Áreas Naturales de Mendoza

Áreas Naturales de Mendoza

Lo anunció el gobernador Rodolfo Suarez. En la primera etapa, que comenzará el próximo 14 de noviembre, se habilitarán las actividades que no requieran pernocte dentro de los límites de las Reservas.

Las 6 reservas naturales protegidas para hacer turismo interno en Mendoza

Las reservas naturales protegidas se podrán visitar a partir del 14 de noviembre para hacer turismo interno, cumpliendo los protocolos por la pandemia. (copete)

 

Algunas de las habilitaciones más esperadas, en contexto de pandemia de coronavirus y sin la posibilidad de hacer turismo fuera de la provincia, eran las de las reservas naturales protegidas. Este fin de semana el gobernador Rodolfo Suarez anunció la apertura de 6 de las 17 reservas naturales protegidas que en total, posee Mendoza. Las que se podrán visitar a partir del 14 de noviembre, son las que no requieren pernoctar ni acampar en sus inmediaciones. Otra de las prohibiciones será el asenso a la cumbre del Aconcagua, no así la visita al parque provincial.

Parque Provincial Aconcagua, Reserva Manzano-Portillo Piuquenes, Reserva Divisadero Largo, Monumento Puente del Inca, Parque Provincial Cordón del Plata y Reserva La Payunia, conforman el primer grupo de espacios naturales bajo resguardo de la Ley Provincial 6.045 en donde se permitirá el acceso al público en general.

En esta nota podrá encontrar datos y referencias de cada una de las 6 áreas naturales protegidas, al igual que las actividades y lugares que se pueden visitar y disfrutar en ellas.

 

Parque Provincial Aconcagua

Ubicado a 185 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, el Parque Provincial Aconcagua es una de las reservas naturales protegidas que ofrece una variedad de encantos naturales y posibilidades de actividad física y recreativa que van mucho más allá de la dificultosa ascensión a la cumbre del coloso de América. De hecho, este verano 2020-2021 están suspendidos los ascensos, debido a la pandemia de coronavirus. Sin embargo, el parque está lleno de atracciones. Según consta en el portal web del parque, este se encuentra emplazado en el imponente marco de Los Andes Centrales albergando en su interior invaluables riquezas patrimoniales. El área protegida posee uno de los recursos naturales más valiosos del planeta, el agua dulce, la cual se encuentra contenida en los glaciares y cabeceras de cuencas. El parque Aconcagua posee una diversidad animal y vegetal. La fauna silvestre que se puede encontrar en el predio está compuesta por guanacos, pumas y zorros tienen la capacidad de desplazarse a regiones más bajas que les resultan favorables en épocas de nevadas. También se pueden encontrar ratones de montaña y otras especies sedentarias como lagartos, lagartijas y sapos, los que ahorran energía hibernando y moviéndose sólo de día ya que no pueden viajar largos trayectos. En cuanto a las aves, se encuentran ejemplares de aves muy pequeñas como el picaflor andino, y otras de mayor envergadura como halcones, matamicos y el cóndor andino. Otras especies más amigables con la presencia de gente se pueden avistar en los campamentos más bajos del parque, estos son los comesebo, camineras, viudita, gauchito y chingolos. Las vegas, arroyos y ríos se encuentran pobladas por aves acuáticas como pato crestón, del torrente y el chorlo de vincha. Sobre la flora del lugar, la variedad de vida vegetal está adaptada al clima. En los meses de verano la vegetación presenta una vistosa aunque muy corta floración, con predominancia cromática del amarillo. Por las condiciones climáticas adversas, algunas plantas tienen un aspecto achaparrado y de matas con forma de cojín, como la yareta, el cuerno de cabra, y la leña amarilla, que alcanza grandes alturas. En la zona predominan los pastizales abiertos como de huecú y coirones. En los cursos de agua y vertientes se concentran las vegas y mallines, localmente conocidos como la “Selva de los Andes Áridos” por tener una gran biodiversidad.

El Parque Aconcagua se prepara para recibir a más de 10.000 turistas locales según las estimaciones que se realizaron en base al aumento del trekking en los últimos años dentro del Parque y el incremento de mendocinos que eligen la montaña como un sitio de esparcimiento.

Se aproxima la temporada estival del Parque Provincial Aconcagua y este se posiciona como uno de los grandes atractivos para visitar en el marco de las habilitaciones del turismo interno. En los últimos años esta Área Natural Protegida fue elegida por los turistas locales y nacionales para realizar trekking, avistajes y fotografía por sobre aquellos que buscaron desafiar la cumbre del Coloso de América, siendo estos últimos menos del 17% del total visitantes nacionales.

Equipo e Indumentaria: Para visitas a Laguna de Horcones y trekking corto, llevar ropa de montaña, calzado con suela gruesa, protector solar -factor 65-, gorro, anteojos de sol y abundante agua para hidratarse constantemente. Cada visitante desempeña un papel decisivo en la conservación del sitio y su correcto comportamiento permitirá que otros también disfruten todos los encantos naturales del lugar.

