Porteños, cordobeses y santafesinos, constituyen el 70% del movimiento migratorio en la cordillera este verano. Solo en diciembre y enero 800 mil personas pasaron por Horcones y Libertadores.

Cuando termine febrero, más de un millón de personas habrán cruzado por el Paso Cristo Redentor hacia uno y otro lado de la cordillera, lo que ratifica que esta temporada de verano rompe todos los récords de movimiento migratorio en la alta montaña. Es que entre diciembre y enero fueron 800 mil personas las que pasaron por las dos aduanas: Horcones y Libertadores, y este mes -según admitieron desde Migraciones- las cifras siguen muy altas.

Solo en enero hubo 58% más de personas por el paso a Chile que el mismo mes del año pasado, proporción que crece a 100% más si la comparamos con enero de 2015. Es decir, en 2 años se duplicó la cantidad de gente que cruzó la cordillera.

“Se han roto todos los parámetros en el paso”, reconoció Alejandro Diumenjo, delegado de la Dirección Nacional de Migraciones en Mendoza, para quien la explicación es simple: este verano a mendocinos y sanjuaninos se sumaron -y en gran cantidad- turistas de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, atraídos sin dudas por los precios baratos en Chile.

Es más: el personal que trabaja en la Aduana argentina calcula que los mendocinos son minoría en las largas colas que se forman en al cordillera, ya que el 70% de los viajeros provienen de las tres provincias más grandes y pobladas del país.

Hay otro dato que no se puede soslayar en estas cifras: hubo mayor movimiento en Horcones (es decir, al regreso de Chile) que en Los Libertadores (para ir al país vecino).

Según las estadísticas de Migraciones a las que accedió Los Andes, durante diciembre y enero pasaron por los dos complejos fronterizos de alta montaña 798.334 personas.

Fueron 436.377 viajantes que ingresaron a Argentina y 361.957 que cruzaron a Chile. ¿Vino más gente que la que se fue? Diumenjo admitió que es raro este fenómeno, pero lo atribuyó a que muchos viajeros pudieron haber cruzado a Chile por otros pasos (Pehuenche y Agua Negra) y regresado al país por el Cristo Redentor.

Comparando ambos meses, el mayor movimiento -y las mayores demoras- se registraron en la aduana argentina en enero: 303.497 personas ingresaron al país por Horcones.

“Es una lotería lo que te puede tocar en el Paso. Yo he estado viajando seguido durante enero y he tenido desde esperas de 6 horas para entrar a Argentina hasta menos de 1 hora en el mismo complejo. Y eso que he vuelto fines de semana de recambio de quincena”, destacó David (31), para quien depende mucho de cuán rigurosos estén los inspectores de la Aduana.

Los que entraron

En diciembre ingresaron a Mendoza por Horcones 132.880 personas. Si se consideran los 31 días del mes, el promedio es de 4.286 por día. La jornada en que más gente pasó por este complejo fue el domingo 11 con 9.829 pasajeros. El sábado 10 y el lunes 12, en tanto, completan el podio de los días con mayor tránsito en Horcones: 7.552 y 6.605 personas, respectivamente.

Una rápida lectura permite deducir que en la estadística tienen un fuerte protagonismo los argentinos que fueron a Chile a pasar el fin de semana largo del 8 al 11 de diciembre del año pasado.

También hubo un intenso flujo de pasajeros el jueves 8 (5.534 personas), lo que lleva a pensar que muchos chilenos que eligieron pasar el fin de semana de 4 días en suelo mendocino.

Otro período con mucho movimiento en el Corredor Bioceánico fue el de los días previos al Año Nuevo. Entre el 28 y el 30 de diciembre ingresaron 13.262 personas al país -en su mayoría chilenos que buscaron recibir el 2017 en nuestra provincia-. En contraste, el 24 y el 25 (Navidad) solo pasaron por Horcones 1.780 y 957 pasajeros, respectivamente.

