Un viaje por la ruta cuyana entre montañas y viñedos!

Dividimos el viaje en dos etapas: la primera recorriendo la zona de Chacras de Coria con sus viñedos, arboledas y tranquilidad rural, pero también transitando la ruta de alta montaña pasando por Potrerillos, Puente del Inca y Parque Nacianal Aconcagua. La segunda parte del viaje descansamos en una casa entre viñedos en San Rafaél, donde aprovechamos para conocer el Cañón del Atuél y también hicimos rafting en el río homónimo.

​Salimos el jueves a la noche después del trabajo a las 21:50 hs, en un vuelo de Aerolíneas Argentinas saliendo de Aeroparque y llegando a Mendoza a las 23:40.

Del aeropuerto nos fuimos al Hotel San Francisco en Chacras de Coria a 15 km siendo media hora de viaje desde Mendoza. Chacras de Coria es un lugar más residencial en el medio de la ruta del vino donde predomina el verde y la tranquilidad frente a la ciudad de Mendoza, pero igualmente hay bares y lugares para comer o tomar algo

 

Día 1: Chacras de Coria

El hotel es antiguo pero cómodo, tiene un gran parque muy tranquilo lleno de pinos y con una pileta grande, también tiene sector de parrillas y estacionamiento. Las habitaciones son muy luminosas, pero justas. Precio calidad ok y muy fácil para los accesos. El desayuno es completo y se sirve en un comedor con estufas eléctricas para la época de nieve.

El primer día fue de recorrida de Bodegas por la Ruta del Vino, conociendo las calles de Chacras de Coria y sus alrededores. Ideal para hacer en bicicleta e ir por las calles llenas de álamos o meterse por los caminos que desembocan en los viñedos. 

Pasamos por las Bodegas de Norton y Chandon antes de almorzar en Prímula, cantina ferroviaria excelente que también era parte de un viñedo.

Más alejada estaba la Bodega de Catena Zapata donde llegamos alrededor de las 3:30 de la tarde y recorrimos el viñedo, la cava e hicimos una degustación de sus vinos.

Al atardecer intentamos alquilar bicicletas para recorrer otras bodegas más chicas por los caminos de tierra, pero ya había terminado el horario de alquiler.

A la noche fuimos a comer a Barihjo Beer Garden, patio cervecero y complejo de bares sobre un arroyo y arboles muy lindo, a unas pocas cuadras de caminata desde el hotel.

 

Día 2: Alta Montaña

Nos levantamos temprano y después de desayunar, con una lluvia fina pero constante, enfilamos para la ruta de alta montaña hacia el cruce con Chile tomando la Ruta 40 hacia el Sur (San Rafael) y luego empalmando con la Ruta 7 hacia Chile. Pasamos por Uspallata, Potrerillos, Penitentes, Puente del Inca, Parque Aconcagua y cuando estábamos por llegar al Cristo Redentor, nos comentó un gendarme que no podíamos pasar porque estaba cerrado por el clima.

La ruta es zigzagueante con subidas y bajadas por paisajes increíbles bordeando el río Mendoza, con un recorrido total ida y vuelta de aproximadamente 400 km.

 

Día 3: San Rafael

Dejamos Chacras de Coria para ir a San Rafael hacia el Sur por la Ruta 40 y después 143 por 230 km aproximadamente, paramos en un supermercado para comprar la comida para los próximos días en la casa y bodega boutique del francés Marco Zunino a media hora de la ciudad en el medio de los viñedos, pasando Salto de las Rosas.

Esa tarde descansamos en la casa y recorrimos el viñedo, el campo y el arroyo, para cerrar el día con un asado en la galería de la casa.

 

Día 4: Cañón del Atuél y Nihuil

Visitamos el dique El Nihuil a 83 km por la Ruta 144 y 180, para después bajar por el Cañón del Atuel por camino de ripio hasta llegar a la base del Río Atuel donde almorzamos en un parador de la ruta mirando al lago creado por el embalse.

Después seguimos camino e hicimos Rafting en el mismo Río por 12 km para volver a la casa.

Día 5: Mendoza

Volvimos a Mendoza por la misma ruta por la que nos habíamos ido, dejamos los bolsos en el hotel y fuimos a almorzar, para seguir caminando. Pasamos por la Av. Arístides Villanueva donde están todos los bares y restaurantes de la movida nocturna, terminando en el Parque San Martín coronado por el Cerro de la Gloria.

Cenamos y nos acostamos temprano, ya que al otro día salía el avión a Buenos Aires a las 7:40 am.

 

Fuente: Out of office

Artículos Relacionados