Las llegadas de Turistas internacionales aumentaron un 5% entre enero y abril, según el último Barómetro OMT del Turismo Mundial. En Sudamérica el incremento acumulado fue del 7,3%. En el mismo período, en Argentina cayeron un 7,4% las visitas de extranjeros.

Pese al reto que implica hoy la cuestión de la seguridad, el año arrancó con fuerza en lo que se refiere al turismo internacional. Las llegadas de turistas internacionales aumentaron un 5,3% entre enero y abril de 2016, según el último Barómetro OMT del Turismo Mundial. Esto implica 18 millones más de viajeros que en el mismo periodo de 2015, cuando también había crecido a un tasa similar. De hecho, la actividad se apuntó el séptimo año consecutivo de incremento a tasas superiores a la media (4%).

Del mismo modo, los resultados fueron claramente buenos en casi todas las subregiones e incluso muchos destinos registraron tasas de crecimiento de dos dígitos.

“Los resultados muestran un firme deseo de viajar, y ese deseo sigue impulsando el crecimiento del turismo. La demanda en todas las regiones del mundo sigue siendo sólida, a pesar de los desafíos presentes, lo que demuestra que el turismo es un sector económico dinámico y resistente”, afirmó el secretario general de la OMT, Taleb Rifai.

También le puede interesar: El receptivo está frenado hace un año, pero el emisivo repunta

LA REGIÓN Y ARGENTINA.

En lo que va del año las llegadas internacionales a Sudamérica se incrementaron un 7,3% respecto a 2015.

Las únicas subregiones que tuvieron comportamientos negativos a nivel global fueron el convulsionado Medio Oriente y el norte de África.

En el mismo período, tomando los datos de la ETI del Indec, en Argentina los arribos internacionales a Aeroparque y Ezeiza cayeron un 7,4%, acumulando 13 meses consecutivos de disminuciones.

OPTIMISMO, PESE A TODO.

Los atentados en Francia, la incertidumbre por la salida del Reino Unido de la Unión Europea y la inestabilidad en Turquía y Medio Oriente en general no llegan a nublar las expectativas hasta septiembre. De acuerdo al Índice de Confianza que elabora la OMT, la confianza se mantiene en los mismos niveles que a inicios de 2016, cifrando las mayores expectativas en la dinámica de Europa y América.

“No obstante, y a pesar de estos buenos resultados, los trágicos sucesos de los últimos meses nos recuerdan que la seguridad sigue siendo un reto mayúsculo para todos. Debemos seguir colaborando estrechamente para enfrentarnos a esta amenaza global y garantizar que el turismo forme parte integral de todo plan de emergencia o respuesta a escala mundial, regional y nacional”, agregó Rifai. Respecto al voto en el Reino Unido a favor de abandonar la Unión Europea, la OMT reconoció que trajo incertidumbre al mercado y ha llevado a una depreciación de la libra esterlina, pero no se espera que la decisión tenga un impacto significativo en los viajes internacionales a corto plazo.

Se calcula que a lo largo de la actual temporada alta para el hemisferio norte alrededor de 500 millones de turistas viajarán al extranjero. Esa cifra representa alrededor del 41% de las llegadas de turistas internacionales totales del año.

Fuente: Ladevi
29/07/2016

Artículos Relacionados