Estos son algunos de los parques en los que podés pasar un momento agradable, disfrutar de la naturaleza, descansar a la sombra de un árbol o hasta hacer deportes.

 

¿Estás buscando una salida para pasar un momento al aire libre, disfrutar de un pícnic, caminar un rato, tomar mates con los amigos o sacar lindas fotos? Hay lugares para pasear en Mendoza que te ofrecen momentos encantadores y algunos de ellos son sus parques. Estos tienen muchas actividades para proponerte, desde recreativas hasta culturales. Para que puedas conocerlos acá te mostramos algunos de ellos que podés visitar.

¡Empecemos el recorrido!

 

  1. Plaza de la Independencia

En el centro de la ciudad podemos encontrar uno de los lugares para pasear en Mendoza más concurridos. Se trata de la Plaza de la Independencia. En este oasis en medio del centro podés sentarte en sus bancos de piedra a descansar bajo la sombra de sus enormes árboles mientras lees un libro o simplemente ves a la gente pasar. También podés recorrer su explanada alrededor de la fuente central.

Detrás de esta obra hídrica, se encuentra una de las atracciones principales y parte del patrimonio monumental de la ciudad. Se trata del friso “La Libertad, esa gesta anónima”. Una serie de esculturas de bronce que nos proponen un recorrido histórico.

Además encontrarás aquí un teatro y un museo (actualmente en remodelación) y Feria de artesanos.

 

  1. Parque O’Higgins

A sólo un par de cuadras, también en el centro, se encuentra otro de los parques en Mendoza más nuevos que no te podés perder. Recientemente remodelado, el Parque O’Higgins tiene diferentes áreas donde encontrás circuitos de paseo con esculturas, mesas para practicar ajedrez, juegos infantiles y aparatos para hacer gimnasia. Además, en él hay un teatro donde se realizan diferentes conciertos y actividades culturales durante todo el año.

Para los aficionados a los deportes extremos, el parque cuenta, además, con un espacio preparado para que muestren sus destrezas. Respecto a los deportes urbanos hay un parque de parkour que es uno de los mejores del país. En skate se contemplan todas las disciplinas que se practican en nuestro deporte.

¿Te animás a intentarlo?

 

  1. Parque Central

Si querés ponerte en movimiento, pero el vértigo y la adrenalina no son tu actividad favorita, podés ir hasta el Parque Central. Acá podés dar algunas vueltas por los circuitos aeróbicos o realizar un paseo entre sus fuentes. El parque cuenta con muchos espacios verdes que permiten realizar pícnics y descansar de la rutina diaria.

Este es uno de los parques con jardines en Mendoza más visitados ya que, además de ser hermoso, acá se llevan a cabo actividades culturales importantes para la ciudad. También es normal ver en Parque Central muchas familias con niños disfrutando de su lago donde habitan patos.

 

  1. Parque Metropolitano Sur

En Maipú a pocos minutos del centro encontrás el Parque Metropolitano Sur. Debido a su gran extensión, el espacio es Ideal para dar largas caminatas, andar en bicicleta en su ciclovía o ¿por qué no? entrenar a tu mascota. El parque además cuenta con asadores para disfrutar una comida al aire libre entre amigos.

Dentro del parque se encuentra el Monumento a los Pioneros, realizado por un artista local, que rinde homenaje a los primeros inmigrantes y precursores de las actividades agroindustriales de la zona. Es uno de los más grandes de la ciudad y uno de los parques con jardines de olivos en Mendoza más espectaculares.

 

  1. Parque de los Pueblos Originarios

Si buscar un paseo más relajado podés visitar el Parque de los Pueblos Originarios. Este parque es tal vez menos conocido que los anteriores, pero igual de encantador. El espacio es propicio para entrar en contacto con la naturaleza ya que cuenta con grandes áreas de vegetación autóctona.

Su ubicación, al oeste del Parque General San Martín, un poco más alejada de la ciudad y del bullicio citadino lo convierte en un lugar ideal para meditar y distenderse. En otra época se denominó al mismo lugar como “Parque del Aborigen”, posiblemente porque se encontraba emplazada una estatua de un “nativo americano” adorando al sol.

Pero éste no es ni debiera ser el punto de discusión, toda vez que el “Parque Aborigen” hace referencia y es un homenaje y muestra de la flora propia de nuestro suelo, a la vegetación autóctona; no hace referencia al hombre.

El Parque Aborigen fue creado por Decreto Nº 181 y en sus considerandos expresa claramente la necesidad de completar las exposiciones del parque dotándolo de plantas que permitan al visitante apreciar la flora regional.

Este paseo se inició en 1933 transportándose desde las altas cumbres los enormes cactus que delinearían los senderos y estuvieron a cargo de Dn. Benito de San Martín los trabajos de trazado, nivelación y delimitación de las secciones del predio.

La idea rectora del proyecto fue reunir la mayor cantidad posible de plantas regionales e incluir una sección de cactus.

Se incluyeron ejemplares de jarilla, chilca, molle, piquillín, chañas, alpataco, algarrobo, garabato, retamillo, etc., y se pudo inaugurar el 29 de diciembre de 1933.

Posteriormente se colocó la escultura “Saludo al Sol” de Luis Perlotti, adquirida por la Provincia con fines únicamente ornamentales, pero el enclave nunca hizo o pretendió hacer referencia a algún pueblo americano. Su finalidad no era otra que se conociera la riqueza de la flora autóctona y que se aprendiera a apreciarla.

¿Imaginaste tantos los lugares para distenderse y respirar aire fresco dentro de la ciudad? En estos parques en Mendoza podés relajarte, hacer deporte, formar parte de alguna actividad cultural o pasar un momento en familia al aire libre.

 

Fuente:  Uber

Artículos Relacionados