Con las obras realizadas en los últimos tiempos se pretende recuperar las premisas con las que fue pensado nuestro parque.

Muchas veces nos preguntamos si el Parque General San Martín merece ser solo un lugar de “paso”, y la respuesta es clara: decimos que no. Más allá de que algunos sectores hayan sido tomados  como meros atajos para unir distintos punto de la Ciudad permitiendo disminuir los tiempos de traslado, no son más que la consecuencia de nuestra idiosincrasia mendocina de salir siempre tarde y pretender llegar a tiempo.

Esto es una constante que podemos ver a diario en las distintas actividades que realizamos: llegamos con los minutos contados a dejar a nuestros niños en los colegios, llegamos justo cuando empieza un espectáculo, llegamos corriendo a una entrevista o reunión y así podríamos seguir enumerando situaciones. Éstas han llevado a que transformemos un espacio creado para el paseo, la recreación y el disfrute, en un simple lugar de paso.

Con el objeto de comenzar a cambiar ese concepto, en 2012 se dictó la resolución 257 por parte de la antigua Administración de Parques y Zoológico, en la cual se reemplaza el nombre de calle por paseo, donde se fijó una velocidad máxima de circulación de 40 km/h.

Actualmente y desde el inicio de esta gestión, en la Dirección de Parques y Paseos Públicos de la provincia estamos trabajando para recuperar las premisas con las cuales fue creado nuestro maravilloso pulmón verde. Las obras realizadas en los últimos tiempos pretenden y aspiran a que podamos conseguirlo y de hecho lo estamos logrando. Basta con analizar algunos sectores transformados totalmente en peatonales que permiten que los “paseantes” puedan recorrer tranquilamente estos espacios sin ser invadidos o amenazados por la presencia de vehículos. Tal es el caso de paseo de la Costanera del Lago, Paseo del Rosedal o la misma Fuente de los Continentes transformada en plaza y que hasta hace poco tiempo se utilizaba como pista de autos para girar sin control sobre ella y en donde tomar una fotografía se transformaba en un acto heroico de equilibristas. En esta misma línea cabe destacar que se ha cerrado el acceso desde avenida San Francisco de Asís hacia el Paseo Carlos Thays, ya que esta arteria era una de las más utilizadas solo como paso, la que constituía un peligro para quienes disfrutan de la ciclovía delimitada en el sector, con esta medida logramos una circulación con menores velocidades y de tránsito interno.

Y si de “paseo” hablamos y en busca de potenciar esta idea, realizamos la construcción de 6.3 km de nuevas ciclovías que contemplan distintos recorridos, y se ampliaron y consolidaron las existentes, contando actualmente con más de 11 km.

Debemos entender que nuestro Parque, además de los conceptos de salubridad, fue creado y diseñado para que sea el “Gran Paseo” de todos los mendocinos y turistas, donde la recreación y la actividad física sean los protagonistas del uso principal del espacio. Seguiremos insistiendo en este concepto con medidas concretas a corto y mediano plazo.

Ayudemos entre todos a concretarlo definitivamente.

Fuente: Diario Los Andes/ Ricardo Mariotti – Director de Parques y Paseos Públicos Gobierno de Mendoza
12/08/2019

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.