Fue aprobada por unanimidad en el Senado. La liquidación del IVA cada 90 días, la posibilidad de tomar el impuesto al cheque a cuenta de Ganancias, las mejoras en el plan Repro, los premios tributarios a los que inviertan, entre otras medidas, fueron muy bien recibidas por los representantes empresarios, quienes dijeron que mejorará la competitividad de las pymes del sector.

El miércoles pasado el Senado convirtió en ley, por unanimidad, la iniciativa de fomento a las pymes que había enviado el Poder Ejecutivo en mayo. La aprobación del proyecto –sumado a las medidas que entraron en vigor en junio- fue recibida con alivio por parte de las gremiales empresarias y, en particular, por la Faevyt.

LA CUESTIÓN DEL ENCUADRAMIENTO

“Desde nuestra Federación celebramos este avance y estamos convencidos de que servirá no sólo para cuidar y impulsar a nuestro sector, sino también para generar nuevos puestos de trabajo genuino”, señaló el titular de la entidad, Fabricio Di Giambattista, quien inmediatamente agregó: “Asimismo, seguiremos propiciando las gestiones pertinentes ante la AFIP y los ministerios de Producción y Turismo para lograr el reconocimiento de la intermediación de las agencias de viajes”.

El viejo reclamo del sector es que se encuadre a la EVT como pymes sólo por sus ingresos de intermediación y no por el volumen de la facturación. “Eso permitiría una real consideración de la actividad económica, para una adecuada inclusión sectorial en temas económicos y fiscales”, explicó Di Giambattista.

En el Congreso de la Faevyt a principios de junio, el ministro Gustavo Santos había asumido públicamente el compromiso de hacer realidad ese pedido: “Como se dijo, nuestro sector no siempre accedió a estos beneficios que se limitaban a la industria. Quiero garantizar que la nueva norma incluirá a todo el Turismo”.

Por ahora no se sabe cómo, ya que, actualmente, muchos operadores no consiguen que la regulación ni los bancos los consideren pymes porque exceden el tope máximo fijado para ser consideradas como tales. Tampoco la ley modifica esto.

EL PAQUETE DE MEDIDAS

La norma puede dividirse en cinco aspectos. En cuanto al nuevo marco tributario para las pymes se destacan las siguientes medidas: la eliminación de la ganancia mínima presunta; la posibilidad de pagar el IVA a los 90 días de facturado; el poder compensar los saldos a favor a través de las cuentas tributarias y, en el caso que no se pueda automáticamente, solicitar su devolución; y la facultad de tomar el total del impuesto al cheque como pago a cuenta de Ganancias (las medianas podrán descontar hasta el 50%).

Respecto al fomento a las inversiones, las pymes podrán computar como pago a cuenta de Ganancias un 10% sobre el valor de las mismas. A su vez, a modo de premio, se les otorga un bono fiscal por una porción del IVA invertido.

Asimismo, fueron muy valoradas las medidas de apoyo para las pymes en crisis. Por ejemplo, como parte del Repro –ahora con carácter permanente- se suben los topes un 50%, lo que significa que las empresas en peligro podrán recibir por medio de un trámite simplificado una asistencia hasta $ 9.060 (1,5 salarios mínimos) por trabajador.

En cuanto a promoción de la competitividad se destacan la creación de un Consejo Pyme y la actualización anual de los montos que definen su encuadramiento como tales.

Por último, la ley prevé nuevas opciones de financiamiento: aumento de garantías, bonificaciones de tasas para regiones desfavorables, y mejora de instrumentos como los Pagarés y Obligaciones Negociables.

“Es la primera vez que permiten una desgravación de ganancias para la inversión en bienes de capital, que nos reconocen y que confían en el empresario pyme”, señaló Vicente Lourenzo, secretario de Prensa de la CAME, quien añadió la satisfacción por la inclusión de todas las propuestas realizadas por la entidad.

Fuente: Ladevi
22/07/2016

 

Artículos Relacionados