La falta de información rigurosa sobre el delito, una legislación poco rigurosa y el anonimato de Internet fueron los principales desafíos lanzados durante una conferencia organizada por la OMT.

Necesitamos unirnos para combatir la explotación infantil y el compromiso del sector privado es fundamental”, declaró Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial delTurismo (OMT) al abrir la 31° reunión de la Red Mundial para la Protección de la Infancia en el Turismo. Como corolario la entidad hizo hincapié en la necesidad de que el empresariado trabaje en iniciativas de sensibilización, formación de personal y la aplicación de medidas en la cadena de valor del turismo.

DOS INICIATIVAS DE ACCIÓN CONCRETAS

Entre las experiencias presentadas en el combate contra el delito sexual infantil, la de Australia es tal vez la más frontal. Paula Hudson, oficial de enlace de la Policía Federal Australiana, contó que llevan adelante un registro nacional con antecedentes de delincuentes sexuales de niños, los cuales deben notificar a las autoridades sobre cualquier plan de viaje nacional e internacional. Además, junto con otros 39 países, Australia extendió la jurisdicción geográfica de los delitos sexuales contra los niños, lo que significa que los ciudadanos de esos países pueden ser procesados en cualquier parte del mundo. Por otra parte, Hudson dijo que tras dos años de estudio de los australianos condenados en Vietnam por delitos sexuales llegaron a una serie de conclusiones respecto al perfil: la mayoría permanece más tiempo en el campo que el viajero promedio, realiza cruces fronterizos por tierra y se hospeda en hoteles de mala calidad en lugares no turísticos. Otra de las iniciativas con resultados concretos fue la relatada por Sarah de Carvalho, CEO de HappyChild. La fundación británica se asoció con Unicef, el gobierno brasileño y Europol para lanzar una campaña de prevención en la previa a la realización del Mundial de Fútbol de 2014. El video se proyectó en todos los vuelos de British Airways (entre otros medios) durante 10 semanas y dio lugar a más de 11 mil llamadas telefónicas a una línea para denunciar sospechas de delitos sexuales contra niños. Los contactos dieron lugar a 87 detenciones de extranjeros por explotación, de los cuales 26 fueron con fines de explotación sexual infantil.

Fuente: Ladevi
23/03/2016