 

Reserva Manzano Portillo – Piuquenes

La reserva natural protegida ubicada en Tunuyán se extiende por 68 kilómetros, desde el Manzano Histórico, hasta el paso Portillo – Piuquenes, una huella turística que constituyó uno de los pasos sanmartinanos hacia la República de Chile. De hecho, luego de atravesar los dos pasos (Portillo, a 4300 metros y Piuquenes, a 4000) se llega al paraje más cercano del vecino país, San Gabriel, que pertenece a la comuna San José de Maipo. Por la pandemia de coronavirus, su visita está sólo reservada al turismo interno. Si bien en épocas normales hay empresas de turismo que ofrecen el servicio del paso a caballo o en 4×4, actualmente no se puede acceder al cruce. Sin embargo, hay actividades permitidas como el trakking y las cabalgatas.

 

Reserva Divisadero Largo

La reserva Divisadero Largo es la más cercana a la Ciudad, está ubicada sólo a 8 km del centro de Mendoza. El objetivo de su creación fue el de preservar las características del ambiente y sus restos fósiles, que datan de más de 200 millones de años. En el lugar se puede practicar trekking para conocer su variedad de vegetación y fauna. Algunas de las plantas típicas de montaña fueron diezmadas por el pastoreo que se llevó adelante durante años en la zona. La vegetación más afectada fueron las distintas variedades de jarilla, la retama, garabatos negros, zampas y llaullines. Los animales que se pueden encontrar en Divisadero Largo son zorros grises y colorados, aves como el águila mora, canastero, calandria y jilguero oliváceo. También se pueden observar las formaciones rocosas de las eras mesozoica y cenozoica.

 

Monumento Puente del Inca

La reserva natural protegida Puente del Inca está ubicada a 183 kilómetros de Mendoza, sobre la ruta 7, próxima al Parque Aconcagua. Es un monumento natural que forma parte del sistema vial Andino Qhapaqñan, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Las visitas al monumento natural están, en épocas de pandemia, sólo dispuestas para el turismo interno. Se encuentra a 2700 mts de altura, formando parte de la Cordillera de los Andes. El área natural protegida de Puente del Inca posee rocas de más de 200 millones de años y fallas denominadas corrimientos. Esta curiosa formación geológica posee rocas pertenecientes a 3 períodos de tiempo distintos. Algunas son muy deformadas de Edad Permotriásica, otro grupo de sedimentos marinos y continentales de los Períodos Jurásicos y Cretácicos -aproximadamente entre 200 y 80 millones de años-mientras que los materiales Cuaternarios -de edad inferior a los 2 millones de años-ocupan esencialmente los valles. También existen depósitos de origen glaciario, avalanchas, lagunares y fluviales. En el lugar se puede realizar también avistamiento de animales terrestres -como el zorro y la martineta- y de aves, como el águila mora y el aguilucho. El lugar ha sufrido, con el transcurso de los años, la intervención humana y los accidentes provocados por fenómenos climáticos, un gran deterioro por el que en 1991 fue declarado “zona intangible” y sólo se puede contemplar desde la parte Noreste del río Cuevas. esto significa que en el lugar no se puede realizar ninguna actividad, sólo la observación a la distancia del monumento.

 

Parque provincial Cordón del Plata

Se trata de una ruta alternativa entre Tupungato y Potrerillos, también denominada “Camino de los Cerrillos”, está ubicada a 92,5 kilómetros de la Ciudad de Mendoza. En algunos sectores hay nieve durante todo el año y también pueden divisarse algunas estancias con sembradíos. En el lugar existen reservas de agua potable, algunas de las cuales suministran agua al Gran Mendoza. Se busca preservar de ella los hielos permanentes en el suelo (denominados permafrost) la fauna y la tundra andina, flora típica del lugar. El Cordón del Plata también posee gran valor paleontológico y arqueológico.

 

La Payunia

De las reservas naturales habilitadas en esta primera etapa, la Payunia es la que más distancia guarda con la Ciudad de Mendoza, está ubicada en el departamento de Malargüe, a 393 kilómetros de la capital provincial y a 160 kilómetros de la ciudad de Malargüe. Se accede a la reserva a través de la ruta nacional 40 y luego por ruta provincial 186. La Payunia es una de las regiones del planeta con más cantidad de volcanes, en su superficie se encuentran más de 800 de estas formaciones. Su principal atractivo son las extensas planicies de lava con conos volcánicos, aunque también se puede realizar avistamiento de guanacos -esta especie se encuentra en gran cantidad en la zona- y otras especies como choiques, cóndores, maras, vizcachas y algunos reptiles. También se preserva flora típica, como variedades de jarilla, leña amarilla y pichanilla. Cabe recordar que, por el protocolo provincial vigente a raíz de la pandemia, no se puede acampar en el lugar, ni realizar actividades que requieran la permanencia de grupos de gente por grandes extensiones horarias.

 

Recomendaciones

  • Circule sólo por los senderos señalizados y habilitados. Está prohibido desviarse o salirse de los mismos.
  • No está permitido encender fuego, extraer vegetación, leña, fósiles ni rocas de la zona.
  • Los residuos deberán ser bajados a sus domicilios.
  • No consuma alimentos fuera de las zonas habilitadas para tal fin.
  • Está prohibido el ingreso con animales.
  • Cuide la flora y fauna del lugar.
  • En ningún caso está permitido el ingreso con armas.
  • Informe al guardaparque si observa prácticas inadecuadas dentro de la reserva.
  • Se deberá cumplir con los protocolos sanitarios correspondientes indicados por el personal de cada Reserva Natural, con el distanciamiento social correspondiente y queda prohibido el acampe o picnic dentro de las áreas naturales protegidas.

 

Fuente: Los Andes, UNO por Paola Alé, Secretaría de Ambiente y portales municipales

Artículos Relacionados