El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, fue uno de los principales oradores del Aviation Day Argentina que organizó la IATA junto a la ALTA y la Jurca en el Hotel Hilton. El funcionario explicó los lineamientos de su gestión y anticipó dos objetivos a lograr: duplicar el número de vuelos y viajeros en el cabotaje y conectar más y mejor a Argentina con el mundo.

Como el propio ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, afirmó al comenzar su mensaje a los presentes, pasó casi una década en la que no se celebró el Aviation Day en nuestro país. El viernes de la semana pasada, se concretó el encuentro en el Hotel Hilton, del que participó justamente el principal responsable político del área de transporte del gobierno nacional. Y en su mensaje a los presentes, Dietrich sintetizó o unificó ciertas pistas acerca de sus objetivos y políticas que había ido lanzando por separado. “He venido a transmitir nuestra visión y lo que estamos haciendo para conseguirla. Fundamentalmente tenemos dos objetivos: el primero de ellos es duplicar la cantidad de tráfico de cabotaje en cuatro años. Y eso ya ha comenzado a pasar, sólo en el primer trimestre se detectó un incremento del 14%. El segundo objetivo es conectar más y mejor a Argentina con el mundo”, dijo Dietrich.

EL ROL DE AEROLÍNEAS

Más allá de volver a negar una reprivatización (ver aparte), Dietrich destacó que para lograr los objetivos propuestos “hay una serie de elementos que nos importan. Por ejemplo, Aerolíneas Argentinas. En los últimos años muchas cosas se hicieron bien y muchas otras muy mal. Aerolíneas se debe acostumbrar a competir, a no pisar a nadie ni a desarrollar acuerdos malos como el de Sol. El nuevo equipo de gerenciamiento de Aerolíneas es muy profesional y sin componentes políticos. Y de hecho Aerolíneas ya comenzó a mejorar sus números”.

Para el ministro Dietrich, “debe haber más empresas compitiendo por que eso representa más posibles pasajeros y una mejora en las ofertas. Duplicar el tráfico generará más trabajo, y trabajo de calidad, como es el aeronáutico”. “Para lograr lo que queremos sabemos que necesitamos mucho diálogo, porque enfrentamos desafíos enormes”, concluyó el funcionario.

“Queremos conectar el interior con el exterior. Por eso, entre otras cosas, vamos a invertir US$ 1.000 millones en infraestructura. Nos falta tecnología, esto no altera la seguridad, pero sí el nivel de servicios y sobre todo su eficiencia. Por eso específicamente en ese rubro vamos a invertir US$ 110 millones”, anticipó el ministro.

LOS COSTOS Y LAS TASAS AL BANQUILLO

En la primera gran intervención del Aviation Day, Peter Cerdá, vicepresidente de la IATA para las Américas, se mostró optimista en muchos aspectos, pero lanzó a su vez las primeras críticas. Fue cuando afirmó que en Argentina “los costos operativos y las tasas son excesivas. Es necesario alcanzar nuevos niveles de competitividad. Del mismo modo, el suministro de combustible aeronáutico y de servicios de handling siguen siendo monopólicos, malos, caros e ineficientes”. “De hecho, Ezeiza se ha convertido en el aeropuerto más caro de la región”, disparó Cerdá.

Y de algún modo el ministro recogió el guante en su discurso: “Argentina es cara y lo es para una industria globalizada y desde hace tiempo. Estamos trabajando sobre las tasas, y de hecho hemos reducido ya las tarifas de Intercargo en un 5% y vamos a bajarlas otro 5% en los próximos meses”.

“Tenemos que mejorar la infraestructura pero sobre todo la experiencia del usuario. Queremos que los argentinos sean los mejores aeropuertos y para eso debemos trabajar en equipo en la Mesa Aerocomercial del Ministerio (donde se integran entre otros el Orsna, EANA, Jurca, ANAC y Aeropuertos Argentina 2000); y con profesionalismo, transparencia y sin corrupción”, concluyó el ministro.

Fuente: Ladevi
03/06/2016

 

Artículos Relacionados