Las Cuevas: aventura, naturaleza y cervezas, es la propuesta para disfrutar a más de 3000 metros de altura.

La denominada Ruta de la Cerveza Andina suma un nuevo recorrido gracias a la propuesta que lleva adelante el hostel & bar de montaña Portezuelo del Viento en Villa Las Cuevas, ubicado a 3200 metros sobre el nivel del mar.

Las Cuevas es un viaje al corazón de la cordillera en Mendoza, un pueblo de alta montaña vinculado con el cruce andino y los vestigios de historia que dejó el ferrocarril. En pleno cordón cordillerano, en el límite de Argentina y Chile, Las Cuevas es un poblado de frontera, de esos que vemos en las películas, con tránsito de grandes camiones que cruzan el túnel internacional. Es la última localidad argentina en el departamento de Las Heras, en Mendoza, a la que se llega por la ruta nacional N° 7.

Las Cuevas en los últimos años se ha posicionado como un centro de aventura en la alta montaña de Mendoza. Montañistas expertos y aficionados, viajeros y turistas tradicionales se suman a las múltiples actividades que se pueden realizar en la zona. 

Portezuelo del Viento, Lodge & Bar de Montaña, ha diseñado un lugar ideal para sus huéspedes y para los turistas que día a día realizan los tradicionales recorridos en la zona.

La propuesta consistió en reciclar un espacio del hostel para ubicar el bar, que cuenta con servicio de cafetería, sanguchería regional, y lo mejor de todo ¡cerveza artesanal!

De esta manera la Ruta de la Cerveza Andina suma un nuevo espacio para que los visitantes interesados en descubrir nuevos sabores, destinos y experiencias.

Una de las marcas que estarán presentes es De la Vera Cruz, una cerveza que se destaca por las variedades American Pale Ale, Blonde Ale, Irish Red, Scottish y Cream Stout.

La propuesta de una bar de montaña en esa zona ha sido muy bien recibida por visitantes y operadores de turismo, ya que no existía algo similar hasta el momento.

Portezuelo del Viento, se encuentra en el corredor internacional en el límite con la república de Chile a 3200 metros de altura y es elegido por deportistas de elite que realizan actividades en las montañas de la zona o para aclimatar antes de encarar la cima del cerro Aconcagua. También se suman viajeros y turistas tradicionales que realizan uno de los circuitos turísticos más visitados de Mendoza, Alta Montaña. 

 

Las Cuevas, un pueblo de alta montaña, último poblado en la frontera

A 210 km de la capital mendocina, Las Cuevas tiene pocos habitantes, la mayoría de ellos trabajadores de Gendarmería y Aduana. La ruta 7 es su principal acceso, una de las vías que recorre territorio argentino y une varias provincias. Conforma un ramal del Corredor Bioceánico Mercosur y un tramo de la Carretera Panamericana.

Podemos decir también que es un pueblo con una esencia peronista, pero no hablamos de ideas políticas, sino de su fundación.

Allá por 1950 el entonces presidente Perón y su esposa viajaron en el histórico Tren Trasandino hacia Chile, cruzando la provincia de Mendoza. A su regreso, la Fundación Eva Perón dispuso la construcción de un poblado como entrada a la provincia de Mendoza desde el lado chileno. Un conjunto de casas de estilo suizo con sus dependencias gubernamentales dio origen a Las Cuevas. 

Quedan vestigios de lo que fue alguna vez una obra de ingeniería magnífica. Dos países se unían por el tren que recorría las entrañas de la montaña. El último tren circuló en 1979 y sucesivos aludes dieron un cierre natural a las vías para recuperar lo que le había pertenecido alguna vez a la montaña. Cada tanto surge un proyecto de reconstrucción pero queda solo en ideales difíciles de gestionar.

Hoy en día la ruta 7 constituye el vínculo neurálgico entre ambas fronteras. Las Cuevas se levanta como un caserío a 3557 msnm, a veces olvidado, a veces puesto en valor para construir una villa turística. Es un paisaje de alta montaña, frecuentado por los viajeros que se le animan al Aconcagua y por aquellos que quieren visitar el Cristo Redentor de los Andes, por un camino serpenteante que lleva al corazón de la cordillera.

Este monumento de 1904, erigido en el Paso de Uspallata, es el símbolo de la paz entre Chile y Argentina y habla de un vínculo más fuerte que el poder de las montañas. 

El Paso de Uspallata es el lugar por donde cruzó el Ejército de los Andes en 1817.

Las Cuevas funciona como base para hacer otros paseos en las cercanías, como el Puente del Inca, una estructura geológica muy singular, o Los Penitentes, un centro de esquí mendocino. Las excursiones de montaña al Parque Provincial Aconcagua, como la Quebrada de los Horcones, permiten obtener una maravillosa vista del gigante andino.

 

Fuente: Welcomeargentina por Miriam Coronel y mendozaextremo

Artículos Relacionados