El 35% de los consultados espera con expectativas un final de año mejor que 2015 y un 8% mucho mejor. En tanto que 3 de cada 10 vaticinan un desmejoramiento de las condiciones del negocio.

Poco más de 4 de cada 10 empresarios, profesionales y expertos del turismo consideran que el último trimestre habrá una mejoría respecto al mismo período de 2015. Del centenar de respuestas analizadas por el Barómetro elaborado por la Escuela de Economía y Negocios de la Unsam se desprende una tibia expectativa positiva, que traducida a términos del Índice de Confianza se ubica en 109 puntos (sobre una escala donde 200 significa “muy buenas” y 0 “muy malas”).

El 35% de los consultados espera un final de año mejor y un 8% mucho mejor. Para el 27% de la muestra, el trimestre en ciernes será apenas igual. En tanto que 3 de cada 10 vaticinan un desmejoramiento de las condiciones del negocio (27% peor y 3% mucho peor). En relación con los factores que determinan esta percepción, los actores sectoriales declararon que se prevén mayores ingresos turísticos desde el extranjero, la influencia positiva del inicio de la temporada alta local y una mayor estabilidad de precios.

El humor con el que se afronta este fin de año es el segundo más optimista, después del duro contraste entre lo que se esperaba y lo que fue la evaluación del primer trimestre de 2016 (ver gráfico). “Hasta ahora siempre las expectativas son más altas que la evaluación. Pero lo cierto es que lo peor de la tormenta parece haber pasado”, señaló el director del Barómetro, Federico Esper.

A la hora de evaluar los resultados del tercer trimestre, un 36% del centenar de participantes de la muestra los calificó como peores que los del mismo período de 2015 y un 5% como “mucho peores”. Un 27% dijo que el comportamiento fue igual y apenas un 32% lo evaluó como “mejor”.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.