El mejor lugar para el trekking

A 2.700 metros de altura, se encuentra una cascada que enorgullece a los mendocinos y deja impresionados a todos los que la visitan.

Aventureros, curiosos, deportistas y viajeros, esta opción se presenta como la mejor para disfrutar de los cerros mendocinos y hacer actividad física. Se trata de la «Cascada del Salto», ubicada en Potrerillos, a 76 km de la ciudad de Mendoza.

Se ingresa por El Salto, al finalizar el asfalto continuamos por el camino de tierra hasta una tranquera que marca el ingreso a la Estancia El Salto, donde dejamos nuestros datos y abonamos un pequeño monto para subir. Luego, empezamos a caminar por la Quebrada de la Manga. El sendero se encuentra bien delimitado y la mayor parte del trayecto se camina junto a un río, por lo cual es complicado perderse.

Comenzamos el recorrido temprano, aproximadamente a las 9 a.m, para aprovechar el calor del sol y apreciar los hermosos paisajes del pedemonte mendocino.

 

Un sendero tradicional que requiere de estado físico, ya que la pendiente es constante en los casi 7 km de ida y se debe cruzar el río varias veces. El recorrido comienza con una huella ancha y despejada, para luego convertirse en un estrecho camino entre la espesura de la rosa mosqueta. 

 

Un camino donde se viven distintas experiencias y se disfruta, desde una vegetación verde y vigorosa, hasta la anatomía geográfica de los rocosos caminos anaranjados y rojizos. Al llegar cerca de la cima, el camino se vuelve complicado y es necesario escalar unas piedras para llegar a nuestro lugar de destino.

Luego de caminar 3 horas, comenzamos a escuchar el ruido del agua que cae de las alturas y apreciamos unos vestigios de nieve blanca que embellecen el paisaje.

 

La llegada a la cascada, es un momento de pura satisfacción. Brinda mucho color, frescura, aire puro, tranquilidad y felicidad. Disfrutamos la compañía de tres águilas que planeaban arriba nuestro. Es el momento donde el corazón late y el sentimiento de satisfacción inunda cada espacio del cuerpo.

 

¿Qué necesitas llevar para vivir una experiencia perfecta?

  • Mochila pequeña: No cargues mucho peso, el camino es largo.
  • Equipo de hidratación: Si bien el camino es a la orilla del río, te aconsejamos que lleves una botella de agua fresca para mantenerte hidratado durante las 5 horas de recorrido.
  • Comida: Precisamos mucha exigencia física debido a la pendiente y la longitud del camino. Lleva banana, bebidas deportivas isotónicas, pasas de uva o barritas de cereal.
  • Zapatillas deportivas: Es necesario que lleves zapatillas deportivas para cuidar las articulaciones de tus miembros inferiores y no resbalarte. Lleva dos pares de medias.

 

  • Aquashoes: Zapatos acuáticos serían ideales, ya que al cruzar el río te mojas los pies. Tener en cuenta que estos zapatos deberían tener suela rígida, ya que el camino es rocoso y no queremos que te lastimes. Esto es opcional.
  • Ropa cómoda: Recuerda llevar ropa deportiva y una campera en tu mochila, ya que en la cima la temperatura es baja.
  • Protector solar y gorra
  • Bastones: Esto es opcional, no hay mejor experiencia que buscar un bastón de madera, que hayas encontrado en el paisaje, para que te acompañe durante todo el camino.
  • Máquina fotográfica: ¡Muy importante! Vas a querer guardar estos recuerdos para siempre.

 

Fuente: Mdz, por Julieta Parrilla