking y tirolesa.

También se pueden hacer trekkings autoguiados, en recorridos que permiten acceder a miradores y puntos panorámicos para empaparse de los paisajes malargüinos. Todas las opciones incluyen el acceso al predio y el uso de las churrasqueras.

La reserva, además, cuenta con señalización, circuitos y baños adaptados para personas con discapacidad. Ya sea para antes o después de las actividades, el restaurante de Turcará dispone de sándwiches, hamburguesas (la especialidad es la de chivo) y pastelería para hacer una pausa. Imperdible: la vista de la terraza.

 

Fuente: Los Andes

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.