En cuanto a enero, por el mismo complejo aduanero ingresaron 303.497 personas, lo que constituyó un récord. Es decir, el mayor flujo en el Paso Internacional se dio en enero y en Horcones.

Pero analizando con más detalles, vemos que los días con más movimiento en el primer mes de 2017 fueron los fines de semana de cambio de quincena: el 25% de los viajantes ingresaron a Mendoza en estas fechas (69.228), siendo el domingo 29 de enero el día con mayor circulación (14.793 personas). Otro domingo, el 15 de enero, registró 14.276 personas.

En tanto, los días con menor movimiento en la aduana argentina fueron los primeros del año, lo que deja en evidencia que muchos de aquellos que fueron a recibir el 2017 en la Costa del Pacífico -la mayoría cruzó el viernes 30 de diciembre- optaron por quedarse unos días más del otro lado de la cordillera. El domingo 1 de enero fue el día con menor tránsito viniendo desde Chile: sólo 2.607 personas.

Esto hace un promedio de 9.970 personas por día que ingresaron al país en enero.

Muchos de los viajantes que se inclinaron por Chile para vacacionar coinciden en que el momento más tedioso lo vivieron al regresar en Horcones. Es que allí la demora se genera por los controles del personal de Aduana ante el ya conocido boom de compras en el país vecino.

Los que salieron

Los Libertadores es la puerta de entrada a Chile para quienes viajan desde Mendoza por tierra. Tanto en diciembre como en enero se registró un movimiento que también fue récord para el Paso Cristo Redentor. Durante el último mes de 2016, en total 129.179 pasajeros pasaron a Chile: un promedio de 4.167 por día.

El mayor movimiento migratorio se concentró entre el lunes 26 y el sábado 31 de diciembre -después de Navidad y antes de Año Nuevo-.

Durante esos 6 días cruzó el 30% del total del mes: 42.535 personas. Y el día más congestionado fue el viernes 30: 9.333 pasajeros.

Otro pico de tránsito por Los Libertadores en diciembre se registró durante el fin de semana del Día de la Virgen. El jueves 8 fue el segundo día del mes con más personas hacia Chile (8.338).

Para Navidad y como es habitual, muy pocos eligieron cruzar la cordillera: sólo 1.711 personas pasaron el 24 de diciembre y 2.306 más el 25, que constituyeron los días con menos movimiento en la aduana chilena durante ese mes.

Al igual que ocurrió en Horcones, el mayor congestionamiento en Libertadores estuvo en enero. De las cifras de Migraciones se desprende que el lunes 2 de enero empezó a crecer la cantidad de gente buscando ingresar a Chile: fue la jornada con más gente en Libertadores (11.565 personas registradas), mientras que el 3 pasaron otras 10.131. En el otro extremo, el 1 de enero fue el día con menor movimiento: apenas 3.793 pasajeros.

Por último cabe anotar que -al igual que en Horcones- los recambios de quincena fueron las jornadas con mayor tránsito: solo durante el 15, 16 y 17 de enero cruzaron hacia Chile 30.635 personas.

Testimonios

“No puedo creer que el de Mendoza sea el paso a Chile más importante vía terrestre. Fui a pasar Año Nuevo a Chile, volví a Mendoza el lunes 2 de enero a la noche y tuve casi 6 horas de espera en la Aduana. Además las condiciones en las que uno tiene que esperar son inhumanas”. (Marcela, 46 años).

“Sé que hubo días en los que la espera fue una locura. Quizás tuve suerte o no sé, pero salimos de Viña el 31 de enero a la tarde, llegué la noche del 1 de febrero al paso y tuve una hora y media como mucho de espera”. (Francisco, 52).

“Todos los años prometen mejoras y que van a agilizar, se reúnen… pero sigue todo igual. Estoy considerando no volver a cruzar a Chile por tierra. Aprovecharé las ofertas de vuelos low cost o compraré los aéreos con tiempo. Pero no puedo seguir esperando 8 horas para cruzar”. (Javier, 62).

Fuente: Diario Los Andes
18/02/2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.